Además, se comercializan allí otros productos ilegales y peligrosos para la salud.
© wikipedia.org
A los habitantes de Londres les venden carne ilegal en grandes cantidades, en particular la de rata, según surge de una investigación de BBC llevada a cabo en uno de los mercados de la parte oriental de la ciudad.

Después de que empleados de la cadena filmaran con cámaras ocultas el mercado Ridley Road, uno de los más animados de la capital británica, se descubrió que les ofrecían a los compradores productos que no habían pasado el control sanitario y eran potencialmente peligrosos para la salud.

A los periodistas les vendieron, en dos tiendas del mercado, carne de animales salvajes, entre ellos, de thryonomys, que es una especie de rata que habita el continente africano. Además, tuvieron oportunidad de comprar otro producto ilegal: se trata de carne de ovejas o cabras quemada con una máquina de soldar, conocida como 'smokies'. La comercialización de estas piezas cárnicas está prohibida en Reino Unido, ya que en el pasado eran vendidas por la mafia de Gales que las preparaba con reses robadas y degolladas en mataderos clandestinos.

Al vender productos prohibidos a los periodistas, los comerciantes les pedían guardar en secreto el hecho para evitar 'problemas'. Más tarde cuando los periodistas los entrevistaron con una cámara, lo negaron todo. Decían que "no vendían ratas" y calificaban las palabras de los periodistas eran "100% mentira".

"Es horroroso, totalmente horroroso que haya tanta carne como esta", dijo Paul Povey, uno de los principales expertos del Reino Unido en bromatología, quien examinó la carne para la BBC. Las autoridades sanitarias inspeccionan regularmente los mercados, pero desde 2009 recibieron una sola queja sobre comercio ilegal de carne, que no pudo ser confirmada mediante verificación.