El periódico español El País, destacó que el sheriff de Maricopa, Arizona, Joe Arpaio, es más que el título que ostenta un agitador de linchadores y debe ser destituido.
Joe Arpaio
© Desconocido
El sheriff de Maricopa, Arizona, Joe Arpaio, ha sido acusado varias veces de violación de los derechos de inmigrantes por detenciones sin causa, de perseguir a hispanos y latinos solo por su idioma o su color y de imponer crueldades a sus detenidos.
Arpaio es un fundamentalista de manual, que odia a los inmigrantes, pero él mismo es hijo de napolitanos: "el furor del converso".

Señaló que ya exhibió rasgos de psicopatía, como mantener a mil 400 detenidos bajo una carpa en pleno desierto, a 62 grados de temperatura, que él mismo controla con un termómetro.

El País refirió que en España se ve a los sheriffs con los rostros de John Wayne, James Stewart o Kirk Douglas, "una idealización, claro, porque los de verdad suelen ser funcionarios que se limitan a mantener el orden en los condados".

Recordó que Arpaio ha sido acusado varias veces de violación de los derechos de inmigrantes por detenciones sin causa, de perseguir a hispanos y latinos solo por su idioma o su color y de imponer crueldades a sus detenidos.

"Es tal el hartazgo del gobierno con este sheriff, la cara más visible y violenta del racismo en Arizona, que el Departamento de Justicia está terminando los trámites para sentarlo en el banquillo por violación reiterada de los derechos de los detenidos", concluyó.