Una comisión especial del Parlamento Europeo visitará Lituania a finales de abril para investigar la existencia en el territorio de este país báltico de unas cárceles secretas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).
© AFP/ Mandel Ngan
Los miembros de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (LIBE) del Parlamento Europeo informaron de que del 25 al 27 de abril tienen previsto encontrarse con la presidenta del país, Dalia Grybauskaite, y también con el canciller lituano, el ministro del Interior y otros altos funcionarios del Gobierno y del Seim (el Parlamento) de Lituania. La lista de la LIBE incluye altos ex funcionarios de la Fiscalía y de la Inteligencia lituana.

Los investigadores de la alta comisión intentarán dilucidar si los líderes lituanos le permitieron a la CIA, de manera ilegal, establecer ese tipo de prisiones y si se cometieron torturas. Los eurodiputados plantean visitar también algunos lugares del país donde posiblemente pudieran ubicarse las prisiones secretas estadounidenses.

Traslados ilegales, desapariciones y torturas de detenidos

La LIBE está elaborando un informe sobre traslados ilegales, desapariciones y torturas de detenidos en Europa, como continuación de la investigación del Parlamento Europeo de 2007. La Comisión del Europarlamento ha denunciado que muchos estados de la Unión Europea ponen trabas a las investigaciones que se llevan a cabo sobre el tema.

La información sobre la existencia en Lituania de cárceles secretas de la CIA fue divulgada por una cadena de televisión estadounidense. Un ex oficial de la CIA ha informado acerca de la existencia de prisiones ilegales en el territorio de este país báltico donde se derivaban presos sospechosos de terrorismo y radicalismo islámico.

El ex funcionario de la CIA dijo que las prisiones funcionaron hasta 2005 y que los presos fueron objeto de duros tormentos durante los interrogatorios. Sin embargo, ex mandatarios y funcionarios de los servicios secretos lituanos negaron la existencia de cárceles secretas de la CIA en su territorio.

Prisiones secretas en el centro de Europa

En diciembre de 2009 una comisión del Seim concluyó que la CIA estableció dos cárceles secretas en este país europeo, una en la capital lituana, Vilnius, y otra en sus alrededores, después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en EE. UU.

Según conclusiones de la comisión parlamentaria, se debía investigar a funcionarios del Departamento de Seguridad del Estado por "abuso de poder" conforme al derecho lituano. El mismo 2009 la Fiscalía lituana abrió una investigación sobre este caso, pero el 14 de enero de 2011 la Fiscalía lo cerró por la "expiración del plazo de prescripción".

Aun así, después del último informe de la LIBE, el Gobierno lituano ha reconocido que albergó prisiones secretas de la CIA.

Red paneuropea de cárceles secretas estadounidenses

Las dos cárceles en territorio lituano eran parte de una red de lugares secretos que la CIA operaba y controlaba en Polonia y Rumanía durante el Gobierno de George W. Bush hasta 2006.

Según la información publicada a finales de marzo pasado, un ex jefe de los servicios de Inteligencia polacos, Zbigniew Siemiatkowski, ha sido acusado formalmente en relación con los detenidos de la CIA recluidos en Polonia.

Además, se ha identificado un edificio en Bucarest, la capital de Rumanía, como presunto centro de detención de la CIA, y una investigación polaca sobre centros secretos se ha tambaleado en reiteradas ocasiones.

En septiembre pasado, el comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Thomas Hammarberg, exigió a Lituania, Polonia y Rumanía que dieran explicaciones sobre la existencia de sitios clandestinos de la CIA en su territorio.