La Ciencia del Espíritu
Mapa


Cassiopaea

Ponerología. La serie - Capítulo 6: Los buenos tiempos, los malos tiempos, los profetas y el ciclo histeroide

Desde siempre, los seres humanos o, al menos, los seres humanos normales, ansían vivir en tiempos felices, llenos de paz, y justicia. Desean poder disfrutar con tranquilidad del fruto de su trabajo y de las posibilidades que ofrece su mundo y su sociedad en particular.
"Desde el comienzo de la historia, el hombre ha soñado con una vida en la que los esfuerzos medidos de la mente y el cuerpo son recompensados, con un descanso bien merecido. Le gustaría conocer las leyes de la Naturaleza, a fin de poder dominarlas y sacar provecho de lo que tienen para ofrecerle." (Lobaczewski)
Es el bíblico:
"Creced y multiplicaos, y llenad la Tierra"
Los seres humanos también sienten la necesidad de dedicar un tiempo a cultivar su mente, su "espíritu", preparar y enseñar a las generaciones siguientes y dejar un poso para la posteridad.

No obstante, ese deseo de plenitud a veces se logra a costa de la desgracia de otros seres humanos.
Imagen
© Cement Eclipses
"El hombre consiguió subyugar el poder natural de los animales con el propósito de convertir sus sueños en realidad, y cuando eso no logró satisfacer sus necesidades, se volcó a su especie con el mismo fin, despojando a otros seres humanos de su humanidad, simplemente porque era más poderoso que ellos.

Por tanto, los sueños de una vida feliz y tranquila llevaron a ejercer sobre los demás, un poder que deprava la mente de quien domina. He aquí la razón por la cual la tan soñada felicidad no se ha vuelto realidad en el trascurso de la historia.

Esa visión "hedonística" de la felicidad contiene las semillas de la miseria y nutre el ciclo eterno dentro del cual los buenos tiempos dan lugar a los malos que, a su vez, causan el sufrimiento y el esfuerzo mental que conllevan a adquirir experiencia, sentido común, moderación y cierta cantidad de conocimiento psicológico, virtudes que ayudan a reconstruir condiciones de vida más felices" (Lobaczewski)
Es en este contexto que tenemos que interpretar las grandes tradiciones religiosas y filosóficas. A su manera, quizá imperfecta y limitada, contienen la sabiduría atesorada por nuestros antepasados sobre las causas del bien y el mal que nos afectan tan fuertemente y tan a menudo.

Comentario:

© Les Editions Pilule Rouge
Comparte esta información trascendental con tus conocidos:

Patocracia: Tiranía en manos de psicópatas
Psicopatía y poder

Ponerología 101: Trepando a la cima
Ponerología 101: Serpientes en traje

Reflexiones sobre Ponerología Política

Ponerología Política: Una ciencia de la naturaleza del mal ajustada a propósitos políticos (Parte 1)
Ponerología Política: Una ciencia de la naturaleza del mal ajustada a propósitos políticos (Parte 2)

Las asociaciones ponerogénicas y sus efectos en la sociedad

"La ponerología política" ya está finalmente disponible en español.

Como saben nuestros lectores, SOTT recomienda fervientemente su lectura. El estudio presentado en esta obra bien podría ser el MÁS importante que jamás haya leído. Pueden obtener su copia aquí




Sheeple

Un pastor muy ingenioso: Arcontes (parte 4)

04. Un pastor muy ingenioso - Arcontes
Sobre el Predador de la Especie Humana
y Otras Cuestiones Paranormales

(Volver a la tercera parte)

© thefreedomagenda.wordpress
Ya se me está haciendo hábito escribir acerca del Tema de Temas en viernes.

Hace poco un amigo me mostró el siguiente artículo.

Debo confesar que yo no tenía idea que el Gnosticismo tratara en términos tan explícitos el asunto del Predador.

Aunque no he tenido tiempo de verificar la validez de los argumentos y la seriedad del autor, a primera vista me parecieron genuinos, que la conexión era interesante y clarificaba algunos puntos, así que he decidido traducir para ustedes algunos fragmentos.

Confío en que los lectores lean con mente abierta y espíritu crítico.

Comentario: Como complemento a este artículo, y mientras esperan la próxima entrega, les invitamos a leer los siguiente artículos:


Sherlock

Radio SOTT [Español] La familia narcisista de Stephanie Donaldson y Robert Pressman (vídeo)

Acompáñenos a nuestra discusión acerca del libro "La familia narcisista" de Stephanie Donaldson y Robert Pressman. Aprenderá de forma sencilla a identificar las características de una familia narcisista y cómo protegerse de ella.
Imagen

Dentro del sistema de la familia narcisista, los hijos deben satisfacer las necesidades emocionales de los padres. En está dinámica desequilibrada con roles cambiados y que condena el desarrollo de una identidad propia, el hijo -sobreviviente- se siente defectuoso, equivocado o digno de cargar con culpas. Además de generar una falta de comprensión sobre su valor inherente como persona, se forma con problemas de confianza, y de una u otra forma tendrá dificultad en bajar las translúcidas barreras emocionales creadas tiempo atrás.

Este tipo de familias, pueden llegar a tener rasgos muy sutiles, aparentando ser una familia funcional y equilibrada en la superficie: se alimentaban los niños, tenían ropa, vacaciones y se gradúan de buenas escuelas. Pero por debajo de esa fachada se esconden grandes carencias que afectan el desarrollo psicológico y emocional del niño, y en su adultez presentará sesgos que no le permitirán alcanzar una vida plena y equilibrada.

Recuerde que puede participar en el chat en vivo desde YouTube, para compartir sus experiencias, comentarios y preguntas.

Audio:

Descargue el audio aquí.


Phoenix

Un Kosmos Simbólico: Introducción a la Astrología Arquetipal (I)

© Desconocido
"Hay más cosas en el cielo y en la tierra, Horacio, de las que han sido soñadas en tu filosofía".

Hamlet, William Shakespeare

I. Los fundamentos de la ciencia astrológica


Pocas disciplinas humanas son tan antiguas y tan mundialmente universales como la astrología (del griego "conocimiento de los astros"). Desde tiempos literalmente inmemoriales, el ser humano ha contemplado el cielo estrellado y ha encontrado en sus periódicas mutaciones relaciones con su propio devenir, ha hallado configuraciones regulares de significado o bien ha proyectado su psique inconsciente en el vasto manto estelar. Los registros prehistóricos de esta práctica, esparcidos por Oriente y Occidente, datan de al menos 15 mil años. En Egipto, Babilonia, Persia, y más tarde en Grecia, la observación de las relaciones entre los movimientos estelares y los asuntos humanos se desarrolló hasta convertirse en una ciencia y una tradición sumamente sofisticada y precisa. Los antiguos estudiosos del cielo fueron otorgando nombres a los planetas en función de la cualidad que percibían en sus ciclos en relación con la vida humana. Desde esta perspectiva, las culturas antiguas no basaban la disciplina astrológica en una mera creencia heredada sino en una praxis fundada en una metódica observación empírica a lo largo de siglos y en una interpretación de esas observaciones a partir de un esquema simbólico cuya matriz subyacente es análoga a las distintas culturas en donde este saber tuvo lugar.

Contrario a lo que normalmente se piensa, la concepción tradicional del sentido de la astrología no radicaba en la idea lineal-determinista de que los movimientos de los planetas y los astros generaran un efecto causal sobre la vida humana, sino más bien en una noción de correspondencia. La bóveda celeste era concebida como un espejo macrocósmico de las realidades microcósmicas de los hombres. Esta forma participativa de pensamiento sobre la relación entre el hombre y el universo fue sintetizada en el tan citado axioma atribuido a Hermes Trismegisto:
Lo que está arriba es como lo que está abajo,

y lo que está abajo es como lo que está arriba,

para que se cumpla el misterio de la Unidad.

(Tabula Smaragdina)

Comentario: Si le interesa conocer más acerca de la astrología y otros símbolos que existieron a lo largo de la historia humana, así como otras formas en las que la vida en la tierra está conectada con los fenómenos cósmicos recomendamos los libros La Historia Secreta del Mundo y cómo salir de él con vida, Cometas y los Cuernos de Moisés, y Cambios Planetarios y la Conexión Humano-Cósmica.

Recomendamos leer también:


2 + 2 = 4

La ardua tarea de educar a quien cree saber

© Desconocido
La educación es un proceso que no es sencillo... Mucho más aún si a quien queremos moldear tiene ciertas convicciones que lo hacen poco permeable: ¿cómo podemos abrir estas barreras de manera eficiente?

Educar es un arte que nunca terminamos de desarrollar: expande nuestras capacidades y es la forma más eficiente de aprender. Pero a veces ¡cuesta mucho!

El nivel de desafío con el que nos encontramos al educar está marcado en gran medida por el grado de conocimiento que poseen tanto el educador como el educando. Dicho de otra manera, la calidad de información que tienen los cerebros de quienes participan del acto educativo es la que determinará qué tan exitoso será el anclaje de un nuevo aprendizaje y qué tipo de impacto tendrá en nuestra vida y en la de los demás.

En el panorama ideal, y que probablemente muchos soñamos encontrarnos cuando comenzamos a educar, es el de un docente que quiere transmitir un conocimiento y un alumno que pretenda aprenderlo. Como ya habrán podido comprobar, éste no es exactamente el campo de acción más frecuente. No siempre el alumno busca sapiencia, ni tampoco el docente desea darla... A veces los contenidos que ofrecemos no coinciden con lo que buscan aprender, y así podríamos seguir enumerando variables durante un laaaargo rato. La realidad es que no siempre tenemos claro qué está pasando en este proceso interactivo. Entender las etapas por las que transita quien aprende puede aclarar el panorama.

Comentario: Para complementar este artículo, recomendamos leer la serie Gurdjieff y la Neurociencia.


People

Falsa Autoconfianza: la máscara del autoengaño

Falsa Autoconfianza: la diferencia entre autoestima y autoconfianza

En el artículo de hoy voy exponer el concepto de la falsa autoconfianza. Es habitual hablar de la importancia de la autoestima. Sentirse bien con uno mismo es fundamental para nosotros mismos y para relacionarnos con los demás. Sin embargo, los psicólogos y los coaches también hacen referencia a la autoconfianza (autoeficacia), conscientes de la relación que ésta tiene con la autoestima.

© Flickr
Para entender mejor la diferencia entre autoconfianza y autoestima, antes hablaré del autoconcepto o el conocimiento de uno mismo. El autoconocimiento es lo que la persona cree o piensa sobre sí misma. La mayoría de expertos interpretan el autoconcepto como un conjunto integrado de factores del yo, básicamente tres: cognitivos (pensamientos), afectivos (sentimientos) y conativos (comportamientos), que de identificarlos individualmente podrían clasificarse de la siguiente forma: el primer factor, autoconcepto propiamente dicho; el segundo factor como autoestima; y el tercero como autoeficacia o autoconfianza. Antes de hablar de la falsa autoconfianza, nos centraremos en la autoeficacia.

Comentario: Recomendamos leer también:

El curioso efecto Dunning-Kruger: cuanto menos sabemos, más creemos saber
Síntomas de una época: el Efecto Dunning y Kruger


Gear

Cómo funciona realmente nuestra mente: 10 estudios en Psicología contrarios a la intuición

Lo que siguen son 10 descubrimientos hechos en el campo de la psicología que probablemente te sorprendan ya que nos gusta pensar que somos diferentes a lo que ellos indican, si quieres saber de lo que hablo sigue leyendo.
Imagen
1. Disonancia cognitiva:

Este es quizás uno de los más raros e inquietantes descubrimientos psicológicos. La disonancia cognitiva es la idea de que encontramos difícil mantener dos creencias contradictorias, así que inconscientemente ajustamos una para hacerla encajar con la otra.

En el clásico estudio de Festinger y Carlsmith, los estudiantes encontraron que una tarea aburrida era más interesante si se les pagaba menos por realizarla. El pensamiento inconsciente era este: si no lo hice por dinero entonces debí haberlo hecho porque era interesante. Y mágicamente, una tarea aburrida se convertía en interesante porque de otra forma no puedo explicar mi comportamiento.

La razón por la que es inquietante es que nuestra mente probablemente realiza esta clase de racionalizaciones todo el tiempo sin nuestro conocimiento consciente. Entonces, ¿cómo sabemos lo que realmente pensamos?

2. Las alucinaciones son comunes

Las alucinaciones son como soñar despiertos y solemos pensar que son indicadores de una enfermedad mental grave. De hecho son más comunes entre la gente "normal" de lo que solemos imaginar. Un tercio de nosotros reporta haber experimentado alucinaciones, con un 20% experimentándolas una vez al mes y un 2% una vez a la semana (Ohayon, 2000).

Comentario: Al respecto, les recomendamos nuestro enfoque SOTT La necesidad de la desilusión.


Magic Wand

El país de las maravillas

Considero más valiente al que conquista sus deseos
que al que conquista a sus enemigos,
ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo.

Aristóteles


Imagen
Hace tiempo soñé con un país de las maravillas. Un lugar en el que no existía la mentira, la hipocresía, la traición, la envidia o la falta de escrúpulos. Un mundo en el que cada uno sabía que lo mejor para sí era también lo mejor para la comunidad y que con pequeñas acciones era muy fácil conseguir la felicidad para uno mismo y para los demás...

Entonces me desperté y no estaba mi país de las maravillas... como si de la Caja de Pandora se tratara, se abrió ante mis ojos el mundo en el que vivimos. Un mundo en el que convive la guerra junto a las más bellas obras de Arte y ambas son producto de la mano humana...

Un mundo en el que felicitamos al vecino por sus logros mientras nos reconcome por dentro sin ser conscientes de que ese sentimiento sólo nos hace daño a nosotros mismos, a nadie más. Un mundo plagado de imágenes de guerra y horror que nos reproducen cada día en los telediarios y que vemos mientras tomamos nuestro almuerzo tranquilamente...

Comentario: Puede repasar los siguientes textos que le aportarán desde diferentes vertientes, la información respecto a como sacar partido de las relaciones sociales y conseguir una vida más plena.

¿A qué llamamos respeto?

Las facetas de nuestro cerebro social

Las relaciones sociales benefician a las neuronas del cerebro

Dabrowski y la Teoría de desintegración positiva


Family

Perspectivas para los hijos de padres narcisistas y psicópatas

Queremos hoy dedicarnos a los hijos de narcisistas o psicópatas, victimas silenciosas de un abuso invisible pero debilitante. Hay varios escenarios posibles en una familia en la cual uno de los padres tiene estos desórdenes de personalidad. Sin embargo nos enfocaremos en dos de los más probables: el cónyuge sin el desorden se da cuenta del abuso, se separa y trata de que el padre/madre sin conciencia no afecte la salud emocional del niño; o el cónyuge sin el desorden no logra reconocer la situación patológica y tratan de adaptarse a los designios del psicópata o narcisista.

© Desconocido
Generalmente, en ambos casos los hijos que vivieron este tipo de abuso se convierten en niños y adultos profundamente empáticos al haber tratado durante años de descifrar a sus padres. Desde muy pequeños sienten que algo no está bien y tratan de "componer" la situación, de ser mejores hijos para agradarles, de andar de puntillas para no incomodar y obtener algo de atención. Se ven forzados a ser adultos antes de tiempo y a ser responsables en exceso (lo opuesto de los psicópatas y narcisistas que viven en una eterna edad emocional de cinco años creyendo que la realidad debe adaptarse a sus pulsiones y deseos inmediatos). Suelen, también, ser muy complacientes con los demás y les cuesta poner límites (características que otros "predadores" pueden reconocer y tratar de explotar). Su extrema sensibilidad también los puede llevar al abuso de sustancias y alcohol si no encuentran personas que los contengan y escuchen.

En algunas ocasiones, sobre todo en aquellas en las que el tema se negó y el padre complementario lo aceptó silenciosamente, estos niños al llegar a la edad adulta tienden a copiar y adoptar la dinámica de manipulación narcisista y la distancia emocional que existía en su familia. Una intervención temprana por parte de la familia, educadores y terapeutas puede corregir estos comportamientos patológicos (por supuesto si se es consciente del abuso imperante, de lo contrario la intervención será imposible).

Comentario: Recomendamos leer también: Un libro muy recomendado es The Narcissistic Family: Diagnosis and Treatment de Stephanie Donaldson-Pressman y Robert M. Pressman, en cual pueden encontrar una gran ayuda para aprender a reconocer emociones tanto del lado de los padres como del de los niños, y evitar que se perpetúe una cadena de sufrimiento generación tras generación.

Este libro aún no está disponible en español, pero recomendamos leer la traducción de varios de sus capítulos:


Bulb

¡No soporto nada! ¡Estoy "fundido"! - Sindrome de Burnout por estrés laboral

El cansancio emocional está acompañado por un deterioro tanto físico como psicológico; es importante detectar cuándo aparecen ciertos síntomas para no ser desbordados por el estrés y llegar al temido Burnout.

© Desconocido
Si hay algo innegable en los momentos donde la fuerza ya no es suficiente ―aunque se esté al máximo del esfuerzo― es la presencia de situaciones que advierten cada vez mayores exigencias y respuestas más efectivas para enfrentar y superar los aspectos más comunes.

Karl Jaspers es el creador del término situación límite o extrema al referirse a los momentos inexcusables, suficientes y capaces que sirven para marcar tanto la destrucción como la trascendencia de una persona. Son los verdaderos quiebres que ponen a prueba la capacidad de tolerancia y adaptación. El famoso "tocar fondo", donde hay que tomar decisiones rápidas para no prolongar el embate insostenible con igual posibilidad de rendición o victoria.

Es muy común confundir términos y achacarle a alguno lo que no corresponde. Aclaremos un poco: el cansancio es la insuficiente energía para realizar un trabajo y no por eso tiene que ser algo dramático. Por su parte, la apatía es un poco más complicada porque da a entender que el cuerpo no responde: no existen ganas de hacer las cosas, nada importa o nada preocupa. Finalmente, el agotamiento es el resultado de la repetición automática y rutinaria de una actividad con bajo nivel de creatividad, inestabilidad y pérdida de interés progresivo, sensación de agobio persistente y fuente de desequilibrios psico-físicos.

Comentario: El Dr. Gabor Maté habla sobre algo que está muy relacionado con esto. Él estudió exhaustivamente el efecto del estrés y las emociones en nuestra salud, y menciona especialmente a las personas que trabajan en áreas que implican el cuidado de otros como personas con cierta tendencia a enfermarse.

Ahora bien, no se trata de que esté mal cuidar de otros, sino que es importante tener en cuenta cómo lo hacemos y cuál es nuestra actitud con respecto al cuidado que damos. Esto no solo se aplica a quienes trabajan en estas profesiones, sino a todos, ya que, muchas veces, podemos negar nuestras propias necesidades por querer atender a los demás, o bien, complacer a los demás, y cuando hacemos esto constantemente, podemos dejar de ver las señales de que estamos cansados, estresados y que necesitamos darnos un poco de atención a nosotros mismos también. La clave es aprender a cuidar a los otros mientras también nos cuidamos a nosotros mismos.

Aprender a estar conscientes de nuestras propias necesidades y tenerlas en cuenta para que luego no sea nuestro cuerpo el que dice "no" por nosotros, en forma de enfermedades, estados de ánimo negativos, etc.

El programa de respiración y meditación Éiriú Eolas es efectivo para disminuir los niveles de estrés y ayudarnos a entrar en contacto con nosotros mismos en un estado de alerta relajada que nos permite responder a los requerimientos de la vida de manera más estratégica, conectada y productiva. Puede aprenderlo gratuitamente visitando el sitio web es.eiriu-eolas.org

Recomendamos leer también:

Nervio vago: ¿cómo estimular nuestra válvula de escape emocional?
El Nervio Vago: regeneración y sanación al alcance de la mano
Teoría Polivagal: la huella biológica de la compasión y la empatía

Y el Enfoque SOTT: Salud positiva en un mundo insano ¿es posible?