© Desconocido
Según el director del Observatorio Sismológico Solar, el Ing. Pedro Gaete Valenzuela, un megaterremoto seguido de tsunami estaría por producirse en las costas chilenas. Las arriesgadas declaraciones del ingeniero se debaten en Twitter y Facebook. Gaete afirma que el sismo se percibirá entre las 05.20 horas y las 07.20, por lo que llama a estar alerta. Chile mira con admiración la reacción mexicana ante el sismo que días atrás sacudió el DF y la zona sur del país.

Según el ingeniero civil, director del Observatorio Sismológico Solar, Pedro Gaete Valenzuela, reveló en declaraciones con medios de televisión, que un megaterremoto y maremoto estaría a punto de golpear en alguno de los países del cinturón de fuego.

La palabra del ingeniero generó controversia en Twitter y Facebook. Las declaraciones de Gaete, publicadas por La Estrella de Valparaíso, señalan que de aquí al sábado se producirá un megaterremoto de 9,2° en las costas chilenas.

Gaete explicó que envió el informe a las autoridades y oficinas de Emergencia de Chile con el objeto de que se tomen las medidas de precaución en la zonas que más probabilidad de ocurrencia tiene el país.

Advierte que por estos días estamos al borde de un ciclo de 377 días, luego de los cuales, por causa de una onda longitudinal, se produciría un terremoto de gran magnitud como los ocurridos el 27 de febrero de 2010, de grado 8,8 y el del 11 de marzo de 2011, de grado 9.

Gaete afirma que el sismo se percibirá entre las 05.20 horas y las 07.20, por lo que llama a estar alerta. "Ojalá despertarse a esa hora y estar preparados, saber dónde están las linternas o las velas", señaló Gaete en una entrevista otorgada al programa "Así Somos" de La Red.

La teoría de Gaete se basa en la oscilación del sol que se repitió este año y que habría sido la misma que se presentó para los terremotos del 27 de febrero del 2010 en Chile y para el del 11 de marzo en Japón.

"Nos llegó una información donde había un fenómeno que se estaba generando en un satélite, el cual se asoció a una situación puntual por el terremoto que ocurrió en Chile. la rareza del terremoto que nosotros tuvimos es que se situó justo a las 03.40 horas de esta oscilación que estaba en el sol. Esta oscilación está medida por el satélite en el 2011 y casualmente, ocurrió el terremoto de Japón. Ahora en el 2012 volvió a aparecer", explicó el ingeniero de la Universidad de Chile.

Explica que el método es científico, pero que todavía tiende a no ser aceptado en occidente. Sin embargo, indica que sí es aceptado en oriente, señalándolos como más avanzados tradicionalmente en cuanto al estudio de terremotos.

Según el ingeniero de la Universidad de Chile, la onda sísmica anunciada entre el 20 y 24 de marzo, afectaría a cualquier punto del Anillo de Fuego del Pacífico en "una probabilidad de un 100%". Es decir, Chile es uno de los posibles países afectados.

"No puedo dar un porcentaje pues esto ocurrirá en un 100%. En algún lugar del Océano Pacífico (...) en los próximos días", donde Chile abarca más o menos el 47% de la energías liberadas.

En un video se muestran las zonas más críticas que abarcan a Valparaíso, Viña del Mar, Concepción, Talcahuano, pero también están el extremo norte de Chile y extremo Sur.

El aviso del sismólogo apunta a que en zonas que tradicionalmente fueron arrasadas por terremotos y maremotos en años anteriores, ahora hay numerosas construcciones y las autoridades deberían instruir a la población sobre cuáles son sus vías de escape ante maremotos, para que no se repita lo sucedido en 2010.

Según Gaete, a pesar de que su alerta estaría avalada por un estudio, ninguna de las autoridades se ha comunicado con él para pedir más datos.

Los anuncios del ingeniero fueron dados antes del terremoto de 7,8 grados en México y sobre los 6 grados en Papúa el 20 de marzo, pero él estima que el que viene sería superior.

Estos no son los primeros anuncios de terremotos en Chile. El movimiento teúrico que incluyó un maremoto ocurrido en 1906, fue anunciado con semanas de anticipación por sismólogos de la armada chilena, publicándolo en un informe oficial.

Elogios a México

México dio 'una lección' en materia de cultura sísmica tras el temblor de 7.4 grados Richter ocurrido el martes pasado, aseveró el embajador de Chile en ese país, Roberto Ampuero, en una columna que publica hoy el diario El Mercurio.

El diplomático señaló que "México ha dado una lección de cómo un país con cultura sísmica enfrenta emergencias como éstas. Me impresionan la madurez, calma y orden con que la ciudadanía reaccionó ante el sismo".

En jardines de niños y escuelas 'quedó en evidencia la utilidad de los simulacros de emergencia para estos casos', consignó el embajador chileno, quien dijo que tras el sismo "la vida recobró su ritmo normal", incluyendo su agenda de trabajo en el Senado mexicano.

Ampuero entregó detalles de la forma en que vivió el fuerte movimiento sísmico en la residencia de la embajada chilena en Ciudad de México, sin olvidar que el terremoto que afectó a ese país en 1985 dejó al menos seis mil víctimas fatales.

Indicó que 'de pronto se abren las puertas de cuartos y muebles, y comienzan a agitarse las cortinas. Es como si un ventarrón cruzase la residencia de nuestra embajada en Ciudad de México, agitándolo todo. Me siento mareado, no puedo sostenerme en pie'.

"Lo atribuyo a que acabo de llegar extenuado del aeropuerto, tras asistir en Chile al funeral de mi querido padre. Pero no se trata de una corriente de aire ni de un mareo, sino de un sismo que está azotando al centro de México", apuntó Ampuero.

Precisó que 'nuestras oficinas están en el piso 18 de un moderno edificio, que bailó bien con el temblor, sembrando desde luego inquietud entre sus moradores. Un funcionario de la agregaduría agrícola quedó atrapado en el ascensor durante el sismo'.

Acotó que se trató de un movimiento "vasto, circular y silencioso, sin ruido subterráneo", y calculó en unos cinco mil 400 los chilenos que residen en las regiones que se vieron sacudidas el pasado martes por el fuerte sismo.

Ampuero aseveró que 'desde Chile no cesan las consultas de los medios. Siento inquietud en ellos y la opinión pública. Es como si el sismo hubiese tenido lugar en Chile', lo cual atribuye a la 'empatía natural' entre mexicanos y chilenos.