© ADICAE
Ampliar foto
Manifestaciones organizadas por ADICAE contra el "fraude de las preferencias" y el secuestro de ahorros por entidades bancarias.
El Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) de España convertirá el 30 de junio en accionistas a los tenedores de bonos convertibles procedentes de un canje de participaciones preferentes que la entidad planteó a finales del año pasado, lo que la Asociación de Usuarios de Bancos y Cajas y Seguros de España (ADICAE) denuncia como el "fraude de las preferencias", un riesgo impuesto, y una retención de fondos forzada.

"Se trata de la mitad de una emisión de bonos convertibles, con un valor de 1.750 millones de euros. La otra mitad también se convertirá en acciones el 30 de junio de 2013", informa ADICAE.

Según la Asociación, los afectados por participaciones preferentes siguen teniendo un producto de riesgo que nunca quisieron. Ahora tienen este producto en lugar del plazo fijo prometido inicialmente, y cada día con menos valor real y, en consecuencia, con pérdida de los ahorros.

"Una vez concluida la conversión, los bonos valdrán la mitad (50 euros en lugar de 100), puesto que la otra mitad ya habrá sido cambiada por acciones, y el valor de la emisión quedará también reducido al 50%", agrega ADICAE.

Uno de los grandes problemas de este canje advierte la Asociación, es que BBVA no ha fijado el precio de conversión en acciones. Este valor dependerá de la cotización de los títulos de BBVA en la primera semana del mes de julio.

Desde que anunciara el inicio de esta operación en noviembre pasado las acciones del BBVA han perdido valor, pasando de 5,55 euros a 5,22 según cotización del 22 de junio.

La asociación denuncia que al BBVA ingresarán con este proceso 3,475 millones de euros. "De esta manera BBVA amplía su capital social, pero los afectados no han hecho más que acumular pérdidas, lo que demuestra un claro choque de intereses y que son los consumidores quienes están pagando el saneamiento de las entidades financieras".

El fin de semana pasado se realizó una protesta en 32 ciudades. Los manifestantes señalaron que las familias están rescatando al sistema financiero y piden soluciones al Gobierno, informa 20 minutos.

Responsabilidades civiles y penales

ADICAE anunció que está exigiendo responsabilidades civiles y penales a los dirigentes de las entidades "nacionalizadas" y que éstas se extenderán a aquellas entidades que reciban financiación del rescate.

La acción judicial va en favor de un millón de familias atrapadas "en las preferentes y otros productos tóxicos de ahorro, incluidos los 2 millones de accionistas forzosos con el que pretenden solucionar estos graves problemas de la mayoría de las entidades", informa.

La denuncia se extiende además en favor de cientos de miles de familias que tienen su ahorros cautivos, que no son bonos financieros y que suman unos 30 mil millones de euros secuestrados. Al respecto ADICAE señala que el eurocomisario Joaquín Almunia reconoce que fueron defraudados por las entidades financieras españolas.