© AFP / Bill Swersey
Nueva York cuenta con suficiente superficie habitable para que sus numerosos vecinos que viven en la calle tengan un hogar, según los autores de un reciente estudio. ¿Entonces por qué razón este problema de la Gran Manzana no sólo no se resuelve, sino que se agrava?

La organización para personas sin hogar Picture The Homeless y el Colegio Hunter han realizado un estudio que abarca solo un tercio de la ciudad y revela la cantidad aproximada de edificios y espacios inmobiliarios en desuso.

"En Nueva York hay suficientes viviendas como para que cada vecino tenga un hogar decente", sostiene el especialista de Picture The Homeless, Owen Rogers.

El censo de finales de 2011 reveló que hay dos tipos principales de edificios y apartamentos deshabitados. Primero, las casas de barrios pobres abandonadas por sus dueños.

Pero además hay una gran cantidad de pisos vacíos en edificios de zonas prestigiosas donde la renta es alta. En muchos casos se trata de un tipo de "especulación, porque los propietarios no ponen a la venta o no alquilan estos espacios intencionadamente", según explica el profesor del Colegio Hunter y director del Centro Comunitario de Planificación y Desarrollo, Tom Angotti. "El truco es que la renta que pagan los habitantes del primer piso es suficiente para que el propietario del edificio no alquile otros apartamentos, esperando unas condiciones de mercado más favorables", precisó Angotti.

Así por ejemplo, en el Distrito 2 de Manhattan que incluye el lujoso barrio del Soho, los voluntarios del estudio localizaron 263 edificios vacíos que darían cabida a 8.109 personas en caso de estar habitados.

Está claro que no hay nada que obligue a los propietarios de edificios a convertir estos espacios en hogares para la gente que vive en la calle. Pero es más bien cuestión de al menos empezar a hablar sobre este problema, según considera el representante de Picture The Homeless, Sam Miller. En este sentido es importante una iniciativa social como la del movimiento Ocupa Wall Street, añade el especialista.

Debido a la crisis económica - entre otros factores- en 2011 el número de personas sin hogar en Nueva York superó los 41.000, de acuerdo con los datos de la organización Coalition For The Homeless.