© AFP
El primer ministro David Cameron haciendo honor de sus "manos limpias", pero ocultando otras partes no tan higiénicas...
El tesorero del Partido Conservador está envuelto en una polémica luego de conocerse que pedía casi 400 mil dólares en forma de donaciones a quienes quisiesen cenar con el primer ministro británico.

El primer ministro británico David Cameron, implicado en una polémica sobre la financiación de su partido, reconoció que cenó en cuatro ocasiones en Downing Street con donantes "importantes", de los que el Partido Conservador publicó los nombres.

El tesorero del Partido Conservador, Peter Cruddas, había dimitido tras difundirse un video filmado con cámara oculta en el que propone, a cambio de donaciones, cenas privadas con Cameron y sus ministros para tener un contacto privilegiado e influir su política.

"En los dos años que soy primer ministro, hubo tres ocasiones en que unos donantes importantes vinieron a cenar a mi apartamento. Además de eso se organizó una cena justo después de las elecciones generales (de mayo de 2010) en Downing Street, en la que participaron donantes", declaró Cameron. Poco después, su partido publicó los nombres de unos treinta donantes recibidos entre julio de 2010 y febrero de 2012.

"Ninguna de esas cenas estaba destinada a captar fondos, y ninguna de esas cenas fue pagada por los contribuyentes", afirmó.

En el video hecho por periodistas del Sunday Times, Cruddas aparecía proponiendo donaciones de 250.000 libras (396.000 dólares) para tener acceso a Cameron, su ministro de Finanzas George Osborne y otros ministros conservadores.

Cameron reiteró que las declaraciones de Cruddas eran "absolutamente inaceptables y falsas", y recordó que ha ordenado una investigación en el seno de su partido.

Cameron se comprometió también a que el partido conservador publique cada trimestre la lista de donantes que participan en comidas en una de sus residencias oficiales.

La oposición laborista pidió una investigación independiente para esclarecer el asunto.