La Ciencia del Espíritu
Mapa


Music

Tocar un instrumento puede favorecer la memoria a largo plazo

Ya hemos hablado de los efectos en el cerebro de tocar un instrumento: envejece mejor al reducir los efectos del deterioro mental asociado al envejecimiento. Vayamos añadiendo beneficios a los indudables beneficios que los músicos reciben de su herramienta de trabajo o de evasión, por ejemplo, que podría mejorar nuestra memoria a largo plazo cuando se trata de percepciones visuales, no verbales.

tocando_violín_Pin_Lindsey
© Desconocido
El equipo de investigadores, de la Universidad de Texas, realizó electroencefalogramas a 14 músicos y a 15 no músicos con el objetivo de medir la actividad eléctrica de las neuronas y señalar las diferencias potenciales en el procesamiento de respuestas en los lóbulos frontal y parietal. Los resultados que han extraído son preliminares, pero muestran que, en efecto, tocar un instrumento podría aportar beneficios notables en la memoria a largo plazo.

El punto de partida del trabajo ha sido el conocimiento previo de que aquellas personas capacitadas musicalmente procesan materiales lingüísticos en una fracción de segundo más rápidamente que las que no tienen formación musical. Investigaciones anteriores de los mismos investigadores también habían constatado ciertas ventajas de tocar un instrumento en la memoria de trabajo. En base a estos indicios, los científicos quisieron ir más allá y estudiar las posibles diferencias entre las tareas visuales y verbales del cerebro, y si ciertas ventajas de tocar un instrumento podrían extenderse a la memoria a largo plazo.
Family

La aprensión empática motiva a actuar altruísticamente

Una pregunta que ha preocupado a filósofos y biólogos evolutivos, dicen FeldmanHall y colaboradores, es: ¿por qué ayudamos a extraños incluso a costa de nuestro propio bienestar?

empatía
© Desconocido
Diversas teorías de la empatía han postulado diferentes mecanismos o estados psicológicos vinculados a la ayuda altruística, es decir, qué proceso empático motiva a ayudar a otra persona.

Por un lado, una teoría de la empatia (Cialdini et al. 1997). considera que no es estrictamente una empatía o estado psicológico orientado hacia otra persona -sentimientos que producen dinámicas emocionales similares a la situación de otra persona- la que motiva a comportarse prosocialmente; sino una tendencia a evitar el malestar, el estrés, en uno mismo por el sufrimiento ajeno.

Pero por otro lado, otras teorías de la empatía (Batson et al. 1983) si que sitúan a la aprensión empática como el estado psicológico que motiva a ayudar a otra persona, es decir, un estado de sentir lo que otros sienten que nos concierne, nos afecta, y nos impele a actuar.

Las actuales definiciones de la empatia son confusas y no ayudan a aclarar el debate. La empatía es un estado multicomponencial con procesos cognitivos y afectivos distintos, aunque relacionados, que dan lugar a patrones emocionales y de comportamiento de igual modo diferentes.

El estrés o malestar personal causado por el sufrimiento de otra persona se sabe causa la evitación del malestar y por tanto la huida o escape como patrón de comportamiento. Mientras que la aprensión empática genera sentimientos prosociales de ayuda hacia otro.

Comentario: Vea también:

Heart - Black

Abuso infantil: secuelas físicas y psicológicas

Una serie de recientes investigaciones revelan que las alteraciones neurobiológicas como consecuencia de abusos infantiles, no solo aumentan la posibilidad de padecer trastornos mentales en la adultez sino que también aumentan las posibilidades de padecer trastornos orgánicos futuros, así como alteraciones conductuales.

abuso_infantil
© Zuhar Al-Traifi

Los abusos y abandonos infantiles son posibles acontecimientos traumáticos para cualquier niño, y son mucho más frecuentes de lo que se piensa. Según el centro de Salud Mental Infantil del Colegio Universitario de Londres[1], cada año entre el 4 y el 16 por ciento de los niños de los países occidentales industrializados sufren malos tratos corporales y 1 de cada 10 sufre abandono o sobrecargas psíquicas extremas.

En lo que respecta a losabusos sexuales, entre el 5 y el 10 por ciento de las niñas y el5 por ciento de los niños, lo han sufrido alguna vez a lo largo de su infancia.

Experiencias adversas durante la infancia

He divido el siguiente estudio en distintas fases, ya que a pesar de que el mismo empezase durante periodo 1995-1997, los análisis de los datos se han prolongado durante varios años, obteniendo una gran cantidad de resultados.

Comentario: El estrés y el abuso emocional o físico realmente son precursores de muchas enfermedades físicas y problemas psico-sociales, más aún si se dan durante un período prolongado y/o durante la infancia, cuando somos más vulnerables. Esto lo ha estudiado mucho Dr. Gabor Maté en El precio del estrés:
En este ilustrativo y revolucionario libro -repleto de conmovedoras historias de personas reales- el doctor y autor de bestsellers, Gabor Maté, nos demuestra de qué manera el estrés y nuestras emociones pueden ser la causa de una enfermedad crónica. La medicina occidental cuenta con espectaculares logros en lo que a enfermedades graves se refiere, como fracturas óseas o infecciones mortales. No se ha alcanzado este éxito en patologías que no responden a la rápida intervención del escalpelo, el antibiótico o el fármaco milagroso. En Cuando el cuerpo dice no, el doctor Maté resume las últimas conclusiones científicas del papel que juega el estrés y el carácter emocional de cada uno en el inicio del cáncer y otras enfermedades crónicas. Afirma que el conocimiento del modo de actuación de esta relación causal es esencial para la curación. Basándose en estudios sobre emotivos e ilustrativos casos y en ejemplos recogidos durante sus dos décadas como médico de familia y especialista en cuidados paliativos, nos ofrece nuevas e interesantes percepciones sobre la enfermedad como vía por la que, a menudo, el cuerpo dice 'no' a lo que la mente no puede o no reconocerá.
Por esta razón, es tan importante poder liberar los traumas del pasado de una manera segura y aprender a lidiar con el estrés diario al cual nos vemos enfrentados hoy en día. Desde SOTT, recomendamos nuestro programa de respiración y rejuvenecimiento, Éiriú Eolas, el cual ha mostrado ser eficiente para aliviar los problemas generados por estas situaciones adversas, tanto físicos como psicológicos, así como para ayudar a estar más relajados y despiertos a la vez. Para más información sobre el programa vea: Éiriú Eolas: Expansión del conocimiento y Masiva Crisis Nerviosa: Millones de personas al límite mientras la pandemia de estrés causa estragos en la sociedad

Vea también:

Bulb

El sueño es un estado de inconsciencia sincronizado

Un estudio ha puesto de manifiesto los cambios, locales y globales que suceden en el cerebro cuando una persona cae dormida. Los resultados se publican en la revista Cerebral Cortex, revelan cambios en la conectividad funcional en estado de reposo cerebral, entre el momento de despertar y el sueño de onda lenta.

conectoma_anatómico_humano_Hangman
© UPF
Representación esquemática del conectoma anatómico humano de Hangman (2007).
En un cerebro sano, el cambio más aparente en el comportamiento y en la conciencia se da cuando nos dormimos, en el momento que se pasa del estado de vigilia, despiertos y conscientes de lo que nos rodea, al de sueño.

Un estudio publicado en la versión impresa de Cerebral Cortex, liderado por Gustavo Deco, profesor de investigación ICREA del departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) y director del Center for Brain and Cognition de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), ha puesto de manifiesto los cambios, locales y globales que suceden en el cerebro cuando una persona cae dormida.
Sheeple

¿Por qué la gente no cambia de opinión?

Participo de varios foros de psicología. Encuentro una y otra vez los mismos argumentos frente a los mismos planteos. Encuentro mucha gente proponiendo buenos argumentos y citando evidencia sólida y aún así, las creencias siguen intactas. Encuentro que aún siendo refutada la información sobre la que se basa una creencia, la creencia permanece.

Encuentro, quizá sea lo más difícil de entender, que las creencias - en algunos contextos llamadas "teorías"-se basan en muy poca información, débil e insuficientemente demostrada, escasa para las conclusiones generales que genera. Fugazmente recuerdo que alguien dijo una vez que incluso si el cuerpo de Cristo fuera encontrado, los fieles permanecerían fieles.

Intentando encontrar respuestas para este fenómeno - dejando de lado las emociones que genera- y considerando que si alguien se aferra con todas sus fuerzas a algo que ya ha sido desacreditado es porque ese aferrarse cumple una función muy importante en su vida, me encontré con una serie de investigaciones llevadas a cabo por un grupo de personas que se preguntaron lo mismo que yo bastante antes y de mejor manera. Espero no aburrirlos demasiado con los datos que siguen a continuación, pero si se encuentran igual que yo, tratando de entender qué sostiene este fenómeno, seguramente les van a interesar.

Participemos o no de foros de discusión, todos alguna vez intentamos cambiar la opinión de un amigo sobre algún tema puntual y nos encontramos frustrados al fallar en esa misión. Ofrecemos evidencia sólida y buenos argumentos que no producen ningún cambio en las creencias del otro. De hecho, sospechamos que nosotros mismos podemos cometer intransigencias similares cuando nuestras propias creencias son atacadas.

De estas observaciones de la vida cotidiana, hay dos preguntas obvias que surgen: ¿Somos propensos a persistir en nuestras creencias acerca del mundo hasta el punto en que son indefendibles? Y si es así ¿Por qué?
Eye 2

La imposición de la realidad psicopática - Esta es nuestra mente en un mundo de mentiras

De acuerdo con un estudio de la Universidad de California-Berkeley, las personas pueden detectar mentiras de manera más eficiente a través de métodos indirectos que acceden a la mente inconsciente. Además, el estudio sugiere que nuestra mente consciente es la que nos hace caer en la trampa debido a nuestros sesgos, creencias y prejuicios.
Antiguamente, se pensaba que los juicios de veracidad humanos eran igual de precisos que el azar, sin embargo, una investigación anterior demostró que algunos primates son capaces de identificar comportamientos deshonestos con exactitud (Menzel, 1974; Wheeler, 2010). Las últimas investigaciones de neurociencia y primatología en relación con la teoría evolutiva, sugieren que partes más profundas y con acceso menos conscientes de la mente, pueden discriminar las mentiras de la verdad de manera precisa. Sin embargo, el problema de esta herramienta evolutiva para el humano, es que la mente consciente se confunde con nociones equivocadas comunes, y nos hace errar.

Los investigadores realizaron experimentos con 72 participantes, donde se puso a prueba la competencia existente entre su mente consciente y subconsciente, para encontrar quien podía identificar la mentira de mejor manera. Ellos miraron videos cortos donde se interrogaba a 12 personas acusadas de robar 100 dólares del cuarto de pruebas. La mitad de los "presuntos culpables" tomaron el dinero, mientras que la otra mitad no lo hizo y fuero acusados injustamente.

Durante la prueba se les hicieron preguntas neutrales y directas a los participantes. Al finalizar la prueba los estudiantes expresaron su opinión sobre quién estaba mintiendo o diciendo la verdad, con tan solo un 44 por ciento de aciertos. Después de esto, completaron una versión del Test de Asociaciones Implícitas diseñada para medir las asociaciones subconscientes que realizamos entre personas, objetos, e ideas.

"Estábamos interesados en saber si al observar a alguien decir una mentira, activaría conceptos mentales asociados con el engaño, fuera de la mente consciente." Se encontró que en un juego de palabras, los participantes fueron más rápidos en categorizar de manera precisa términos como "deshonesto" y "fraudulento", cuando la foto y el nombre de uno de los ladrones estaba visible en la pantalla.
Igloo

'Hombre de Hielo' demuestra el poder de la mente

Los cambios que siente dentro del agua le permiten tomar control sobre sus procesos fisiológicos.
© EnhamHof/IcemanWimHof.com
Wim Hof, mejor conocido como el "Hombre de Hielo"
Wim Hof nació en un mundo frígido. El parto fue traumático, tuvo que forcejearse para salir del vientre que compartía con su gemelo. Casi se ahoga. Su madre, una mujer piadosa, le prometió a Dios que si lo salvaba, ella lo criaría para ser misionero.

En su adolescencia, Hof revivió ese trauma, pero transformó ese frio y esa falta de aire para bien, lo cual lo llevó a cumplir la promesa de su madre en una manera que ni ella se hubiera imaginado.

En su búsqueda por algo más, leía textos budistas, hacia yoga y practicaba varias técnicas de artes marciales y de meditación. Pasaba su tiempo con la naturaleza, encontrando grandes inspiraciones. Un día, al edad de 17, se resbaló por una cuenca cubierta por una delgada capa de hielo.

"Boom, ¡se sintió tan bien!" dijo Hof con su entusiasmo característico. "El frio te hace ir hacia dentro". Según él, el frio lo conectó con su trauma de nacimiento y lo ayudó a resolverlo. Sintió su sangre correr de una manera extraña y hasta su respiración cambió. Ahí comprendió que al respirar de cierta manera le permitiría sentirse tranquilo dentro del agua helada.

Los cambios que sintió dentro del agua le permitieron tomar control sobre sus procesos fisiológicos automáticos.

"Eso se llama una revelación fisiológica. Es una revelación mística", dijo. Su mensaje capta la dualidad de la naturaleza- la cual es espiritual y científicamente veraz.

Comentario: Este estilo de vida podría bien salvarle la vida:

Bulb

La lengua que se aprende al nacer nunca se olvida

El cerebro reacciona a un idioma que la persona no habla desde los tres años igual que si lo siguiera hablando .
© Jen Kai-Chen. / Universidad McGill.
Patrones de activación cerebrales para los tres grupos de participantes: las monolingües (izquierda), las monolingües con exposición temprana al chino (centro), y las bilingües franco-chino (derecha) en el momento de la reproducción de los tonos chinos.
Un estudio con niñas chinas adoptadas por familias francesas revela que el cerebro de una persona reacciona igual ante un idioma que aprendió en los tres primeros años de vida y que no habla desde entonces, que si lo sigue hablando. Los investigadores aplicaron resonancias magnéticas a chicas de entre 9 y 17 años mientras escuchaban grabaciones de sonidos característicos del chino.

Durante la exposición temprana a un idioma, el cerebro forma representaciones de los estímulos sonoros que componen el lenguaje, pero hasta ahora no se sabía si el cerebro las mantenía o las degradaba con la ausencia de la exposición continua a la lengua.

Comentario: Artículos relacionados:

Boat

La soledad produce cambios en el cerebro

Ya hemos comentado otros aspectos de la soledad en anteriores artículos, por ejemplo cómo afectan las redes sociales, cómo combatirla mediante meditación, cómo se asocia a un mayor riesgo de muerte o cómo sacarle beneficio. La soledad aumenta el riesgo de presión sanguínea alta, de peor calidad del sueño, de depresión, provoca un declive inmunológico y cognitivo y se asocia con una muerte más prematura. Hoy vamos a hablar de un estudio que explica los cambios funcionales y estructurales que produce la soledad en el cerebro.

Soledad
© Flickr
Los efectos de la soledad:

La soledad puede ser una enfermedad por sí misma, puede alterar la percepción, los pensamientos, la estructura y la química de nuestros cerebros. Stephanie Cacioppo, John Capitanio y John Cacioppo publicaron su artículo "Toward a neurology of loneliness" en la revista "Psychological Bulletin". Basándose en investigación neurocientífica y psicológica, conjuntamente con estudios sobre animales que demuestran que la soledad es la causa (la enfermedad en sí) que causa varios síntomas o efectos en el humano, viéndola de esta forma como un origen y no como una consecuencia publicaron los resultados de su búsqueda.
Question

¿Cambia la psicoterapia el cerebro?

Los investigadores buscan los efectos neurológicos de los tratamientos cognitivos de la depresión.


La depresión se estudia con técnicas de neuroimagen. Klaus Ebmeier / Universidad de Oxford
"Estoy deprimida [o deprimido]" se ha convertido en una frase común, pero la depresión es mucho más que un malestar pasajero, que es lo que suele reflejar afortunadamente esta afirmación. En los casos de depresión diagnosticada, de los 350 millones que estima la Organización Mundial de la Salud (OMS) que se producen anualmente, el primer arma suelen ser los fármacos, que, aunque eficaces en muchos casos, no lo son en muchos otros. Entonces suele entrar la psicoterapia, que en los últimos años se viene reconociendo como un tratamiento eficaz cuando falla el farmacológico e incluso como arma de primera línea. Ahora, los científicos se plantean traducir este entrenamiento mental a sus efectos físicos, como medio, entre otras cosas, de seleccionar a los pacientes que se beneficiarían de ella, ya que no resulta eficaz en todos los casos.

La terapia más utilizada en la llamada cognitivo conductual (TCC), que recoge aportaciones de distintas corrientes psicológicas. Algunos grandes estudios concluyen entre el 42% y el 66% de los pacientes dejan de estar deprimidos (en términos clínicos) cuando la finalizan, recuerda la revista Nature, que ha publicado un número especial sobre la depresión. Por otro lado, según el estudio clínico más citado, uno de los fármacos antidepresivos más comunes fue efectivo en menos de la mitad de los participantes y los síntomas desaparecieron totalmente solo en un 28% de los tratados. Además, el riesgo de recaída es menor con la psicoterapia que con la medicación.
Top