© Sott.net
Este artículo es extenso, así que vaya por una taza de té o café y siéntense tranquilamente. Aquellos a los que les gusta la información en pequeños pedazos, este artículo no es para ustedes.

He estado leyendo mucho últimamente. Quiero decir MUCHO. Entonces, ¿Qué hay de nuevo? El rango de temas que he cubierto es variado; tiendo a seguir mi 'olfato'. A menudo leo un libro que sugiere otro libro, y así sigo, pero últimamente he sido muy ecléctica y aparentemente desconectada. Déjenme darles un ejemplo: Hace algunas semanas tomé el libro You Are Not So Smart (No eres tan inteligente) de David McRaney porque había leído una parte del mismo en el lector Kindle de mi marido. No utilizo el Kindle porque subrayo y tomo notas, así que adquirí mi propia copia. Eso me llevó a Redirect: The Surprising New Science of Psychological Change (Redirigir: La sorprendente nueva ciencia del cambio psicológico) de Timothy D. Wilson, que luego dio lugar a otro de sus libros: Strangers To Ourselves (extraños para nosotros mismos). Que luego dio lugar a Making Sense of People: Decoding the Mysteries of Personality (Encontrándole sentido a las personas: Descifrando los misterios de la personalidad) de Barondes Samuel. Entonces llegaron algunos libros que había pedido hace algún tiempo: Amarna Sunset (Puesta de sol en Amarna) de Aidan Dodson; Akhenaten: Egypt's False Prophet (Akenatón: el Falso Profeta de Egipto) de Nicholas Reeves; Akhenaten & Tutankhamun: Revolution & Restoration (Akenatón y Tutankamón: Revolución y Restauración) de Silverman, Wegner y Wegner; Akhenaten: History, Fantasy and Ancient Egypt (Akenatón: Historia, fantasía y el Antiguo Egipto) de Dominic Montserrat. Luego vino The Fall of Rome And the End of Civilization (La caída de Roma y el fin de una civilización) de Bryan Ward-Perkins. El siguiente: Dark Ages: The Case For a Science of Human Behavior (La Edad Oscura: El caso para una ciencia del comportamiento humano) de Lee McIntyre, seguido por The Taboo of Subjectivity: Toward a New Science of Consciousness (El tabú de la subjetividad: Hacia una nueva ciencia de la conciencia) de B. Alan Wallace. Aquí y allá, he estado leyendo fragmentos de Bertrand Russell. (También leí 'tres misterios' de Gladys Mitchell, pero eso solo fue una lectura de entretenimiento.) Y ahora estoy leyendo War Before Civilization: The Myth of the Peaceful Savage (La guerra antes de la civilización: El mito del salvaje pacífico) de Lawrence H. Keeley alternando con Does the New Testament Imitate Homer? (¿El Nuevo Testamento imita a Homero?) de Dennis R. MacDonald.

Como ya lo he comentado antes, todo esto puede parecer inconexo, incluso para mí, pero lo extraño es que todos los libros mencionados arriba giran alrededor de un tema en particular: Que la Ciencia/academia realmente ha perdido el rumbo, y lo que fue proclamado como la respuesta para todos los problemas de la humanidad, se ha convertido en un medio probable de nuestra destrucción. Esto no es poca cosa, le puedo asegurar, y merece cierta consideración. En Dark Ages: The Case For a Science of Human Behavior (La Edad Oscura: El Caso para una ciencia del comportamiento humano), leemos:
¿Qué se sentiría vivir en una Edad Oscura? ¿Lo notaría? ¿O solo vería los logros del día - tal vez incluso sintiéndose con suerte de vivir en estos "tiempos modernos" y dejar de ver todo lo que no se ha logrado? Por supuesto, nadie que viva en una Edad Oscura la llamaría así, sino que una era posterior le coloca esta etiqueta a una anterior, en la que el estado de la civilización humana es más avanzado. Con el beneficio de la retrospectiva, es fácil ver lo que se ha perdido. ¿Pero no existe alguna manera de juzgar la época propia?


Mire a su alrededor. Vivimos en una época de enormes avances tecnológicos, donde somos capaces de doblegar la naturaleza a nuestra voluntad, y sin embargo, sufrimos los mismos problemas sociales que han afectado a la raza humana durante milenios. A pesar de los enormes progresos que hemos logrado en lo que respecta a nuestro entendimiento de la naturaleza ¿quién puede decir honestamente que la mayor parte de los problemas, que son la causa de la miseria humana en la actualidad, no son de nuestra propia creación? Y sin embargo, ¿qué hemos hecho al respecto?

La comparación entre nuestro éxito en el entendimiento de la naturaleza y de nuestra incapacidad para entendernos a nosotros mismos es enorme. Tenemos satélites y máquinas de fax que transmiten historias de crueldad bárbara que podrían haber sido contadas por nuestros antepasados. Tenemos armamento de guerra cada vez más sofisticado y sin embargo, no tenemos la verdadera comprensión del origen de las guerras en primer lugar. ... Somos tan ignorantes de las relaciones causa-efecto detrás de nuestro propio comportamiento, como los que vivieron en los siglos VIII o IX. ... [somos ignorantes del origen] detrás de las enfermedades, el hambre, los eclipses, y los desastres naturales. Hoy vivimos en lo que algún día llegará a ser considerado como la Edad Oscura del pensamiento humano en lo que respecta a los problemas sociales. (McIntyre, del MIT, 2006)
Por supuesto, realmente me gustaría sugerirle al profesor McIntyre la lectura del libro Ponerología Política, para que obtuviera algunas pistas acerca de lo que está mal en nuestro mundo, pero he estado demasiado ocupada profundizando en la ciencia cognitiva. Lo que uno aprende de la más moderna y rigurosamente investigada ciencia cognitiva (véase Wilson y Barondes arriba) es que G. I. Gurdjieff tenía bastante razón en su evaluación de la psicología humana: el hombre es realmente una "máquina" conducida por un inconsciente reactivo y obstaculizado por una falsa personalidad externa, que está ensamblada como un mecanismo de defensa, para tratar de aliviar las tensiones entre el inconsciente y el mundo exterior. También nos enteramos de que Freud era muy malo para la psicología como ciencia, por no hablar de algunos de los otros científicos que iban delante de él y se apoyaban sobre fundamentos muy malos. Esta cita es un poco larga, pero su lectura vale la pena y hace que el punto anterior sea tan claro como el cristal: En el siglo XIX, la larga sombra de Descartes influyó en el pensamiento de la naturaleza del inconsciente. Descartes es más conocido por su marcada división de la mente y el cuerpo. El llamado dualismo cartesiano, o el problema "mente-cuerpo", ha ocupado a los filósofos y psicólogos desde entonces. Muchos han objetado con razón, la idea de que la mente y el cuerpo son entidades separadas que obedecen a leyes diferentes, y pocos filósofos o psicólogos se identificarían hoy como dualistas, de hecho Antonio Damasio ha llamado a la "separación abismal entre el cuerpo y la mente" como el "Error de Descartes".
Descartes cometió un error relacionado, que es menos conocido pero no menos atroz. No sólo dotó a la mente con un estatus especial que no estaba relacionado con las leyes físicas, sino que también limitó la mente a la consciencia. La mente se compone de todo lo que la gente piensa conscientemente, él argumento, y nada más. Esta ecuación del pensamiento y la conciencia elimina, con un golpe rápido, cualquier posibilidad de pensamiento no consciente - un movimiento que se llamó la "catástrofe cartesiana", de Arthur Koestler y "uno de los errores fundamentales hechos por la mente humana", por Lancelot Whyte. Koestler señala con acierto que esta idea llevó a un empobrecimiento de la psicología que costó tres siglos de remediar.

A pesar del error de Descartes, una serie de teóricos europeos del siglo XIX, como Pascal, Leibniz, Schelling y Herbart, comenzaron a postular la presencia de la percepción y el pensamiento no consciente. Especialmente digno de mención, un grupo de médicos británicos y filósofos que desarrollaron ideas sobre el procesamiento no consciente, que eran abiertamente anti-cartesianos y tenían un pensamiento muy similar al pensamiento actual sobre el inconsciente adaptativo. ... Su descripción de los procesos no conscientes era muy similar a la visión moderna, de hecho, las citas de algunos de sus escritos pueden ser fácilmente confundidas con publicaciones de revistas de psicología moderna.

[...]

¿Por qué el trabajo de Hamilton, Laycock, y Carpenter fue olvidado en gran medida? La respuesta, en gran parte, es que el (muy) diferente tipo de inconsciente propuesto por Freud impidió que estos puntos de vista llegaran alguna vez al centro de la escena. Según mi conocimiento, Freud nunca ha citado o mencionado a estos teóricos. Si él estaba al tanto de sus escritos, es probable que haya considerado sus ideas como irrelevantes para el Inconsciente - con I mayúscula - dinámico y represivo.

Pero ¿y si Freud nunca hubiese propuesto su teoría del psicoanálisis? ...

Imagine que la psicología experimental hubiera comenzado como una disciplina no influenciada por el pensamiento psicoanalítico en dos aspectos clave. En primer lugar, que los investigadores no sintieran la necesidad de distanciarse de ideas difíciles de probar sobre un inconsciente dinámico. Que ellos tenían la libertad de teorizar sobre el pensamiento inconsciente de la misma manera en la que Laycock, Carpenter y Hamilton lo hicieron, es decir, como una colección de sistemas eficientes y sofisticados de procesamiento de información. En segundo lugar, que eran libres para investigar la mente, incluso las partes que estaban inconscientes, con técnicas experimentales. Una parte importante del legado de Freud fue un rechazo del método científico como medio de estudio de la mente. ...

[Sin Freud y sus ideas equivocadas] los psicólogos cognitivos y sociales [habrían] aplicado sus técnicas experimentales perfeccionadas, para estudiar la sofisticada adaptación inconsciente más rápido de lo que lo hicieron. Sin dejarse intimidar por los obstáculos teóricos y metodológicos que el psicoanálisis creó para la psicología experimental, la investigación y teorización sobre el inconsciente adaptativo floreció. ...

El inconsciente freudiano es ingenioso, inteligente y sexy, y ha sido el tema de la gran literatura, al menos desde Sófocles. Hay pocas grandes obras de teatro o novelas sobre el piloto automático de la mente, y centrarse exclusivamente en el inconsciente adaptativo puede parecer hablar del amor romántico, sin la pasión y el sexo.

Este punto de vista es engañoso, sin embargo, debido a que subestima el papel que juega el inconsciente de adaptación en todas las cosas importantes e interesantes de la vida, incluyendo el lieben und arbeiten (trabajo y amor) de Freud. Como veremos, el inconsciente adaptativo no participa solamente en las cosas pequeñas, pero juega un papel importante en todas las facetas de la vida. La imposibilidad de encontrar gran literatura acerca del inconsciente adaptativo puede decir más acerca de la omnipresencia del pensamiento psicoanalítico que sobre cualquier otra cosa. ...

[Existe] un vasto sistema no-consciente bastante diferente del que Freud imaginaba. [...] Por otra parte, Freud y sus seguidores, estaban a menudo en desacuerdo sobre los puntos clave y, durante su larga carrera Freud cambió de opinión acerca de los conceptos clave, tales como la naturaleza de la represión. Surge entonces la pregunta de cómo sabemos cuáles de estas tantas ideas son ciertas. Una gran ventaja del enfoque psicológico moderno es una confianza en el método experimental para investigar los fenómenos mentales. Ha habido una explosión de investigaciones sobre el inconsciente adaptativo, debido al desarrollo de algunas técnicas experimentales muy inteligentes para estudiarlo...

Pero aquí está el problema: la investigación sobre el inconsciente adaptativo sugiere que mucho de lo que queremos ver es invisible. La mente es una herramienta maravillosamente sofisticada y eficiente, más que el ordenador más potente jamás construido. Una fuente importante de su tremendo poder es su capacidad para realizar análisis rápidos y no conscientes de una gran cantidad de información que se recibe y reaccionar a esa información de manera eficaz. Aun cuando nuestra mente consciente está ocupada en otra cosa, podemos interpretar, evaluar y seleccionar la información que se adapte a nuestros propósitos.

Esa es la buena noticia. La mala noticia es que es difícil conocernos a nosotros mismos porque no hay acceso directo al inconsciente adaptativo, no importa cuánto nos esforcemos. Debido a que nuestras mentes han evolucionado para operar en gran medida fuera de la conciencia, y el procesamiento no consciente es parte de la arquitectura del cerebro, no puede ser posible tener acceso directo a los procesos no conscientes. "Hacer consciente lo inconsciente" puede no ser más fácil que ver y entender el lenguaje ensamblador que controla nuestro programa procesador de textos del ordenador. (Wilson)
En The Psychoanalytic Movement (El movimiento psicoanalítico), Ernest Gellner se refiere al sistema de psicoanálisis de Freud y a sus seguidores como un culto, y tenía razón. Yo incluso voy más lejos y sugiero que Freud era un hombre muy enfermo - si no un psicópata real - proyectando su propio paisaje interior en el conjunto de la humanidad y los resultados para la ciencia, para la humanidad, para entender los sufrimientos de la humanidad, han sido muy, muy malos.

En este punto, los libros de Akhenaten (Akenatón) entraron en escena, y yo tomé un desvío hacia la historia de la historia de Egipto. Eso fue sin duda ilustrativo, sobre todo libros de Montserrat, antes mencionado. Si alguna vez hubo un ejemplo de cómo la ciencia es retorcida y pervertida por procesos psicológicos inconscientes, la historia de Egipto (por no hablar de la llamada "arqueología bíblica", que está estrechamente relacionada) es un buen ejemplo. Olvídense de tratar de psicoanalizar a Akenatón (como los freudianos lo han hecho), sólo traten de considerar por qué el hombre era tan odiado por todo Egipto que querían borrar su memoria para siempre ¿Puedo sugerir que él era uno de los que decidieron que había una sola verdad y que él la tenía y, como resultado, casi destruyó Egipto? No vamos a entrar en eso ahora ya que tengo un pez más grande para freír, pero si ustedes están interesados en el tema, los libros antes mencionados se encuentran entre los mejores que he leído entre cientos de libros.

Luego vino The Fall of Rome and The End of Civilization (La caída de Roma y el fin de la civilización). Permítanme reproducir aquí la opinión que escribí para amazon.com:
Antídoto bienvenido para el revisionismo post-modernista

Nunca supe que podía llegar a estar tan absorto en el estudio de la caída de Roma que en realidad me quedaría despierta toda la noche para terminarlo ¡pero así de bueno es este libro!

Yo estaba particularmente fascinada por la descripción de la evidencia arqueológica que se presenta para respaldar los argumentos de Ward-Perkins. Los gráficos y otras imágenes también fueron muy útiles. No podría haber hecho algo más simple o más claro.

Sólo hay una cosa que criticaría: el autor no parece haber mirado con suficiente atención en la cuestión de posibles cataclismos planetarios y consiguientes cambios climáticos, pandemias, etc. Él, en efecto, menciona que posiblemente un "asteroide" haya colisionad en algún momento alrededor de 536 -7 en la página 134, pero rechaza como algo que improbablemente haya tenido mucho efecto. Creo que esto es algo de corta-visión. En primer lugar, hay más posibilidades a considerar al respecto de un impacto de un asteroide, es decir, fragmentos de explosiones cometarias aéreas que extirparon la tierra sin dejar nada en el camino en forma cráteres u otras pruebas del evento. Pero las mismas destruyen edificios y matan a seres humanos en una escala masiva. Lo que es más, no es probable que haya mucho en la forma de registrar estos eventos, porque si estás lo suficientemente cerca como para ver realmente lo que está sucediendo, probablemente estarías muerto en el instante siguiente. Además, si uno ve a una distancia lo suficientemente grande como para sobrevivir, la probabilidad de la época sería la de escribir sobre ello como un "golpe" de Dios. El evento de Tunguska es un ejemplo de ello. Una lluvia de explosiones de ese tipo podría fácilmente explicar muchas de las anomalías de aquellos tiempos. Estos acontecimientos también pueden, como la investigación reciente ha indicado, introducir agentes patógenos de enfermedades transmitidos por el cometa, que pueden haber sido la causa de la Muerte Negra, como el profesor Mike Baillie, dendrocronólogo (QUB, Belfast) analiza en su libro New Light on the Black Death (Nueva luz sobre la Muerte Negra).

The Cycle of Cosmic Catastrophes: How a Stone-Age Comet Changed the Course of World Culture (El ciclo de las catástrofes cósmicas: cómo un cometa de la Edad de Piedra cambió el curso de la Cultura Mundial), es también un libro de trasfondo útil para el tipo de cosas que pueden suceder si se tiene en mente que estos eventos PUEDEN ser más o menos localizados. También pueden afectar el clima durante años, destruyendo cosechas y provocando hambruna generalizada a largo plazo.

Luego está el trabajo de los astrónomos Victor Clube y Bill Napier (y otros) quienes discuten la caída de Roma de manera muy específica. Quisiera instar al profesor Ward-Perkins a mirar este punto de vista más a fondo. The Cosmic Serpent (La Serpiente Cósmica), The Cosmic Winter (El Invierno Cósmico), Rain Of Iron And Ice: The Very Real Threat Of Comet And Asteroid Bombardment (Lluvia de Hierro y Hielo: La amenaza muy real del bombardeo de cometas y asteroides) (Libros de Helix) [son todas buenas fuentes].

Se trata de una tarea a menudo ingrata la de buscar la verdad - es decir, lo que realmente sucedió - pero al final, vale la pena, creo. Como dijo el autor en la conclusión de este libro, "no debemos estar revisando el pasado de acuerdo a nuestra propia ideología porque quienes olvidan la historia están condenados a repetirla."
Mientras que yo estoy haciendo toda esta lectura mi marido está trabajando en un libro. Él tiene un contrato y una fecha de vencimiento para el manuscrito, así que he estado cavando recursos para él, según sea necesario entre mis propias lecturas. El tema de su libro coincide con lo que lo que me está conduciendo en el momento también: la corrupción de la ciencia y lo que realmente está en la raíz del problema. ¿Cómo algo que se ha proclamado, como la respuesta a todos los problemas de la humanidad llega a ser el camino a la destrucción? Porque, no nos equivoquemos al respecto: hemos ido mucho más allá del punto de no retorno, si no son concientes de ello, ustedes no están prestando atención.


¿La consciencia existe fuera de la materia?
La ciencia tomó un giro equivocado grave en la mitad del siglo XIX, la época en que Darwin publicó su "Origen de las Especies", y es por eso que, de hecho, vivimos en una edad oscura, como consecuencia. No era que la selección natural era mala, per se, sino que la forma en que los principios se han aplicado ha sido desastrosa. La selección natural fue aprovechada como la única ley fundamental del Universo - y esta incautación se llevó a cabo por individuos con una estructura psicológica muy particular como veremos más adelante. El mismo tipo de personas que se convierten en súper-religiosas y matan a la gente en el nombre de su Dios, pueden - y a menudo lo hacen - convertirse en adeptos a la religión de la ciencia.

Ustedes verán, en el siglo XVII, que el monoteísmo dio a luz a la ciencia. Cómo simplemente puede suceder esto, psicológicamente hablando, es analizado por el brillante (y divertido) Bob Altemeyer, ahora profesor emérito de psicología en la Universidad de Manitoba (Canadá), en su libro Amazing Conversations: Why Some Turn to Faith and Others Abandon Religion (1997) (Conversiones sorprendentes: ¿Por qué algunos recurren a la fe y otros, abandonan la religión?). Muy brevemente, la idea es que el monoteísmo, mediante la promoción de la idea de que hay "único y verdadero Dios condujo a la idea de que existe una verdad, y este concepto se arraigó firmemente en la mente (y me atrevería a decir ¿corazón?) De muchos individuos que habrían marcado un puntaje muy alto en el estado consciente en las modernas pruebas de rasgos psicológicos (Ver Barondes, arriba). Altemeyer deja claro que el "estado de conciencia" del carácter combinado con una gran inteligencia, puede enfocar a una persona en la búsqueda de respuestas y cuando la pregunta es '¿cuál es la verdad?' un individuo tal se da cuenta muy rápidamente de que la creencia no siempre se correlaciona a la Verdad, y, de hecho, puede ser un obstáculo.

En el momento en que el método científico comenzaba a nacer, era muy difícil para estos cuestionadores de la realidad vivir en una época en la que poner en duda la visión del Cosmos promovida por la Iglesia podría hacer que te maten. Lo que nos preocupa en este momento es ¿cómo la civilización occidental ha llegado a basarse en este punto de vista de la forma particular que lo ha hecho (el materialismo total)? Especialmente interesante es el hecho de que los fundadores de la ciencia se volvieron hacia la literatura de los antiguos - Grecia y Roma - para apoyar y explicar su trabajo. Ah, por cierto, se ha sugerido que muchos de los textos antiguos que tenemos hoy en día fueron creadas en el Renacimiento como una forma de dar apoyo al creciente impulso científico (Ver Fomenko), ya que se puede ver que ninguno de ellos contienen otra cosa que lo concernía a los pensadores de la época del Renacimiento. Esto no es demasiado difícil de entender, y teniendo en cuenta el hecho de que lo que conocemos como la Biblia fue creado probablemente un poco tarde, las dos partes parecen haber estado dibujando sobre la base de la misma tradición de la creación de "textos antiguos" - creación de mitos - sobre los cuales predicar su visión particular del mundo. Incluso se hace hoy en día, si ustedes se darán cuenta, como en el Climate Gate - la falsificación de los registros de temperatura para apoyar una agenda política de impuesto sobre el carbono basada en el calentamiento global.

La premisa básica del método científico es: 1) Todo está sujeto a cuestionamiento, 2) no hay fuentes privilegiadas que se deben creer sin cuestionar. No veo nada malo en ello. Lo que no veo es: ¿cómo es que la definición del estilo cognitivo científico excluye el estudio de la conciencia separada de la materia? Obviamente, muchos delitos no son en realidad testificados, sin embargo, los sistemas jurídicos tienen una manera de reunir pruebas para mostrar que el crimen ha ocurrido y quién lo cometió muy probablemente. Cuando se trata de asuntos no materiales, ¿por qué no se puede utilizar un método similar? De ninguna manera el estudio de la conciencia significa una contradicción con las dos principales premisas del método científico. Y cabe señalar que el supuesto de que no hay nada más que materia, y que la consciencia no puede existir fuera de la materia, es una creencia en sí misma - es dar a una suposición el lugar de hecho y privilegiar a los individuos que hacen esta afirmación sin pruebas.

En cuanto a la idea de que los manuscritos antiguos fueron creados de la nada para apoyar a las preguntas de los pensadores del Renacimiento, cuando Europa emergió de la Edad Media, estoy de acuerdo que esto es ciertamente posible - incluso probable. La pregunta es: ¿hubo algún tipo de recuerdo de esa época antigua que infundió estas ideas con la vida? Lee McIntyre escribe:
La Edad Oscura es uno de los períodos más fascinantes de la historia humana. Ellos marcan casi 600 años de blanco en el progreso de la civilización humana en la que el conocimiento de la antigüedad desapareció casi por completo de Occidente. Era una época en que pocas personas recibieron ningún tipo de educación, y la vida se rige por las supersticiones y temores alimentados por la ignorancia. (McIntyre, 2006)
¿Alguno de nosotros realmente "recuerda" cualquier cosa, desde hace 500 años, con excepción de lo que nos enseñan en las clases de historia? ¿Hay algún tipo de "memoria popular" propia del Renacimiento, por ejemplo? No, probablemente no. ¿Podemos confiar en la historia que nos dice que algunos manuscritos antiguos sobrevivieron aquí y allá? Posiblemente. Sin embargo, el análisis científico de estos documentos hace que su procedencia sea muy cuestionable. La crítica de la forma y otras técnicas también hacen surgir preguntas preocupantes acerca de ellos. Probablemente sea más seguro pensar sólo en que los pensadores del Renacimiento llegaron a estas ideas por sí mismos - reflexión de la fuerza bruta - y las llamadas fuentes antiguas que 'creyeron las mismas cosas, se preguntaron las mismas preguntas' fueron simplemente cocinadas para dar validez tradicional a las ideas que estaban en contradicción con los puntos de vista de la realidad promovidas por la Iglesia Romana. Como señala Altemeyer, las personas que nacen en familias religiosas fuertes y luego abandonan su religión, son personas de gran conciencia que también son muy brillantes y altamente motivados a resolver problemas, entre ellos, muy a menudo, las preguntas sobre '¿por qué estamos aquí? ¿Cuál es el significado de la vida?' y así sucesivamente.

© El Imperio Romano, 395 CE
Sin embargo, hay algo acerca de esto que debemos considerar con cuidado. Por lo tanto, volvamos a libro de Ward-Perkins, donde él reúne la evidencia arqueológica en relación con el antiguo Imperio Romano. Allí, en la prueba de la pala - los hechos duros - nos encontramos con que el Imperio Romano era un mundo muy parecido al nuestro, salvo que no tenían nuestra red de energía eléctrica para hacer funcionar máquinas, por lo que sus métodos de producción eran diferentes. Pero ellos hicieron la producción en masa de bienes, tenían una amplia red de distribución, e incluso los campesinos sabían leer y escribir (al parecer, sobre la base de graffitis) y tenían casas de buena calidad y artículos de mesa, productos de tierras lejanas, etc. Después de que Roma se derrumbó (y estoy convencida de que era debido a la interrupción catastrófica, más que cualquier otra razón), Ward-Perkins dice que la vida se redujo al nivel de la edad de bronce o algo peor. No sólo hubo una disminución dramática en la sofisticación y la prosperidad económica, hubo una disminución de la producción agrícola y una caída en las cifras de la población. La amplia difusión de los productos bien hechos cesó, la escritura desapareció por completo en algunas áreas, y se hizo muy restringida en otros.

Fue durante estas edades oscuras que el cristianismo, el judaísmo, y el Islam, llegaron a ser las religiones dominantes de Occidente, con el cristianismo que lleva la delantera. Que estas ideas hayan surgido en una época oscura debería dar en qué pensar. Como ya he indicado, esto condujo a la idea de "Una Verdad", que llevó al Renacimiento y el nacimiento de la Ciencia. De alguna manera, la idea de que sólo había una manera "correcta" de pensar, infectó y se apoderó del pensamiento del tipo religioso, las cosas eran de color negro, o blanco, y como veremos, esto volvió a surgir en la propia ciencia en un momento determinado. Es una forma de pensamiento que parece estar en la raíz de nuestros problemas actuales, 'o estás con nosotros o contra nosotros'. ¿Cómo llegamos de la Edad Media a la ciencia? Ahí es donde el Diablo está en los detalles.

En este punto, tenemos que hablar un poco acerca de lo que estaba sucediendo en el momento del surgimiento del mundo occidental desde la Edad Media. Como Bryan Ward-Perkins señala en su libro, The Fall of Rome (La caída de Roma), el desastre fue mayor en el Reino Unido y en la parte occidental del Imperio. Mientras que un montón de cosas llegaron a su fin abruptamente en muchos lugares, hubo bolsillos donde las cosas permanecieron, es decir, el Imperio de Oriente. También hay una fuerte evidencia, dada en el libro de Yuri Stoyanov, The Other God (El otro dios), de que había fuertes vínculos sociales y culturales entre el sur de Francia y el Imperio de Oriente. Me refiero, en concreto, a la civilización occitana que nutrió a los cátaros. En la discusión siguiente, también haré un mapeo de algunas conexiones entre lo que sucedía entonces, y cómo se compara con el presente, tanto en Francia y los Estados Unidos. Pero esta comparación se puede aplicar en muchos otros lugares, como se darán cuenta. Lo que quiero que vean sobre todo es que la dinámica es siempre y para siempre la misma, independientemente de la ideología.

"Matadlos a todos, Dios reconocerá a los suyos."

Un cronista reportó que Arnold Amaury, el monje que lideró la cruzada contra los albigenses, pronunció la frase anterior fuera de la ciudad de Beziers el 22 de julio de 1209. Sus cruzados le habían preguntado cómo distinguir a los creyentes católicos de los herejes cátaros. Las instrucciones de Arnold fueron seguidas, y toda la población de Béziers - unos 20.000 hombres, mujeres y niños - fueron asesinados indiscriminadamente.

Nadie sabe si Arnold realmente dijo lo que se informó, pero lo que sí se sabe es que esa ideología era la esencia de la cruzada contra los cátaros, y la ideología como ha surgido entre los seres humanos una y otra vez a lo largo de la historia, incluso hasta el día de hoy en las salas de gobierno de los Estados Unidos y Francia. En los EE.UU. se presenta como la "Guerra contra el (del) terror", y en Francia es la cruzada de la MIVILUDES para eliminar cualquier competencia a la Iglesia Católica y las grandes corporaciones. Esto equivale más o menos a lo mismo, excepto que nos damos cuenta de que en los EE.UU., "la iglesia" es protestante. Es interesante imaginar a dónde podría llegar en última instancia esa lucha de "protestantes contra católicos", oposición entre Europa (encabezada por Francia) y los EE.UU. En cualquier caso, las consecuencias son siempre y siempre las mismas - algo que los gobiernos estadounidense y francés no parecen darse cuenta - probar el dicho de que aquellos que olvidan la historia, están condenados a repetirla.

El 10 de marzo 1208, el Papa Inocencio III dictó una orden de todas las naciones cristianas, a tomar las armas contra otros cristianos. Él declaró que la destrucción de estos herejes no sólo era justificada, sino que era una necesidad imperiosa debido a que los herejes que habitaban una tierra aparentemente cristiana, eran "peores que los mismos sarracenos." Este llamamiento se produjo cuatro años después de que un ejército de los cruzados capturó y saqueó Constantinopla, otra tierra de cristianos, aunque una que decía ser la verdadera sede del cristianismo original. La Iglesia Oriental considera la iglesia de Roma como un advenedizo, un invento franco de los invasores germánicos del norte, que no tenían nada que ver con el cristianismo del Jesús histórico. Los estudios religiosos de días modernos indican que probablemente tenían razón, ¡pero no queremos que la verdad se ponga en el camino!

El nuevo enemigo de la iglesia de Roma fue uno de los más grandes príncipes de la cristiandad, el conde Raimundo VI de Toulouse. Raymond era un soberano feudal, cuya autoridad se extiende sobre una sección muy grande de lo que hoy conocemos como Francia, pero entonces era conocida como Languedoc. El crimen de Raymond era que él gobernó un país donde la autoridad de la iglesia estaba en decadencia, y él no estaba haciendo nada al respecto. Suena a como a lo que sucede actualmente, cuando la gente moderna está despertando del corporativismo que se ha apoderado de nuestro mundo, y están recurriendo a alternativas en todas las áreas y ¡Alguien tiene que hacer algo al respecto! ¡Entran la MIVILUDES, la CIA y la Guerra contra el Terror!

© Una estatua en Toulouse, Francia, que representa a Raymond VI anuncia la muerte de Simón de Montfort
El objetivo declarado de la cruzada era derrocar a un príncipe de una legitimidad incuestionable, que estaba más inclinado a apoyar a su pueblo que a la iglesia. La iglesia en Roma, vio que su existencia en el Mediodía de Francia dependía de poner al país bajo el control de un gobierno ajeno, externo, que aplastaría la rebelión y no se rebelaría contra la propia iglesia. (¡No voy a seguir señalando cómo esto refleja las actitudes de la MIVILUDES en Francia y la CIA en los EE.UU. ya que creo que el lector hará las conexiones!)

En resumen, los objetivos de la Iglesia eran imperialistas. El imperialismo es siempre una mala señal. La principal característica de trastornos patológicos, psicópatas en particular, es que siempre quieren tirar de la "gran conspiración", para tomar lo que pertenece a otros, lo que se ha ganado legítimamente o trabajado por otros, y hacerlo sin tener que trabajar ellos mismos, manipulando psicológica y emocionalmente a otros para que lo hagan por ellos, o tomarlo por la fuerza. En grandes estadios como la política, esto se conoce como "imperialismo".

Los cátaros eran pacifistas que abrazaron la tolerancia en una época en que la tolerancia no era lo que la iglesia necesitaba en su ambición desmesurada de gobernar el mundo occidental. La herejía creció durante un período de cambio, experimentación y expansión de los horizontes - la restauración natural de la civilización después de la Edad Media. Los Cruzados habían vuelto a la Tierra Santa trayendo nuevas ideas, entendimientos de que la vida podría ser organizada de manera diferente, y que los que vivían o adoraban de manera diferente eran seres humanos también - ¡e interesantes y valiosos para una sociedad ecléctica en eso! La difusión de estas ideas dio lugar a la insatisfacción extrema de la Iglesia Católica medieval, que fue erigida sobre los cimientos de grandes monasterios e iglesias corporativas, teniendo señorío sobre las masas de campesinos apiñados en frío y hambre, e incluso aristócratas deseosos de llegar a los cielos. La Iglesia Católica fue, básicamente, una gran empresa vendiendo la salvación, y todos debían ser engranajes de la rueda mecánica de esta gran organización de "control de la salvación".

El Catarismo comenzó a prosperar en aquellas áreas democráticas que estaban creciendo: Ciudades de comerciantes de Italia, y los centros comerciales de la Champaña y la Renania, y las ciudades independientes de la región de Languedoc en Francia. El catarismo era ideal para el feudalismo tolerante y de protección del Languedoc, y por esa razón, tuvo que ser destruido.


Las regiones donde el catarismo era dominante frente a la Iglesia Católica.
En el norte, de acuerdo con la ley sálica franca, las mujeres fueron excluidas de la herencia, y todo iba al hijo mayor. Jóvenes hijos e hijas que no habían podido casarse con herederas o herederos, eran molienda para las fábricas monásticas católicas, un sistema diseñado para aumentar gradualmente el poder de la Iglesia. En el Languedoc, las mujeres tenían derechos, podían heredar y administrar sus propios bienes, y los feudos se dividían entre los niños. Esto, naturalmente, dio lugar a una distribución más democrática de la propiedad, e impidió que fuera acumulado un enorme poder en las manos de una sola persona o grupo de personas. También, en cierto modo, debilitó al Languedoc, porque ninguna persona o pequeño grupo de personas podrían movilizar a todos los hombres de una región para ir a la guerra por ambición personal o la codicia. (Esto es siempre y para siempre la debilidad de una democracia real en un mundo donde la educación acerca de la psicopatología no se esparce.)

Fue en la lengua occitana que floreció la poesía trovadoresca. En las fértiles tierras del Languedoc, el amor de tipo espiritual fue revelado. Los trovadores cantaban al amor cortés, la sublimación exaltada de los deseos físicos a metas espirituales. El ethos de la nostalgia amorosa, de exaltadas mujeres espirituales reveló el molde diferente de la mentalidad del Languedoc.

Al mismo tiempo, más allá del Loire y el Rhine, los nobles del norte estaban cantando sobre las espadas que chorrean sangre y las vísceras que se dispersan y se regocijaban con ello, todo el tiempo ocultando esta barbaridad en una extraña mezcla de piedad rapaz, algo así como los cristianos de hoy en día que apoyan derechistas de todas las nacionalidades.

Las ciudades de la región de Languedoc se regían por los cónsules y el derecho romano fue la base de toda la legislación local. Los cónsules fueron elegidos de entre la nobleza y la burguesía de la ciudad, y el burgués era igual al caballero. El conde de Toulouse carecía de autoridad legal en su propia ciudad, y era obedecido sólo en la medida que respetara e hiciera valer el derecho consuetudinario local. Cada ciudadano tenía el derecho de comprar, vender o participar en el trueque, sin pagar derechos o impuestos sobre tales transacciones. No hubo restricciones impuestas a los matrimonios y los extranjeros residentes gozaban derechos de ciudadanía completa, independientemente de su nacionalidad o credo. Estas ciudades libres eran los centros de la vida social del país y la elección de un cónsul era un gran evento público con procesiones, pompa y circunstancia.

Los ríos Rhone y Garonne transportaban mercancías y materias primas a través de la tierra, y Marseilles, Toulouse, Avignon y Narbonne fueron los principales puertos marítimos. Hubo una relajación de las tradiciones de casta, y los judíos y los árabes se mezclaron libremente en las ciudades crisol de Languedoc. El espíritu de independencia del poder del pricipado era fuerte en el Midi (Mediodía francés [zona del sur de Francia]).


La histórica región Languedoc del Sur de Francia
Siendo las ciudades predominantemente comerciales, las ciudades de la región de Languedoc eran muy modernas y lujosas en comparación con las ciudades del norte, como París, Troyes o Rouen. Las ciudades del sur tuvieron universidades que enseñaban medicina, filosofía, matemáticas, astrología y mucho más. Las obras de los filósofos árabes fueron censuradas en París, pero estaban disponibles en Toulouse. Médicos árabes y comerciantes llegaron a Languedoc, y el "infiel" no fue considerado como un "enemigo natural". Los judíos estaban plenamente integrados en la vida pública y se los tomaba con alta estima por el pueblo en general. En algunas ciudades, los judíos fueron cónsules o magistrados.

Una cosa es cierta, la vida en la región de Languedoc era más secular que en cualquier otro lugar, y como resultado, la vida en general floreció en un grado mayor, que en aquellos lugares que estaban bajo la bota de la intolerancia religiosa. Las ciudades de la región de Languedoc eran centros de cultura y de la gran industria y el prestigio.

La poesía, la literatura y la música también florecieron y se convirtieron en una parte de la vida cotidiana tanto para la burguesía y el hombre común, como para la nobleza. La poesía de la región de Languedoc no sólo es la más antigua en la historia europea, sino también la más sublime en términos de inspiración. Parece que la lengua occitana era por excelencia la lengua de la literatura. Incluso hoy en día, nadie puede pensar en el sur de Francia sin recordar a los trovadores. El fenómeno de la aristocracia apasionadamente dedicada a la poesía de inspiración espiritual, que dedicaron sus vidas a vivir los ideales de esa edad y el medio, es incomparable con cualquier otro grupo o período de la historia. Los norteños prosaicos podrían haber pensado que los sureños habían enloquecido (¿?), pero la mayor ambición de la nobleza del norte era ayudar a su rey a vestir su ropa interior.

La nobleza de la región de Languedoc tenía una idea diferente de honor, que sacrificar su vida por su rey, o atarle los zapatos. A pesar de la opulencia de su entorno, el aristócrata del sur tuvo un cierto desdén por las cosas materiales de la vida, combinada con un gran respeto, e incluso la exaltación de las virtudes personales que poseían una VOLUNTAD grande y noble. La adoración a la Señora, fue una declaración de voluntad libre, una prueba de que, a pesar de que uno esté dando, y dando todo, se le está dando a una deidad privada de propia y libre elección.

Es muy probable que la Señora de la región de Languedoc no fuera más que un símbolo de algo mucho más profundo, y está directamente relacionada con el conocimiento que estaba en manos de los Cátaros Perfectos. Una cosa cierta es que la nobleza de la región de Languedoc no sólo se permitía la herejía, sino que eran sus participantes, partidarios y defensores más famosos y dedicados.

A pesar de misterio rodea el origen del catarismo, la investigación reciente indica que fue conectado con el gnosticismo de los bogomilos del Imperio Bizantino. Esta tradición puede relacionarse directamente con la tradición cristiana esotérica revelada por Georges Gurdjieff, PD Ouspensky, y Boris Mouravieff, y de hecho puede ser un conducto de la transmisión legítima de las enseñanzas originales del hombre alrededor del cual se formó el mito de Jesús. Se ha sugerido que no era más que otro en una larga fila de seguidores de esta antigua tradición que también estuvo presente en las sociedades megalíticas. (Ver el libro de Stoyanov, The Other God (El otro Dios) de un excelente estudio del dualismo.)

El hecho es que la llamada herejía cátara era en realidad una religión rival que fue ganando terreno rápidamente en Europa, y afirmaba ser el cristianismo original. Estos creyentes no eran disidentes, sino que eran plenamente conscientes de pertenecer a una fe que era más antigua que la Iglesia romana. Lo que es más, lo que ellos clamaban era probablemente la Verdad.

Algunos historiadores modernos han teorizado que el catarismo no era una herejía debido al simple hecho de que se trataba de una religión completamente diferente, que no tenía nada en común con el cristianismo tal como lo conocemos. La llamada herejía cátara se basaba en la cuestión del bien y del mal. El hueso irreductible de la discordia entre los cátaros y la Iglesia Católica fue el papel y el poder del mal en la vida de los seres humanos. Para los cátaros, el dios del judaísmo, fue Arconte maligno de la oscuridad. Rechazaron todo el Antiguo Testamento como la obra de este dios del mal. Los cátaros consideraban a la autoridad mundana como un fraude, sobre la base de la llamada Sanción Divina como afirmaba la Iglesia.

El Dios cátaro era un dios de luz, que gobernaba la conciencia invisible y no se inmiscuía en los asuntos humanos. Al Dios de los cátaros, simplemente no le importaba si se metían en la cama antes de casarse, o si se asociaban o se casaban con los judíos o los árabes, negros o blancos, y si fueran mujer o hombre. Para los cátaros, era la vida material, la búsqueda de cosas materiales, dinero, poder y posesiones, el que era el sello distintivo de la idolatría.

Los cátaros creían que se trataba de una libre elección por cada persona en cuanto a si querían o no renunciar a la vida materialista para una vida de abnegación, para purificarse de los deseos materiales y por lo tanto "ascender" a un mundo diferente - un estado de pureza del tipo edénico. El único "infierno" admitido por los cátaros era el que si una persona no eligiera purificarse, reencarnaría una y otra vez hasta que sus deseos materiales y las pasiones se quemaran en los sufrimientos de la vida material. En resumen, ser condenado era vivir de nuevo y de nuevo en este valle de lágrimas que llamamos vida terrenal.

¡Buena pena! ¿Qué clase de religión no trata de controlar a la gente con el temor del fuego del infierno y la condenación?

Tal dualismo gnóstico no es nuevo, es una noción que ha sido compartida por otros credos a lo largo de la historia. Para los cátaros, sin embargo, el único cruce de caminos de elección, se encontraba dentro cada ser humano. Era en la conciencia humana donde se encontraba la chispa divina, - el "Reino de los Cielos dentro" - y esa chispa era un remanente de un estado de existencia anterior y angélico, que tenía el potencial de ser redimido. Estaba allí, en todo el mundo, a la espera de ser puesto en libertad del ciclo de la reencarnación.

Ahora, ¿qué era tan maligno en esto?

Debería ser obvio. Si tales ideas eran ciertas, los sacramentos de la Iglesia Católica eran nulos y sin valor, y la propia Iglesia era un fraude, un engaño cruel jugado por aquellos que sólo buscaban el poder (¡qué concepto!). Si tales ideas eran ciertas, el estado de los seres humanos nunca podría ser considerado de la misma manera. Si todo el mundo creía, como los cátaros lo hacían, que un rey en una vida puede ser una muchacha que sirve en la siguiente, un judío en una vida podría ser un árabe en la próxima, y que las mujeres podrían ser seres espirituales altamente evolucionados, incluso líderes - da un giro completamente diferente a cómo los seres humanos deben comportarse unos con otros.

Un bajo relieve del Papa Inocencio III - honrado en el congreso de EE.UU.

Una de las acusaciones más graves contra los cátaros era su rechazo a los juramentos. Es difícil entender esto ahora, pero se puede comparar con la idea de que un contrato terrenal moderno no tiene fuerza vinculante cuando los problemas de la moral y la ética entran en escena. La toma de posesión de los juramentos, especialmente los juramentos de fidelidad, era el fundamento contractual de una sociedad feudal. Esto dio un "peso sagrado" a los controladores de la jerarquía, la Iglesia Católica. Si un individuo rompía un juramento, podría ser condenado al infierno por la autoridad de la Iglesia. Reinos, sucesiones, obligaciones de servicio, todos fueron creados, transferidos y mantenidos por la mediación de la Iglesia. Se podría decir que "los juramentos" eran el corporativismo medieval suscrito y ejecutado por la Iglesia Católica.

Los cátaros creían que la vinculación de las actividades de las empresas y el gobierno a la Divinidad, era un ejercicio de pensamiento deseoso, si no es que simplemente una blasfemia. Desde su punto de vista, Dios estaba separado de tales cosas y cualquier idea de que él se interesaba, o se preocupaba por los quehaceres de negocios y el gobierno de los seres humanos, era una fantasiosa casa de cartas. Que cualquier persona pretenda tener el poder de controlar las relaciones humanas con la amenaza de la ira de Dios sólo en su opinión - era soberbia en extremo.

El catarismo enseñó que el hombre y la mujer eran uno. Un ser humano reencarnaba una y otra vez - como campesino, rey, niño, niña, maestro, funcionario - pero lo que realmente importaba era el propio ser espiritual divino, inmaterial, andrógino - o mejor dicho, asexuado -. Eso hizo un daño irreparable a las enseñanzas de la Iglesia Católica sobre el estado pecaminoso de la mujer, la exclusión de las mujeres de la herencia, la "caída del hombre a través de la tentación de Eva, y así sucesivamente.

En resumen, el catarismo fue una de las mayores amenazas a los poderes fácticos que han existido siempre - entonces y ahora. (Nos damos cuenta de que el informe de 2010 de la MIVILUDES se refiere específicamente a las creencias dualistas como «peligrosas».) La Iglesia, y los reyes y gobernantes que dependían de la Iglesia para controlar a la gente y para dar peso a sus contratos, no podían permitir que tal herejía se propague. Alentados por la Iglesia Católica en su nefasta alianza con la búsqueda de poder de los aristócratas, el poder de la Europa feudal cayó sobre Languedoc en una furia justiciera. En cierto sentido, se podría decir que era una guerra entre la libertad espiritual y el corporativismo espiritual.

La civilización occidental había llegado a una encrucijada similar a la encrucijada que los cátaros enseñaban que existía dentro de los corazones de los seres humanos individuales: un retorno a la conciencia de los reinos angélicos, o un nuevo ciclo repetitivo de dolor y sufrimiento en la existencia de este valle de lágrimas que llamamos Tierra.

El historiador RI Moore ha señalado que los años alrededor de 1200 fueron un punto de inflexión que llevó a la "formación de una sociedad perseguidora". En aquel entonces, se tomaron decisiones que todavía resuenan en la sociedad humana.

Y está claro cuál fue la decisión que se tomó en aquel entonces.

Nos enfrentamos a decisiones similares en la actualidad.

Cuando la Iglesia y la nobleza corporativista fueron por los cátaros demócratas, la gente de la región de Languedoc no cayó sin luchar. Pero, como sucede siempre, los que luchan por los derechos de la libre voluntad de todos, se ven obstaculizados por su propia humanidad, ellos son incapaces de lograr la rapacidad de una mentalidad resoluta, que niega la humanidad de los demás como para ser capaces de destruirlos sin piedad. (Esto, por supuesto, es donde el conocimiento psicológico adecuado sería muy útil. No se puede tratar una desviación genética psicológica como a un ser humano con un alma, pero uno debe, por supuesto, tratarlos con la consideración que se le da a una rara - pero peligrosa - especie de animal).


Un bajo relieve del Papa Inocencio III, honrado en el congreso de EE.UU.
El Papa Inocencio III necesitaba un incidente explosivo que encendiera la imaginación del público y justificaría una declaración de guerra. El Papa no tenía un ejército, y las cruzadas eran, esencialmente, operaciones de voluntarios. El Papa no podía obligar a nadie a luchar, y así que la idea era convencer a los nobles terratenientes con sus séquitos de soldados para que estuvieran de acuerdo a unirse. Este incidente fue proporcionado por el asesinato de Pedro de Castelnau, que fue atribuido al conde Raymond. Fue el evento 9/11 o el incendio del Reichstag, o el Golfo de Tonkin; de aque entonces. Hay muy buenas razones, según los expertos históricos, para pensar que Raymond no tuvo nada que ver con el asesinato del legado papal, que se trataba de un ataque 'creado', así como el presunto ataque "terrorista musulmán" en el World Trade Center en nuestro tiempo ha sido utilizado para lanzar una guerra mundial imperialista, que en realidad es sólo un acaparamiento de los recursos y la aplicación del "dominio de espectro completo".

Se puso en marcha una campaña de propaganda. Emisarios papales, llevando el hábito manchado de la sangre de Pedro de lugar en lugar, expiaron en la tragedia de un país abandonado a los estragos de la herejía. Este era el equivalente a mostrar la caída de las Torres Gemelas en la televisión una y otra vez acompañada de una retórica incendiaria contra el Islam. Así como vemos en el día de hoy - y así ha sido a través de la historia - se han creado fantásticas calumnias y se extendieron sobre los cátaros, así como lo fueron sobre los Judíos y más tarde los Templarios, y ahora los musulmanes (sólo por mencionar algunos). Se decía que consumían las cenizas de bebés muertos, que cometían indulgencia en orgías incestuosas. Los cátaros fueron acusados ​​de homosexualidad y sodomía. De los herejes se decía que profanaban los cálices de la comunión y declamaban blasfemias contra los santos, declarando que eran todos condenados. Podría decirse que eran las Operaciones Psicológicas y COINTELPRO medievales.

Los esfuerzos de propaganda fueron tan exitosos que los voluntarios a "matarlos a todos", aparecieron en tropel de todos los sectores. No sólo los caballeros sin tierras y con esperanzas de adquirir un feudo propio, sino también campesinos y burgueses. Sin duda, tipos patológicos, todos ellos, incluyendo psicópatas puros.

Las cruzadas, en general, habían formado parte de la estructura social de la aristocracia de Europa occidental por mucho tiempo. Era una manera de apoderarse de las tierras y de saqueo. Lo que hizo tan popular las Cruzadas, fue la aprobación de la Iglesia. Los que fueron a la guerra "para la Iglesia", estaban convencidos de que, en ejercicio de una profesión (la de guerrero y asesino) que, bajo diferentes circunstancias no contribuiría en nada a su salvación, no sólo serviría a Dios, sino que estaban salvando sus propias almas. Los Cruzados disfrutaban de las indulgencias, privilegios, y podían ganar el perdón de los pecados más atroces, mientras que cometían los mismos, como el asesinato brutal, en aras de la apropiación de bienes, el saqueo, la fama y la fortuna. Una muy agradable puesta en marcha de los psicópatas y sus seguidores autoritarios, ¿eh? No hay mucha diferencia hoy en día, tampoco.

Otro atractivo de las Cruzadas es que eran una manera práctica de salir de la deuda. Los bienes y la propiedad de un cruzado eran sacrosantos durante todo el período de su ausencia, y sus acreedores no podían tocar nada, no importaba lo mucho que les debiera. Por desgracia, eso no es un beneficio que se les ofrece a los soldados de hoy en día - son utilizados, maltratados y abandonados, con asombrosa falta de preocupación por los gobiernos de todo el mundo. Uno pensaría que ellos se unirían y exigirían cierta consideración. Oh, espera, claro... Lo han hecho una y otra vez... pero nunca cambia nada y la gente no parece darse cuenta del estado de cosas. Ellos siguen sacrificando a sus hijos en la guerra después de haber sido debidamente programados mentalmente con el "noble patriotismo" y aterrorizados por malvados terroristas que se esconden bajo sus camas.

La fe de los cruzados que podían exterminar a otros seres humanos para la Gloria de Dios puede parecernos despreciable ahora, pero ¿es diferente lo que Estados Unidos hizo en Irak? ¿Afganistán? ¿Libia? ¿Es Irán el próximo? ¡Y las manos de Francia tampoco están limpias! Así como las británicas. Parece que, para tales mentes, la moralidad humana ordinaria no puede ser considerada cuando los intereses de Dios están en juego. No importa que 'los intereses de Dios' sean sorprendentemente sedientos de sangre y similares a los intereses de cualquiera que esté en el poder. Por lo tanto, es así cuando una religión se basa en un constructo de la imaginación humana.

La fe católica entre las masas en la Edad Media era profunda, sincera y violenta en su apego a las manifestaciones externas. Fue un período de 'religiones mundanas', ya que la necesidad de percibir a Dios como algo más o menos humano y concreto con un interés especial en sus elegidos seres humanos, era un vigoroso movimiento (se puede ver aquí pistas de la ciencia materialista). Cuando la Iglesia había prohibido la mística sublime de los antiguos celtas (que fue sorprendentemente similar a las creencias de los cátaros, por cierto), ellos también se hicieron cargo de los mitos y leyendas relacionados, transformándolos en santos e historias ficticias de martirio para el cristianismo.

El mundo de la Edad Media cristiana estaba lleno de las vidas de los santos y las lecturas de los libros sagrados que se tomaron el lugar del teatro, cine, revistas, y lo que podríamos llamar 'best sellers'. La literatura que NO era de carácter religioso, era casi desconocida, y en general reservada para el placer de una pequeña élite. La energía creativa de toda la sociedad se centraba por completo en la vida religiosa. La urgencia frenética a encarnar la Divinidad, para que sea concreta, sugiere un materialismo muy profundo, un gran respeto por los valores del mundo físico mezclado con el desprecio por la vida humana - ¡y, probablemente, MUCHO miedo! Aquellos que fueron oyentes de las palabras de los enviados de los papas, sin duda, pensaban que un crucifijo mutilado era más doloroso que un cuerpo humano mutilado.

Y así, una herejía que se oponía a las construcciones masivas Corporativas de las catedrales, iglesias, monasterios de fe, y el poder real, otorgado por esa fe - fue opuesto enérgicamente por la mayoría de aquellos que se aferraban más desesperadamente a sus costumbres religiosas, como si se tratara de un patrimonio nacional. Y así como es ahora, había, sin duda, un gran segmento de la población que se describiría como Seguidores Autoritarios en los términos de Bob Altemeyer - una población ignorante, mecánica en busca de que alguien les diga qué hacer, y los psicópatas accedían con mucho gusto. En resumen, los emisarios papales no tuvieron problemas para encender la ira y la indignación de un público numeroso, y los cátaros se convirtieron en "enemigos de Dios".

La guerra contra los cátaros, entonces, fue una guerra que simboliza una visión particular de Dios y el Universo que se llevó a cabo por aquellos cuyos motivos de sentimiento y pasión, eran particularmente brutales y corporativistas. La destrucción del catarismo se logró sólo por la destrucción de todo lo que componía las tradiciones vivas de la región de Languedoc.

La historia de la cruzada contra los cátaros es una historia terrible del triunfo del Arconte Maligno de la Oscuridad sobre la Luz del Espíritu y la Libertad. Hemos vivido, desde entonces, en esa sociedad perseguidora que se formó por la cristiandad occidental en ese momento.

La creación de la Inquisición

Mucha gente piensa en la Inquisición como algo que se inició para eliminar a las brujas y el culto al diablo, y la palabra evoca imágenes de la cremallera y doncellas de hierro y todo tipo de materiales de tortura extraños y retorcidos. Claro, la tortura fue una gran parte de la Inquisición, pero no tanto como algunos pueden pensar. Hay que recordar que la Inquisición comenzó durante un período de la historia en que la vida humana fue tratada con tanta indiferencia por algunos, que cortar la nariz o los oídos o manos, o arrancar los ojos, no era algo inaudito como un castigo legal.


Un bajo relieve del Papa Gregorio IX - también honrado en el congreso de EE.UU.
Después de años de masacres brutales, la destrucción de las tierras, de algunos de los eventos más horribles que dan testimonio de la inhumanidad del hombre hacia el hombre, el Papa Gregorio IX decidió que sólo los resultados contaban. Tenía la intención de borrar el catarismo de la faz de la tierra. Se habrá levantado en la noche para crear el extraño sistema que se puso en marcha para hacer frente a la herejía. O tal vez ese pensamiento sólo es algo natural para los psicópatas.

En primer lugar, creó legados papales especiales que fueron concedidos de amplios poderes de persecución, similares a los que tenemos hoy en día en el sin-sentido de la Seguridad Nacional de los EE.UU., y la MIVILUDES en Francia, y los envió por toda Europa. Los hombres escogidos para esta tarea eran claramente psicópatas, y su misión era sembrar el terror en toda Europa.

Gregorio estableció el personal de los palacios episcopales del sur de Francia con los obispos psicopáticos, quienes ofrecieron una recompensa de dinero en efectivo a cualquier persona que traicionara a un hereje. Los incentivos a cambio de traicionar al prójimo fueron, sin duda, tentadores en el mejor de los tiempos. Pero en un momento en que el hambre y la destrucción estaban por todas partes después de más de 20 años de la destrucción de los ejércitos cruzados, era casi imposible de resistirse. Las condiciones eran que los bienes confiscados a los herejes se dividían entre el informante, la iglesia y la corona. Naturalmente, en un país que fue devastado económicamente, donde las personas estaban destituidas y en hambruna, después de años de haber sido maltratadas por esta misma iglesia y la corona, había una gran cantidad de individuos que ofrecían a sus vecinos por el dinero de sangre. Tal vez es por eso que los que detentan el poder ha diseñado la actual crisis económica: ¿para suavizar a la gente a estar más dispuesta a volverse unos contra otros por una migaja? ¡Ciertamente es más fácil lograr el dominio de espectro completo, cuando la población colabora!

Robert le Bourgre, que significa 'el cabrón', (lo que sugiere el desprecio que le tenía el pueblo), aterrorizo a la anteriormente pacífico norte de Francia. Otro legado, el Conrado de Marburg, encontró herejes insospechados por todas partes en Renania (Rhineland). Miles de personas fueron enviadas a la hoguera, a menudo en el mismo día en que se les acusaba. ¿MIVILUDES? ¿Qué hay de la 'Rendición Extraordinaria' y la nueva 'Detención Indefinida' aprovisionada en el 'Acta de Autorización de Defensa Nacional' recientemente asignada como ley en los EE.UU. por Obama?

Conrad se montó en su mula con dos asistentes, llevando el terror a cada pueblo y ciudad a la que se acercaban. Al parecer, incluso el clero regular vio a través de este absurdo y, finalmente, decidió hacer algo al respecto. El 30 de julio de 1233, un fraile franciscano, llevado a actuar en nombre de la justicia, interceptó a Conrad y lo asesinó. Ese fue el final de vida para el Papa. Él NO estaba divirtiéndose y no se le iban a negar sus ambiciones imperialistas. Se volvió hacia los dominicanos.

En la primavera de 1233, los inquisidores papales fueron nombrados en Toulouse, Albi y Carcassonne. Estos inquisidores fueron sucedidos en una línea ininterrumpida durante 600 años. (Yo diría que ahora han sido sustituidos por la MIVILUDES.) Miles de personas fueron citadas a declarar ante los inquisidores. Las preguntas eran repetitivas, diseñadas para sembrar dudas en la mente de la persona que estaba siendo interrogada en cuanto a qué, exactamente, el inquisidor sabía, y quién se lo había dicho.

(¡Después de haber sido interrogados por la policía francesa dos veces, tengo una idea bastante clara de que se tratan este tipo de cosas!)

Una persona sospechosa de simpatizar con los cátaros no era siempre informada de los cargos que pesaban sobre su cabeza, sabiendo del peligro, no tenía derecho a saber quiénes eran sus acusadores, y si se atrevía a buscar ayuda legal, su abogado podría ser acusado de ayudar a la herejía.

Suena cada vez más a MIVILUDES en Francia, la Guerra contra el terrorismo, Guantánamo y todas las nuevas leyes aprobadas por los Derechistas de Estados Unidos desde el 9-11: ¡La nueva Inquisición!

Sea cual sea el veredicto del inquisidor - que era el fiscal, juez y jurado - no se le permitía apelar. Cualquiera podía ser detenido indefinidamente en la cárcel para realizar más interrogatorios sin causa de explicación. Mmm ... ¡¿no es lo que está pasando actualmente?!


EE.UU. y Francia comparten algunas ideas preocupantes.
La Inquisición destruyó los lazos de confianza que mantienen unidas a las sociedades. Delatar al prójimo se convirtió en no sólo en un deber, sino en una estrategia de supervivencia necesaria.

Y eso es en lo que se están convirtiendo Francia y Estados Unidos como consecuencia de las tácticas de terror de una pandilla de desviados psicológicos.

Durante 100 años, la Inquisición era un hecho en el terreno de vida diaria en la región de Languedoc. La llegada de un inquisidor en la ciudad era la ocasión para degradar las pantallas del colapso moral al igual que la llegada de AIPAC o MIVILUDES es la ocasión para que los legisladores y periodistas se quiten la camisa y muestren las rayas anchas de color amarillo por la espalda.

En teoría, por supuesto, nadie podía ser castigado si nadie hablaba, porque el inquisidor no podía actuar sin un escrito de denuncia, pero en la práctica, ninguna comunidad poseía la cohesión necesaria para luchar contra el poder de un tribunal secreto. Y ese es el problema al que hacen frente las masas de la humanidad de hoy. Debido a que los desviados patológicos existen entre nosotros, y no tenemos el conocimiento psicológico preciso para identificarlos y eliminarlos, es que estamos en riesgo constante de ser traicionados por los autoritarios de derecha, que se esconden en nuestra sociedad a la espera de dar vuelta a EE.UU. porque tienen un rencor en contra de nosotros o quieren nuestras cosas.

Ni siquiera tienen que ser desviados genéticos para ser peligrosos. En la actualidad de Estados Unidos, las masas han sido ampliamente condicionadas por ver Reality TV y Survivor, y saben las reglas del psicópata y viven en base a ellas: Haz a los demás antes de que te lo hagan a ti. Lo mismo es cierto en Francia debido a su psicológicamente traumático sistema de educación/adoctrinamiento. Y así fue en el Languedoc, el modelo histórico para lo que está sucediendo en Francia y los Estados Unidos hoy, y lo que sucedió en la Alemania de Hitler, y muchos otros ejemplos de la historia, fue creado, probado y refinado.

Cuando el inquisidor llegaba a un pueblo, consultaba con el clero local. Todos los varones mayores de 14 años y mujeres mayores de 12 años de edad, eran obligados a hacer una profesión de fe en la Iglesia Católica. Aquellos que no lo hicieran eran los primeros en ser interrogados.

Luego, el inquisidor daba un discurso en el que invitaba al pueblo a que pasara unos días pensando muy, muy bien sobre sus actividades pasadas, presentes y futuras, y a que se presentara la semana siguiente para dar declaraciones confidenciales. Después de un período de gracia de siete días, para los que no se habían denunciado, se emitía una orden de comparecencia. Los castigos iban desde la pérdida de la propiedad a la pérdida de la vida. Como pueden imaginar, todo el mundo estaba haciendo un esfuerzo para denunciarse a sí mismos y a los demás.

Aparte del crimen capital de ser cátaro, algunas ofensas penalizadas incluían dar refugio a un cátaro, o incluso no informar de cualquier caso de herejía.

¡La prueba real de la verdadera devoción a la Iglesia Católica, se definía como el número de personas que el pecador estaba dispuesto a traicionar!

Solo tomó diez años para que la Inquisición, la obra de unos pocos fanáticos psicópatas, se convirtiera en una burocracia competente que se extendió por los ya mencionados 600 años. Se empleó a cientos de personas que interrogaron a miles de personas con tanta regularidad monótona que se estableció un "glosario" regular para los 'trabajadores'. Armados con una lista de delitos propuestos que debían considerarse como 'herejes' o 'como apoyo a los herejes", que incluía el hecho de saber que un hereje había cruzado la propiedad de uno y de no informar de ello, la Inquisición procedió a intimidar a la población europea en una escala que era imposible de imaginar. La enorme cantidad de personas llamados a declarar, y llamados a declarar una y otra vez, fue asombrosa. Ahora piensen en el tipo de preguntas que la TSA le hace a los viajeros en los aeropuertos.

En un extraño giro de la ironía histórica, los cátaros - quienes creían que el mundo material era malo e irrelevante - inspiraron la codificación de la Policía del Estado - Teología Material Extrema.

Se creó un compendio de referencias cruzadas de las confesiones obtenidas de decenas de miles de personas, elaborando un mapa del paisaje mental de la región de Languedoc. Las más de 5 mil transcripciones de los interrogatorios que sobreviven sólo representan una pequeña fracción de la obra de la Inquisición. Se crearon manuales de inquisidores que servían como guías para el creciente número de tribunales papales en Europa. Estos manuales le recordaban a los inquisidores que estaban en el negocio de salvar almas, pero creo que la distinción se perdió en aquellos cuyas vidas se perdieron o arruinaron por los juicios de la Inquisición.

Languedoc fue, en esencia, el laboratorio para la represión.


"Planteando la pregunta"
La reputación de la Inquisición fue realzada por el talentoso inquisidor de Toulouse, Bernardo Gui, quien fue el villano en The Name of the Rose (El nombre de la rosa) de Umberto Eco. Los inquisidores persuadieron a un puñado de cátaros capturados a convertirse y a vender su testimonio. Sicard de Lunel de Albi dio a los frailes una lista exhaustiva de simpatizantes cátaros, señalando incluso a sus propios padres. Cualquier persona que los hubiera ayudado en su vida como un cátaro, ya sea que le hayan dado solamente una cama para pasar la noche, un poco de comida, o incluso una jarra de miel, fueron llevados para ser castigados - sólo con su palabra. Él y otros como él se presentaron a partir de entonces en un castillo fuera de Toulouse, en la versión medieval del 'programa de protección de testigos'. Sicard fue bien pagado por su perfidia y vivió hasta una edad avanzada.

El uso de la tortura se refiere a la delicadeza de 'plantear la pregunta'. En el Languedoc, olas sucesivas de inquisidores altamente capacitados, con la ayuda de informantes y torturadores, disparados por el credo totalitario de la Iglesia Católica, con manuales detallados y registros de la expansión de la "inteligencia", hundieron el catarismo lenta pero seguramente - y a una sociedad maravillosa, productiva - cayó en el olvido. Miles de dramas de conciencia terminaron en las mazmorras o en los incendios templados con sangre. A finales del siglo, sólo las personas verdaderamente heroicas se atrevían a decir que este mundo era malo... No era un sistema legal, pero se trataba de un sistema diseñado para crear miedo. Y así es la actual guerra contra el terrorismo en EE.UU., la cual nació en las mentes dementes de los sacerdotes que 'salvaban almas' matando a la gente. Y, desafortunadamente, el contagio ya ha echado raíces en Francia y, en virtud de Sarkozy, hace metástasis a través del nuevo órgano inquisitorial: la MIVILUDES.

Ahora, ¿cómo se relaciona esto con el Renacimiento y el nacimiento de la ciencia?
Las cruzadas contra los cátaros y la Inquisición fueron prontamente seguidas por la peste Negra. Como he señalado en mi artículo "New Light on the Black Death" (Nueva luz sobre la Muerte Negra), citando a dendrocronólogo Mike Baillie, la Muerte Negra, una de las pandemias más mortíferas de la historia de la humanidad, de la cual se dice que posiblemente exterminó dos tercios de toda la población de Europa, por no hablar de millones en todo el planeta ¡probablemente no fue la peste bubónica sino más bien muerte por cometa(s)! (Incluyendo agentes patógenos originados en cometas.) El astrónomo, Víctor Clube escribe:

Un cronista por lo menos informa de la causa más inmediata de la plaga en 1345 que 'entre Cathay y Persia cayó una gran lluvia de fuego, cayendo algo parecido a copos de nieve e incendiando montañas, llanuras y otras tierras, con hombres y mujeres, y surgieron entonces grandes masas de humo, y quien sea que haya visto esto murió durante el período de un medio día..." Parece no haber dudas de que un enfriamiento global de la Tierra jugó un papel fundamental en el proceso. La capa polar ártica se extendió, alterando el patrón cíclico y conduciendo a una serie de cosechas desastrosas. Esto a su vez condujo a una hambruna generalizada, la muerte y trastornos sociales.

En Inglaterra y Escocia hay un patrón de aldeas y granjas abandonadas, precios del trigo elevados y descensos en la población.

En Europa oriental hubo una serie de invierno de gravedad y profundidad de la nieve sin precedentes. Las crónicas de los monasterios en Polonia y Rusia hablan de canibalismo, fosas comunes llenas de cadáveres, y las migraciones hacia el oeste.

Incluso antes de la muerte Negra, entonces, una catástrofe humana de grandes proporciones estaba en marcha en los últimos tiempos medievales. De hecho, la ola de frío que duró hasta bien pasado el período de la peste. Un número de tales fluctuaciones se pueden encontrar en los registros históricos, y hay buena evidencia de que estas tensiones climáticas están asociadas no sólo con el hambre, sino también con momentos de gran malestar social, guerras, revoluciones y migraciones masivas. (Clube, El Invierno Cósmico)"
Como Clube hace notar, la reforma protestante se debió en parte al hecho de que las potencias de la época, la Iglesia Católica, habían construido su sistema de control basado en el sistema aristotélico de 'Dios está en su cielo, y todo estará bien en el mundo, si eres un buen cristiano católico.' Obviamente, no querían hablar de un cosmos en frenesí sobre el cual su alabado dios no tenía ningún control. Y el hecho de que las cosas se volvieran frenéticas y la iglesia no podía hacer nada al respecto (por no hablar de la corrupción de la iglesia que era evidente para las masas) dio munición a los Reformistas que entonces fueron capaces de atraer a muchos seguidores así como el cristianismo atrajo a Constantino en un momento en que los dioses paganos no parecían ser capaces de ayudar ante un bombardeo de cometas.

Así, los protestantes fueron capaces de utilizar la situación como ventaja, lo que sugiere que se trataba de 'El Fin de los Tiempos' y que todo esto era parte del plan y la gente se salvaría si tan solo se pusieran del lado protestante.

Por supuesto, una vez que los protestantes habían 'ganado su lugar', por decirlo así ¡ellos también tenían que establecer la autoridad y adoptar la visión aristotélica! '¡AHORA, Dios está en su cielo y todo estará bien y no habrán más interrupciones catastróficos, siempre y cuando todo el mundo vaya a la iglesia, pague los diezmos, y obedezca a las autoridades correspondientes!'

En 1450, 100 años después de que la muerte Negra había destruido casi la mitad de la población de Europa, la Guerra de los Cien Años estaba llegando a su fin, el llamado Renacimiento se inició como resultado de todas las preguntas que los que querían la verdad y había sido levantado en la idea de que HABÍA Una Verdad (Y) estaban preguntando y trabajando en ella.

La persecución de las brujas comenzó alrededor de este punto. ¡Protestantes y católicos se acusaban unos a otros y las primeras décadas de la década de 1600 estuvieron infectadas por una epidemia de demonios! Esto duró hasta el final de la Guerra de los Treinta Años. Se dice que si la publicación del Malleus Maleficarum fue el comienzo del terror, la Paz de Westfalia en 1648 fue el final. En los últimos tiempos, el Malleus ha sido examinado críticamente, aunque no por individuos con conciencia de los acontecimientos cósmicos de la época. Sin embargo, lo que han observado tiene relación con nuestro tema aquí: Diablos Sexy

¿Qué había detrás de la cacería masiva de brujas en la Edad Media?
Una noche, hace 10 años, Walter Stephens estaba leyendo el Malleus malificarum. El Malleus, como los eruditos se refieren a él, no es una elección para una lectura nocturna. Por lo general se traduce como El Martillo de las Brujas, que fue publicado por primera vez en Alemania en 1487 como un manual para cazadores de brujas durante la Inquisición. Es un texto escalofriante - utilizado durante 300 años, hasta bien entrada la Edad de la Razón - que justifica y detalla la identificación, detención, interrogatorio y ejecución de personas acusadas de relacionarse con los demonios, firmar pactos con el diablo, y la realizar maleficios, o magia dañina.

"Eran las 11 de la noche", dice Stephens. "Mi esposa había ido a la cama, y en la primera página [del Malleus] estaba esta extraña oración sobre las personas que no creen en brujas y no creen en los demonios: 'Por lo tanto, aquellos se equivocan al decir que no hay tal cosa como la brujería, sino que es puramente imaginaria, incluso a pesar de que no creen que los demonios existen, salvo en la imaginación de los accidentes de ignorantes y vulgares, y los accidentes naturales que suceden al hombre, lo atribuyen erróneamente a algún supuesto diablo. "

La enrollada oración se superponía con una curiosa línea que Stephen sabía de Il Messaggiero, una obra de 1582 del poeta italiano Torquato Tasso: "Si los magos y las brujas y los poseídos existen, los demonios existen, pero no se puede dudar que en cada una de las eras precedentes se han encontrado especímenes de los tres anteriores: por lo tanto, no es razonable dudar de que los demonios se encuentran en la naturaleza".

Stephens, profesor en Charles S. Singleton de Estudios Italianos en el departamento de Hopkins de lenguas romances, es un crítico literario, y sintió que algo intrigante estaba pasando por debajo del texto en la página. Tasso, y, especialmente, el autor del Malleus, un teólogo e inquisidor Dominical llamado Heinrich Kramer, habían invertido en sus obras una gran cantidad de energía en refutar la duda sobre la existencia de los demonios. ¿A qué venía todo eso?

Durante los próximos ocho años, Stephens leyó cada tratado que encontró sobre la brujería, así como los reportes de interrogatorios, tratados teológicos, y otras obras (su bibliografía lista 154 fuentes primarias y más de 200 fuentes secundarias). La mayoría de los 86 tratados de brujería que cita han sido escritos en Europa occidental en los siglos 15, 16 y 17, y una tras otra (incluyendo el Malleus) contienen relatos de relaciones sexuales con espíritus satánicos. ¿Por qué? ¿Sus autores eran misóginos despiadados que buscaban retratar a las mujeres a la peor luz posible? ¿Eran espeluznantes célibes, reprimidos, que se descargaban escribiendo cuentos de sexo demoniaco? Stephens no lo creía así, los textos, en su opinión, no eran compatibles con esa lectura. En otras partes del Malleus encontró una referencia clave a brujas acusadas bajo tortura de ser "testigos expertos de la realidad de la interacción carnal entre humanos y demonios." Estos señores están tratando de construir pruebas de que los demonios existen, pensó. Están tratando de convencer a los escépticos. Y luego pensó: Están tratando de convencerse a sí mismos.

La tesis de Stephens revisa profundamente la sabiduría convencional sobre siglos de crueldad e injusticia. Las grandes cazas de brujas en Europa, dice, fueron el resultado de una severa crisis de fe. Los hombres que escribieron libros como el Malleus, hombres que apoyaban la tortura y la quema de decenas de miles de personas inocentes, necesitaban desesperadamente creer en las brujas, ya que si las brujas eran reales, entonces los demonios eran reales, y si los demonios eran reales, entonces Dios era real. No sólo era real, sino que estaba presente y atento. Lea cuidadosamente las obras compuestas por autores de la brujería, dice Stephens, y verá cuán profundamente perturbados estaban estos hombres educados y letrados en su acumulación de sospechas de que si Dios existía, Él no estaba prestando mucha atención a los descendientes de Adán.

[...]

La sancionada y organizada persecución de brujas, que alcanzó su punto máximo desde 1560 hasta 1630 y fue casi en su totalidad un fenómeno europeo occidental, que comenzó en un momento de grave preocupación en la Iglesia Católica Romana. El mundo europeo de comienzos del 1400 era un desastre. El siglo predecesor ha sido catalogado por la historiadora Barbara Tuchman como "calamitoso", y no está exagerando. Comenzando alrededor de 1315, una gran hambruna asoló gran parte de Europa occidental. Desde 1347 a 1352, la muerte Negra mató a más de un tercio de la población del continente. Otras enfermedades y brotes adicionales de la plaga azotaron a los supervivientes debilitados. Como si la catástrofe natural no fuera suficiente, Inglaterra y Francia optaron por luchar la Guerra de los Cien Años desde el 1337 a 1453, la guerra más larga en la historia. La misma Iglesia se fracturó, a causa de masivas herejías organizadas, y por un cisma que llevó a tantos como tres hombres a reclamar simultáneamente que eran el verdadero Papa. ¿Cómo podría un mundo creado por un Dios benevolente vigilante y comprometido ser un desastre? (Diablos Sexy)
La pregunta que llevó a la persecución de las brujas, por un lado, y el Renacimiento por el otro, era: ¿Cómo puede un mundo creado por un Dios benevolente, vigilante y comprometido ser un desastre? Responder a esta pregunta dio lugar al nacimiento de la Ciencia.

En resumen, al final, la Iglesia Católica exageró su papel y sus acciones durante la Inquisición entonces y, más tarde, dio lugar a muchas preguntas que dieron lugar al Renacimiento que condujo a la Reforma protestante, lo que llevó al nacimiento de la Ciencia, que fue tomada por tipos patológicos, como siempre sucede en todo tiempo y lugar a menos que las personas sean conscientes de la existencia de los tipos patológicos que están entre ellos.

La religión de la ciencia

Aquí, permítanme señalar que, en el siglo XVIII, no había tal cosa como un "científico profesional". Los que investigaban los asuntos científicos eran los miembros bien educados de las clases altas que tenían una gran cantidad de tiempo libre y un montón de dinero para apoyar sus investigaciones. Esta fue la Edad de Oro de la Ciencia. Más tarde, en el siglo XIX, ciertos descubrimientos llevaron a consideraciones económicas y políticas, y es entonces cuando la ciencia tomó la ruta equivocada, porque esas personas que tienden a pensar en blanco y negro también tienen otros rasgos de carácter que incluyen la necesidad de dominar a los demás, así como una fuerte tendencia a la avaricia. La búsqueda de la ciencia se convirtió en una carrera más que un hobby, y un ejército de trabajadores científicos trataron de servir a las órdenes del día de lo que iba a ser conocido como el Complejo Militar-Industrial.


Alfred Russel Wallace
A finales de 1860, Wallace invitó a un número de respetados científicos - incluyendo el notable físico, John Tyndall - para ayudarlo en sus investigaciones sobre los fenómenos psíquicos. Su idea era crear una nueva rama de la Antropología. También invitó al darwinista convencido, T.H. Huxley. Huxley rechazó la invitación por escrito: "Todo puede ser verdad, ya que no sé de nada que los contradiga, pero realmente no puedo levantar mi interés en el tema." Wallace lo presionó y Huxley declaró que había "escuchado suficiente de comunicaciones con los espíritus para saber que eran puras tonterías". (Tenga en cuenta que Huxley fue un biólogo autodidacta en los días en que la biología era bastante primitiva, y se convirtió en uno de los mejores anatomistas comparativos de su época. Sin embargo, él parece haber tenido algunas motivaciones políticas. Se dice de Huxley que "Antes de él, la ciencia era sobre todo la ocupación de un caballero, después de él, la ciencia era una profesión.")

Eventualmente Wallace se rindió a tratar de que sus colegas científicos se interesen ​​en lo paranormal. En cambio, publicó un artículo exponiendo sus ideas de que la selección natural podría tener límites y que una "inteligencia omnipresente" podría ser responsable del desarrollo de la conducta mental y moral. Señaló que un científico que buscaba explorar lo llamado "sobrenatural" fue al instante difamado, "marcado como crédulo y supersticioso, si no abiertamente acusado de falsedad e impostura, y sus experimentos cuidadosos y repetidos, ignorados, ya que no vale la pena darle un momento de su consideración. "

Pero Wallace estaba seguro de que había algo más en la vida que pura materia. Estaba convencido de que el estudio de lo sobrenatural podría ayudar a dilucidar la naturaleza de la vida misma. Declaró (probablemente con razón) de que todas las ramas de la ciencia que sufrirían hasta que el mundo de los varios sucesos inexplicables fuera investigado con seriedad y "tratados como parte de una porción esencial de los fenómenos de la naturaleza humana".

Wallace convenció finalmente a uno de los científicos más aclamados del Reino Unido, el químico e inventor, William Crookes, de investigar los fenómenos. Crookes fue el descubridor del talio, un metal blando que también es una neurotoxina fuerte. ¡Más tarde, los científicos han afirmado que Crookes se involucró en la investigación de lo paranormal sólo porque su cerebro fue dañado por su investigación química!

Por su parte, Crookes, dijo que no había encontrado a las ideas de Wallace particularmente convincentes, y su participación inicial en los experimentos fue simplemente para tratar de enderezar a Wallace. Él iba a examinar unos cuantos mediums, desacreditarlos a fondo, y pasar a actividades más científicas.

El único problema era: Crookes se convenció de que definitivamente había algo de enorme interés científico pasando. En 1871, publicó sus conclusiones en el Quarterly Journal of Science. Unos meses más tarde, publicó otro informe sobre las pruebas que habían llevado a cabo con el famoso psíquico, Daniel Dunglas Home.


El Médium dotado, Daniel Douglas Home
DD Home era una espina clavada en la comunidad de la ciencia materialista. Robert Browning se indignaba por que su esposa, la poetisa Elizabeth Barrett Browning, era partidaria de Home. Después de la muerte de su esposa, él publicó un feroz ataque contra Home en la forma de un poema, "El Señor Lodo, el médium". Cuantos más fenómenos D. D. Home producía, más se enfurecía la comunidad científica. Muchos críticos de Home habían pedido a Michael Faraday que interviniera y desacreditara a Home. Faraday estuvo de acuerdo con una condición muy extraña: que Home debería antes firmar una declaración diciendo que incluso si Faraday descubriera que sus resultados eran "los milagros o la obra de los espíritus," Home denunciaría todo lo que hizo como "despreciable y sin valor para la humanidad". ¿Lo que es lo más curioso de todo esto es la devota religiosidad de Faraday mismo. Faraday, al parecer, no encontraba ninguna contradicción entre su facilidad para aceptar la palabra de la Biblia, mientras rechazaba a los fenómenos de Daniel Dunglas Home como "blasfemos".

Lo que era - y es - notable de esta batalla fue la forma en que se libró: no en el laboratorio de ciencias, o en una evaluación justa de la evidencia, sino más bien a través la calumnia y la difamación anónima. Crookes fue un brillante científico y su reputación era tan sólida que sus experimentos eran difíciles de rechazar, incluso por los escépticos confirmados. Charles Darwin, después de leer los informes de Crookes, admitió que era "un hombre muy perplejo. No puedo desacreditar la declaración del señor Crookes, ni puedo creer en su resultado".

Después de que Crookes publicara sus informes, en el siguiente número de la Revista Trimestral de Londres, una revista conocida por su dedicación al status quo político, apareció un artículo anónimo por un individuo que decía conocer muy bien a Crookes. Este difamador anónimo describe a Crookes, como científico con una capacidad técnica excelente, pero una triste falta de inteligencia. El escritor dijo entonces: "Hablamos con conocimiento de causa, cuando decimos que la beca de la Royal Society le fue conferida con muchas dudas." Esta fue una insinuación viciosa ¡Los hechos son que Crookes había sido elegido miembro de la Sociedad por unanimidad de votos y, como se había señalado en su momento, sin ningún tipo de debate!

Crookes había esperado sin duda que sus colegas científicos exigieran la replicación de sus experimentos, y tal vez, que hicieran sus propios experimentos. Había esperado críticas a su equipamiento, y tal vez mejores propuestas de protocolo de pruebas. Lo que no esperaba es que sería calumniado de forma anónima, y sus amigos junto con él.


John Tyndall, físico irlandés. Él apoyó vigorosamente la separación bien definida entre ciencia y religión. También eta un Cristiano devoto y un anti-católico.
John Tyndall, que había negado anteriormente la invitación de Wallace, sostuvo que no había lugar en los salones de la ciencia ni siquiera para la más remota posibilidad de conciencia anterior a la materia. Él era un evangelista ferviente de una ciencia que se había puesto irrevocablemente en contra de cualquier noción de una realidad más allá de lo físico. En 1874, Tyndall fue elegido presidente de la Asociación Británica para el Avance de la Ciencia. Dejó en claro que ningún investigador de renombre podría seguir estas líneas de investigación y mantener su reputación. En su discurso presidencial, hizo un llamado a todos los líderes espirituales de todas las creencias religiosas a que se pongan a un lado: "La posición inexpugnable de la ciencia puede describirse en pocas palabras. Nosotros pedimos, y vamos a arrancarlo de la teología, todo el dominio sobre la teoría cosmológica. Todos los métodos y sistemas que de esta manera atenten contra el dominio de la ciencia deben, en la medida en que lo hacen, ser sometidos a su control, y renunciar a toda idea de controlarla."

En respuesta a la creciente rigidez de la ciencia, Henry Sidgwick, un clasicista del Trinity College de Cambridge, junto con Frederic Myers, Edmund Gurney, y William James, formó la Sociedad Británica para la Investigación Psíquica. Estos hombres, y otros científicos eminentes de la época, pensaban que la investigación objetiva e inteligente podría proporcionar respuestas a las preguntas metafísicas. Aquí es donde las cosas se ponen un poco extrañas. El BSPR se reunía en la casa de Arthur Balfour, el futuro primer ministro británico.

La hermana de Arthur, Nora (Eleanor), fue una matemática talentosa que disfrutó trabajando con su cuñado, el renombrado físico, John Strutt, Lord Rayleigh. Durante unas vacaciones en Egipto, Nora ayudó Rayleigh a mejorar la exactitud de la medición experimental de la resistencia eléctrica. Después de su matrimonio con Henry Sidgwick, puso su mente privilegiada en los temas de prueba de la veracidad de los fenómenos psíquicos. Pero a pesar de que un grupo de investigadores de gran talento - incluso brillante - persistieran en sus exploraciones, con resultados notables registrados en sus libros y actas, la ciencia y la religión tradicional sólo estaban interesados ​​en conseguir la posición dominante, para probarse a sí mismos, y no tenían el más mínimo interés en la resolución de la confusión, ni la solución de los problemas más acuciantes de los orígenes de la vida y el cosmos, en sí, de forma predeterminada.

La pregunta era - y es la siguiente: si hay una existencia más allá del mundo material obvio, en el reino del pensamiento moral y la inventiva ¿no debería alguien pensar en ello, investigándolo, respondiéndolo? ¿Y no deberían ser científicos capacitados que pudieran aplicar el método científico a los problemas, incluso si era necesario reformular el método para hacer frente a los problemas no materiales?


Sir William Crookes - una víctima temprana de la mafia científica.
Uno sólo tiene que observar lo que le sucedió a William Crookes y a sus experimentos y resultados verdaderamente extraordinarios, para puede destruir carreras salirse de la línea del punto de vista rígido, materialista. (El lector puede desear profundizar en esta fascinante batalla de los Titanes leyendo The First Psychic (El primer psíquico) por Pater Lamont y Ghost Hunters (Cazadores de fantasmas) por Deborah Blum).

Nora Balfour Sidgwick señaló que la ciencia ha demostrado su poder y valor todos los días. Sin embargo, para muchas personas cultas, la misma había remplazado a la religión como la forma más verosímil para explicar el mundo. Y ese es el problema: se convirtió en un sistema de creencias y había perdido sus raíces como un estilo cognitivo realmente exploratorio. Ella escribió: "El peligro sólo surge cuando el sistema se convierte en un sistema de dogmas que es maestro en lugar de esclavo."

Ese es el peligro al que nos enfrentamos hoy en día.

Los últimos 100 años han sido testigos de una explosión en el conocimiento de cientos - si no miles - de nuevos temas, que conducen a una complejidad tal que requiere un ejército de científicos especializados y presupuestos de investigación iguales a los presupuestos nacionales de algunos países. La gente común, sin importar que tan bien educada esté, se ha quedado atrás, no puede participar de la nube impenetrable de ideas complicadas que son inteligibles sólo en algunas partes, y sólo para los 'expertos correctos'. Si viviéramos en un mundo donde las cosas van bien, donde el hambre y la disparidad de recursos no fueran tan grandes, tal vez esto no tendría importancia. Pero vivimos en un mundo donde la tecnología desarrollada por el llamado progreso científico nos afecta cada día más en nuestra vida cotidiana. Existen dudas acerca de la toxicidad de nuestras fuentes de alimentos, manipulados por la ingeniería genética. Existen dudas acerca de la manipulación genética en la reproducción humana. Hay preocupación por el creciente dominio de la industria farmacéutica en la salud. Existen dudas acerca de las implicaciones sociológicas de control de la conducta a través de los medios de comunicación globales dominantes. Existe la preocupación de que la ciencia está en la cama con el poder y está siendo utilizada para detrimento de la humanidad en general. Y la consecuencia obvia de estas percepciones para las masas de la gente común es una reacción anti-ciencia. Esta reacción no sólo se dirige a los gobiernos y las compañías multinacionales que emplean a los científicos, sino en contra de los científicos y la ciencia, en sí misma.

Los científicos generalmente son reacios a presentarse y hablar de esto, es tan malo para la carrera como la investigación de un Cosmos no material. Así que, cuando los científicos no se unen y realmente vigilan su profesión e interactúan con las personas a quienes se supone que deben servir, el público queda a merced de la histeria sensacionalista. El nivel de confusión causado a la opinión pública por los medios de comunicación es terrible. Ejemplo de ello es la incapacidad constante de los medios para distinguir entre un hecho científico y una teoría.

Esto nos lleva a El tabú de la subjetividad por B. Alan Wallace. Él escribe:
Como un hombre joven que aspira a una carrera en estudios del medio ambiente, encontré a esta posición exclusivista de los científicos tan insatisfactorias como las reclamaciones similares de los creyentes religiosos. La contaminación mundial, el rápido agotamiento de los recursos naturales, la explosión demográfica, la extinción de más y más especies de vida animal y vegetal, y la proliferación de armas nucleares, convencionales, químicas y biológicas eran sólo algunos de los enormes problemas para los que las soluciones puramente científicas y tecnológicas eran obviamente inadecuadas. Estos problemas fueron creados no sólo por la falta de conocimientos científicos - de hecho, muchos de ellos no habrían ocurrido sin el conocimiento científico -, sino por los vicios humanos tales como la codicia, la agresividad y la corta visión. ...

Mientras que el conocimiento científico sólo me pareció, como un hombre joven, insuficiente para hacer frente a problemas globales, me llamó la atención también por su incapacidad para hacer frente a mis propias aspiraciones y conflictos personales. Era obvio para mí que uno podría ser bien educado, rico, y vivir con buena salud en un ambiente cómodo y aun así estar ansioso tenso, e insatisfecho. Muchas personas que se encuentran en esa situación, simplemente caen en la depresión, para lo que la medicina moderna prescribe medicamentos potentes para aliviar sus síntomas. Sin embargo, la disciplina científica de la psiquiatría no tiene ninguna fórmula o receta para la búsqueda de un sentido interno de significado, de satisfacción, de plenitud. ...

Me sentí tan desencantado con todas las opciones presentadas ante mi, tanto en la educación religiosa y científica, que volví la espalda a mi sociedad nativa para buscar la sabiduría de una civilización radicalmente distinta y desvinculada a la del Occidente moderno. Esta búsqueda me llevó a Dharamsala, India, el hogar del Dalai Lama y un núcleo de la civilización tibetana en el exilio. ...

En 1949, los comunistas chinos invadieron el Tíbet, y en las décadas siguientes, especialmente durante la Revolución Cultural, ellos fueron responsables de la muerte de hasta un millón de tibetanos y la destrucción genocida de la civilización tibetana. El corazón de esta cultura es el budismo tibetano, y hasta la fecha ha sido objetivo especial de la agresión china. Esto indica que en la actualidad el principal objetivo ideológico de la misión china en el Tíbet no es la imposición de un sistema económico socialista - que el Dalai Lama y muchos otros tibetanos abrazan felizmente - sino un sistema de creencias que está en profunda contradicción con la visión del mundo del budismo tibetano. Esa ideología está siendo propagada con fuerza en el Tíbet, mucho después de que los ideales socialistas de Mao hubieran sido desplazados por los ideales capitalistas del desarrollo industrial y el consumismo desenfrenados.

¿Qué es entonces esta ideología? De acuerdo con la propaganda actual de China en el Tíbet, es la doctrina de que la ciencia se presenta como el punto de vista único y verdadero de la realidad y todas las soluciones a los problemas de la humanidad se encuentran en la tecnología. La religión, esta doctrina declara, es la superstición, y debe ser arrancada de raíz por cualquier medio necesario, incluyendo el adoctrinamiento forzoso y la violencia. Aunque sería maravilloso para los tibetanos aprender sobre ciencia y tecnología - y el propio Dalai Lama está muy interesado en ese conocimiento y respalda fuertemente la educación científica de los tibetanos en el exilio - los chinos tienen la intención de promover una ideología materialista, más que promover la ciencia misma. Por lo tanto, he descubierto que cuando es respaldada por el poder político y militar sin la restricción de los ideales de la democracia, la ideología de la ciencia puede ser tan intolerante y feroz en su represión de las visiones contrincantes como cualquier religión tradicional. Por otra parte, mientras que los tibetanos habían mantenido durante siglos una economía sostenible y una población en equilibrio con su entorno natural, desde la invasión china, el Tíbet ha sido en gran parte desprovisto de sus bosques, su fauna y flora han sido devastadas, y sus ciudades han sido contaminadas; su meseta norte ahora se utiliza como un vertedero para los residuos nucleares. En lugar de tener la oportunidad de una educación liberal sobre la ciencia moderna, los tibetanos han sido golpeados por el puño de hierro de una ideología basada en la ciencia que ha suprimido la libertad de pensamiento...

La revolución científica que marcó el inicio de la era moderna introdujo el escepticismo fresco en relación con suposiciónes muy preciadas e incuestionables; e introdujo nuevos métodos para explorar el mundo natural. ... Yo sostengo la importancia de una pluralidad de métodos y teorías para romper la dominación de cualquier dogma que insiste en que el mundo debe ser concebido y explorado sólo de acuerdo a sus dictados. ... Yo sostengo que los principios fundamentales del materialismo científico, mientras que son verdaderos para el mundo del materialismo científico, no son necesariamente ciertos para la realidad como un todo. Estos principios nos han ayudado a entender un cierto rango de fenómenos naturales objetivos... pero al mismo tiempo han oscurecido una amplia gama de fenómenos subjetivos, como la conciencia misma, y ​​de esta manera la adhesión dogmática a estos supuestos, ha limitado la investigación científica y ha empobrecido nuestra comprensión de la naturaleza en su conjunto. ... El materialismo científico ha tomado el papel de una religión, con todos sus tabúes y herejías. (Wallace, 2004)
Una vez más, me gustaría sugerir a Wallace que leyera Ponerología Política con el fin de comprender lo que ha sucedido a la ciencia. La misma dinámica juega una y otra vez. Y al final, ¿de qué se trata?

Se trata de la conciencia. Este problema es sumamente fundamental para la definición misma del ser humano.

La mayoría de las religiones afirman que la conciencia existe fuera de la materia, que la materia pasó a existir como resultado de algún tipo de conciencia deseando que esto ocurriera. De la misma manera, afirman que la conciencia que anima a los seres humanos continúa después de la muerte. La ciencia corriente insiste en que la conciencia individual se desvanece tras la muerte del cuerpo. Sin embargo, hay un problema con este punto de vista. Usted ve, en la actualidad, no existe ninguna tecnología que pueda detectar la presencia o ausencia de cualquier tipo de conciencia. Es decir, no hay evidencia directa de la existencia o no existencia de la conciencia. La ciencia moderna no tiene ni siquiera un marco teórico dentro del cual llevar a cabo experimentos. Por lo tanto, dada su ignorancia de la presencia o ausencia de la conciencia, la ciencia es incapaz de respaldar esta afirmación.

En realidad, es inconcebible que, con todas las ramas de la ciencia, y toda la tecnología que se ha desarrollado (¡la mayor parte para la erradicación de la conciencia!), que explora todos los aspectos de nuestro universo, nuestra realidad, todavía no tengamos una ciencia de la conciencia. En resumen ¡hay un enorme hueco en nuestro conocimiento sobre EL fenómeno que es el sustrato de nuestras preguntas y conocimiento sobre todo lo demás! Wallace nos dice:
...el Diccionario Internacional de Psicología afirma: "[c] onsciousness (conciencia) es un fenómeno fascinante, pero elusivo: es imposible especificar lo que es, lo que hace, o por qué se desarrolló. Nada se ha escrito sobre la misma que valga la pena leer" (Wallace, 2004)
Alfred Russell Wallace, el co-fundador de la teoría de la evolución, con el tiempo llegó a la conclusión de que la selección natural no podía explicar el hombre mismo. Él escribió: "la naturaleza nunca dota a una especie más allá de las exigencias de la vida diaria." Esto significa que existe un problema importante en la explicación de muchos aspectos de los seres humanos, al menos para algunos seres humanos. Stephen Jay Gould escribe:
La única alternativa honesta es admitir la continuidad estricta de especie entre nosotros y los chimpancés. Y ¿qué perdemos con ello? Sólo un concepto anticuado del alma ...
Aquí Gould expresa el núcleo del materialismo evolucionista, "el postulado de que la materia es la materia de toda la existencia y que todos los fenómenos mentales y espirituales son sus subproductos". Este es el eje del debate.

El tardío Weston La Barre, profesor de antropología en la Universidad de Duke, se consumió con fervor ideológico contra el "enemigo" y escribió que todas las religiones que no sean la evolución son retiradas desadaptativas de la realidad. Al considerar la filosofía platónica - que sostiene que las ideas, formas, patrones, tipos y arquetipos tienen una existencia y realidad propia y, por tanto, parecen tener una relación evidente con la evolución y el origen de las especies - él periódicamente comparó a Platón con Adolf Hitler. Él no mencionó - como tales creyentes verdaderos hacen en ambos lados de la discusión - que Hitler fue un confirmado - incluso extremo - darwinista, creyendo que el hombre evolucionó del mono, una propuesta que Platón hubiera considerado absurda.

Los escritos de muchos grandes investigadores, entre ellos Carl Jung y físicos y matemáticos, sugieren que Platón tenía razón y que hay realidades inmateriales como las almas, los arquetipos, la conciencia independiente de cerebros físicos, y mucho más. La evidencia de esto es en realidad más importante que los harapos que están pegados entre sí para intentar validar la macroevolución. Y, por supuesto, esto significa que los defensores del darwinismo materialista, son los que están trabajando en uno de los mayores engaños de la historia.

La física cuántica indica que no sólo la "materia" parece disolverse en vibraciones con patrones en los niveles más fundamentales, se ha hecho evidente que hay un papel estructurador desempeñado por la conciencia. Ahora hay mucha evidencia acumulada de que la mente existe separada del cerebro físico y que los fenómenos como la telepatía no sólo son demostrables, pero que se ajustan a los modelos del Universo, con causas que no son locales.

En otras palabras, el mundo ha cambiado bajo los pies del evolucionismo materialista y no hay mucho más en nuestra realidad que el realismo ingenuo en el que se basa el neo-darwinismo. El hecho de que los evolucionistas más contemporáneos todavía se aferren a las viejas teorías de moda, cruda y mecánica, a pesar de los avances bien conocidos en otros campos de la ciencia es una prueba más del carácter religioso de sus creencias.

Y aquí llegamos a una idea interesante: la dificultad para los creyentes en la evolución puramente mecanicista y los creacionistas es que cualquier cosmología que es suficientemente explicativa de los fenómenos que observamos en nuestro universo tiene dinámicas e implicaciones más profundas. Tanto los evolucionistas como los creacionistas no parecen ser capaz del pensamiento verdaderamente abstracto, sutil, necesario para analizar estas consecuencias. Es como si ambos tipos están confinados dentro de un conjunto de restricciones cognitivas que guían a sus percepciones, experiencias y prioridades. Cuando se recogen los datos sobre este tipo de personas - y se encuentran en todas las clases y profesiones - nos encontramos con un cierto factor común que ha sido identificado como el "tipo de personalidad autoritaria". Este tipo de individuo se caracteriza por tres grupos de actitud y de comportamiento que se interrelacionan según lo informado por Bob Altemeyer.

1. Sumisión autoritaria - un alto grado de sumisión a las autoridades que son percibidos como establecidas y legítimas en la sociedad en la que uno vive o el grupo de pares con los que uno está involucrado o trabaja. Naturalmente, si muchos de los compañeros tienen desórdenes de la personalidad - y hay una alta probabilidad de que sea el caso en cualquier campo donde se da la autoridad sobre los demás - entonces uno se inculca en la sumisión a la ideación psicopatológica.

2. Agresión autoritaria - una agresividad general contra otras personas que son percibidas como objetivos según las autoridades establecidas tal como se definen en el número 1.

3. El convencionalismo - un alto grado de adhesión a las tradiciones y normas sociales que se perciben para ser aprobado por la sociedad - o de su grupo de pares -y sus autoridades establecidas; y la creencia de que a otros miembros de la propia sociedad también se les debe exigir que se adhieran a estas normas. Una vez más, si las tradiciones y normas sociales son establecidas por autoridades con programas de control, todo se corrompe desde arriba hacia abajo.

De acuerdo con Altemeyer:
Los autoritarios tienden a mostrar los errores cognitivos y síntomas de un razonamiento defectuoso. En concreto, son más propensos a hacer inferencias incorrectas a partir de la evidencia y a tener ideas contradictorias que resultan del pensamiento compartimentado. También son más propensos a aceptar, sin una crítica suficiente, la evidencia que apoye sus creencias , y son menos propensos a reconocer sus propias limitaciones." (Robert Altemeyer, el autoritarismo de derecha, de la Universidad de Manitoba Press, 1981.)
¡Como podemos ver, esta descripción se aplica por igual a ambos lados del "debate", cada uno rígidamente sujeto a sus propias 'autoridades' elegidas, identificandose excesivamente con sus propios grupos de iguales, rechazando pruebas contradictorias y atacando a los que traen esas pruebas al frente! Recuerden que no se identifican necesariamente con lo que se cree, sino por la forma en que se cree y se promueve.

Los antropólogos sociales señalan la asombrosa diversidad de las sociedades humanas modernas, como evidencia de la plasticidad de la psicología humana. Las diferentes sociedades tienen diferentes normas, tradiciones, creencias religiosas, costumbres, rituales, y mucho más. Entonces se preguntan ¿cómo es que esta diversidad siquiera posible? El hecho de que los seres humanos, que se dice que son todos los miembros de la misma especie, puedan llegar a tantas formas distintas de ordenar sus vidas, es extraordinario. Ninguna otra especie tiene esta variabilidad. Una de las cosas que esto implica es que una especie capaz de esta diversidad a través de las fronteras espaciales también puede ser capaz de una gran diversidad en las fronteras temporales. Es decir, pueden cambiar y eso puede significar el crecimiento o la regresión.

Otro punto importante aquí es el siguiente: es evidente que, en general, los seres humanos no están genéticamente programados para ser miembros de uno u otro grupo social específico, aunque puede haber algunas implicaciones genéticas aquí como los estudios de gemelos de los últimos años han demostrado. Lo que se ha observado es que un niño nacido en un orden social puede ser criado desde la infancia en otro orden social y aprender a funcionar a la perfección en ese orden adoptado.

Cada grupo social crea sus propias limitaciones y las impone a sus miembros. Esto significa que hay una gran cantidad de diversidad que se puede observar entre grupos sociales diferentes ¡pero dentro de un mismo grupo, la diversidad no se tolera muy bien! (¿Recuerdan los rasgos de personalidad autoritarios mencionados anteriormente?) Si pasan de ser miembros de un grupo a otro grupo, deben cambiar todo su pensamiento, adaptarse a un conjunto diferente de limitaciones que se imponen a ustedes por el grupo en el que vivien.

Por supuesto, está la pregunta ¿Quién aparece con las reglas para un determinado grupo social para empezar? Algunas personas pueden pasar de un grupo social en el que nacieron a otro con bastante facilidad, ya que nacen con la mentalidad de que es normal para ese grupo. (Los antropólogos no suelen estar al día con los resultados de las ciencias cognitivas.)

Lo que esto significa es que hay un potencial genético para la diversificación con respecto al pensamiento y la conducta nata en cada ser humano, un potencial que permite el crecimiento, pero dentro de unos parámetros determinados según lo revelado por la ciencia cognitiva. Dentro de esos parámetros, el individuo puede ser inhibido y / o ser formado por la sociedad, en cierta medida mayor o menor dependiendo de la persona. La pregunta es, ¿cómo? Ernest Gellner describe la teoría básica de la antropología con respecto a cómo las sociedades se forman. Él escribe:
El medio por el cual limitas a la gente de hacer una gran variedad de cosas, no compatibles con el orden social de cual que son miembros, es que las sometas al ritual. El proceso es simple: Los haces bailar alrededor de un tótem hasta que estén salvajes con el entusiasmo y se conviertan en medusas en la histeria de la locura colectiva, agudizas su estado emocional por medio de cualquier dispositivo, a través de cualquier ayuda audio-visual localmente disponible, las drogas, la danza, la música y así sucesivamente, y una vez que hayan flipado realmente, sellas en sus mentes el tipo de concepto o idea a la que posteriormente servirán como esclavos. A la mañana siguiente, el salvaje se despierta con una fuerte resaca y un concepto muy interiorizado. La idea es que la característica central de la religión es el ritual, y el rol central del ritual es la dotación de los individuos con conceptos compulsivos que definen su mundo social y natural, y restringen y controlan sus percepciones y comportamientos; simultáneamente y de manera mutua y reforzadora. Estas nociones profundamente interiorizadas a partir de ahora los obligan a actuar dentro del rango de los límites prescritos. Cada concepto tiene un contenido normativo vinculante, así como un tipo de contenido organizacional descriptivo. El sistema conceptual mapea el sistema de orden social y la conducta requerida, e inhibe la inclinación a pensamientos o conductas que transgreden sus límites.

No veo otra explicación sobre cómo el orden social y conceptual y la homogeneidad se mantienen dentro de las sociedades que, al mismo tiempo, son tan asombrosamente diversas, cuando son comparadas entre ellas. Una especie ha escapado de alguna manera a la autoridad de la naturaleza, y ya no es genéticamente programada para permanecer dentro de un rango relativamente estrecho de conducta, por lo que necesita nuevas restricciones. La gama fantástica de conducta genéticamente posible se ve limitada en cualquier manada particular y obligada respetar los límites marcados socialmente. Esto sólo puede lograrse por medio de la restricción conceptual, que a su vez, de alguna manera debe ser inculcada. De alguna manera, los límites semánticos, transmitidos culturalmente se imponen a los hombres... (Ernest Gellner, Antropología y Política, Blackwell, 1995.)
Aunque siento una gran admiración por Gellner, tengo que señalar que esta teoría de la forma de controlar a los seres humanos fue entendida casi de la misma manera muchos miles de años atrás. En el curso de mi lectura, una vez me crucé con un pasaje traducido de una excavación arqueológica - una tableta hitita - donde el rey escribió que el sacerdocio necesitaba que el rey establezca su autoridad religiosa y el rey necesitaba a los sacerdotes para establecer su derecho a gobernar. Este control viene claramente a la vista en la falsificación de la historia. La historia, en sí misma, deviene parte del control. Después de todo, el control de la información diaria es sólo la historia fabricándose. En cuanto a cómo funciona este proceso a nivel individual, un pasaje de Evil Genes (Genes malignos) de Barbara Oakley describe lo que 'bailar alrededor del tótem con el grupo social de uno' hace al cerebro humano - incluyendo a los científicos y creacionistas, quienes tienen apegos muy fuertes a sus sistemas de creencias:
Un estudio de imágenes recientes por el psicólogo Drew Westen y sus colegas en la Universidad de Emory ofrece un apoyo firme de la existencia del razonamiento emocional. Justo antes las elecciones presidenciales del 2004 entre Bush y Kerry, dos grupos de sujetos fueron reclutados - quince demócratas ardientes y quince republicanos ardientes. A cada uno se le presentó afirmaciones conflictivas y aparentemente dañinas sobre su candidato, así como sobre objetivos más neutrales como el actor Tom Hanks (quien, al parecer, es un chico agradable para la gente de todas las tendencias políticas). Como era de esperar, cuando se pidió a los participantes que hicieran una conclusión lógica sobre un candidato del otro partido político - "malo" -, los participantes encontraron una manera de llegar a una conclusión que hiciera que el candidato se vea mal, a pesar de que la lógica debería haber mitigado las circunstancias particulares, permitiéndoles llegar a una conclusión diferente. Aquí es donde se pone interesante.

Cuando este "control emotivo" comenzó a ocurrir, las partes del cerebro normalmente involucradas en el razonamiento no se activaron. En cambio, se produjo una constelación de activaciones en las mismas áreas del cerebro donde son experimentados el castigo, el dolor y las emociones negativas, (es decir, en la península izquierda, la corteza frontal lateral, y la corteza prefrontal ventromedial). Una vez que se encontró una manera de ignorar la información que no podía ser rechazada racionalmente, las áreas de castigo neural se apagaron, y el participante recibió una ráfaga de activación en los circuitos que tienen que ver con las recompensas - similar a la sensación que recibe un adicto al conseguir su dosis.

En esencia, los participantes no estaban dispuestos a dejar que los hechos se pongan en el camino de su candente toma de decisiones y el zumbido rápido de la recompensa. "Ninguno de los circuitos involucrados en el razonamiento consciente estuvo particularmente comprometido", dice Westen. "Esencialmente, parece como si los partidarios giraran el calidoscopio cognitivo hasta llegar las conclusiones que deseaban y, después eran reforzados masivamente por el mismo, con la eliminación de los estados emocionales negativos y la activación de otros positivos' ...

En última instancia, Westen y sus colegas creen que el 'razonamiento emocional sesgado conduce al "estampado de" o refuerzo de una creencia defensiva, asociando el recuento "revisionista" de los participantes con las emociones positivas o el alivio y la eliminación de la angustia. El resultado es que las creencias partidarias están calcificadas, y la persona no puede aprender mucho de los nuevos datos,' dice Westen. El notable estudio de Westen mostró que el procesamiento de información neuronal relacionado con lo que él llama 'razonamiento motivado'... parece ser cualitativamente diferente del razonamiento cuando una persona no tiene ningún interés emocional en las conclusiones que se alcanzarán.

El estudio es, pues, el primero en describir los procesos neuronales que subyacen al juicio político y la toma de decisiones, así como en describir los procesos que implican control emotivo, psicológico de defensa, el sesgo de confirmación, y algunas formas disonancia cognitiva. La importancia de estos hallazgos va más allá del estudio de la política: 'Todo el mundo, desde los ejecutivos y los jueces a los científicos y los políticos pueden razonar a partir de juicios sesgados emocionalmente cuando tienen un interés personal en la forma de interpretar "los hechos", "de acuerdo con Westen" ( Barbara Oakley, los genes del mal, Prometheus Books, 2008.)
Esto es, esencialmente, una mirada al interior del cerebro de la personalidad autoritaria.

Dado lo anterior, no es difícil ver cómo la corrupción de la ciencia se juega, y lo que esto significa para la humanidad. Los psicópatas, una vez en posiciones de poder e influencia, prohiben las áreas de la ciencia que saben que son peligrosos para su posición. Es una progresión natural hacia aplicar esto al estudio de la conciencia. Promueven su propio paisaje interior (el materialismo) a través de la ciencia y lo proyectan sobre la humanidad en general, bloqueando efectivamente el medio por el cual pueden ser identificados como anormales. Mediante la creación de tal barrera semántica, pueden inhibir y dar forma a nuestro "potencial genético para la diversificación del pensamiento y la conducta" en la dirección de su elección. Perdemos las herramientas necesarias con las que descubrir los verdaderos orígenes de su patología y las posibilidades reales dentro de la humanidad normal. Al negar la existencia de un principio ordenador de conciencia, se niega la existencia de cualquier orden potencial al que podemos aspirar.

Aquí es donde encontramos la clave para entender la corrupción de la ciencia y, por tanto, la sociedad y su comprensión del mundo. Parece que una construcción semántica nueva ha estado en proceso desde que los individuos patológicos se dieron cuenta de que la ciencia podría ser utilizada para obtener y mantener el poder: dominio de espectro completo.

En el momento en que Darwin publicó su Origen de las Especies en el siglo XIX, un evento que marcó la culminación de un cambio gradual en que la sociedad sea dominada por la religión a lo que se llamó el "pensamiento racional" y la ciencia, los autoritarios sabían que tenían su Teoría del Todo: procesos al azar de la materia, ninguna conciencia necesaria.

Por lo tanto, ha sido la aplicación constante del pensamiento evolucionista materialista la que está detrás de la explicación del orden del universo que hoy prevalece. Hay, sin duda, psicópatas en la pila de leña aquí actuando como la eminencia gris detrás de la ciencia - lo que controla la mayor parte de nuestras construcciones sociales e instituciones -, porque ciertamente no podemos decir que todos los científicos, ni siquiera la mayoría de ellos, son psicópatas. La propia profesión excluye a la mayoría de los psicópatas en virtud de la exigencia de un intelecto superior. Sin embargo, sí puede incluir un gran número de miembros que se encuentran en el tipo de personalidad autoritaria.

Mirando hacia atrás en la historia - más concretamente, la arqueología - nos damos cuenta de lo parecidos que son el Imperio Romano y nuestra civilización actual en realidad. Los romanos fueron sin duda racionales y científicos, en muchos aspectos. Tenían fábricas que producían artículos de mesa que se ha encontrado en los más lejanos confines del imperio, incluso en los hogares campesinos. Ellos tenían fábricas que fabricaban tejas que cubrían las cabezas de incluso los trabajadores más pobres y su ganado. Un alijo de cartas se encuentraron en el norte de Gran Bretaña, donde los soldados escribían a casa pidiendo que se les remitan medias, las cuales eran, al parecer, producidas en masa. El ejército romano fue superior porque tenía un equipo estandarizado, producido en grandes cantidades en las fábricas ubicadas en los centros del imperio. Granos, aceitunas, aceites, productos alimenticios de todo tipo, artículos de lujo, fueron producidos en masa y distribuidos en todo el mundo romano. La alfabetización fue, obviamente, muy generalizada, incluso en las clases trabajadoras. Había caminos, sistemas de saneamiento, alta cocina, en fin, todo lo que damos por sentado como algo esencial para la civilización. La única diferencia parece ser que nosotros hemos aprovechado fuentes de energía que los romanos no tenían las cuales permiten a nuestra civilización aspirar a la globalización. Pero en casi todo los demás, somos exactamente como ellos. Es sólo la ciencia la que nos ha hecho más grandes y más malos, por así decirlo. Y, como dice el refrán, cuanto más grandes son, más duro caen. Esa caída puede ser la extinción de la raza humana.
El final del Imperio Romano fue testigo de horrores y dislocaciones de un tipo que yo sinceramente esperaría nunca haber que vivido; y destruyó una civilización compleja, lanzando a los habitantes de Occidente de nuevo a un nivel de vida típico de los tiempos prehistóricos. Los romanos antes de la caída eran tan seguros como lo estamos hoy de que su mundo seguiría para siempre, sin cambios sustanciales. Ellos estaban equivocados. Seríamos sabios al no repetir su complacencia. (Ward-Perkins, 2005)