Traducido al castellano por Ignacia para yonoquierotransgenicos.cl

© Desconocido
Monsanto, la masiva corporación biotecnológica que está siendo culpada de contribuir al declive en la población de abejas, ha comprado una de las organizaciones líderes en investigación de colapso del insecto. Recientemente vetado en Polonia por la principal razón que el maíz genéticamente modificado de la corporación puede estar devastando a la población de abejas, es evidente que Monsanto está bajo seria amenaza por su rol en el decrecimiento de este vital insecto. Es, por lo tanto, evidente también el por qué Monsanto compró una de las corporaciones de investigación de abejas más grandes del planeta.

Puede ser encontrado en reportes públicos de corporaciones o en los medios que Monsanto compró la corporación Beeologics en septiembre del 2011. Durante este tiempo, la correlación entre las cosechas GM de Monsanto y el declive de las abejas no ha sido explorada en el establishment, y de hecho casi ni fue tocada hasta que oficiales polacos pusieron en la palestra el serio cuestionamiento, lo que llevó a la monumental prohibición. El que sea dueño de una organización mayor que se concentra en el colapso de las abejas y es reconocida por la USDA por su misión establecida: "restaurar la salud de las abejas y proteger el futuro de la polinización de los insectos" podría ser muy ventajoso para Monsanto.

De hecho, la información de la corporación Beeologics indica que la meta principal es estudiar cada desorden de colapso que se crea es resultado- al menos en parte- de las creaciones de Monsanto. Su sitio web declara:

Mientras que su objetivo principal es controlar las crisis del Desorden de Colapso de Colonias (Colony Collapse Disorder, CCD) y la infección por el Virus Israeli de Parálisis Aguda (Israeli Acute Paralysis Virus IAPV), la misión de Beeologics es convertirse en el guardián de la salud apícola alrededor del mundo.

Lo que es más, Beelogics es reconocida por la USDA, la USDA-ARS, los medios, y "entomólogos líderes" del mundo entero. La USDA, por supuesto, tiene una cercana relación con Monsanto. La agencia gubernamental ha ido muy lejos para asegurar que las ganancias de Monsanto sigan al alza, yendo incluso a entregar a la compañía aprobación acelerada de sus nuevas semillas GE. Resulta que Monsanto consideraba que las aprobaciones para sus cosechas se estaban demorando más de la cuenta, las cuales han estado asociadas a daño severo de órganos y otros serios cuestionamientos a la salud.

Steve Censky, CEO de la American Soybean Association, lo declara en términos simples. Fue una movida para ayudar a Monsanto y a otros gigantes biotecnológicos a aplastar a la competencia y ganar dinero. Después de todo, ¿a quién le importa la salud pública?

"Es una preocupación desde el punto de vista de la competencia," dijo Censky en una entrevista telefónica.

Parece ser que cuando Monsanto no puede responder por su devastación ambiental, compran una compañía que potencialmente puede hacer que "expertos" nieguen cualquier vínculo entre sus cosechas y el decilve de las abejas
.