tormenta geomagnética1
© SDO-NASA
Imagen del Sol del 1 de noviembre 2012 que captura un determinado registro de temperatura
La actividad solar estaba baja y el campo magnético terrestre estaba tranquilo, pero el Centro de Predicción de Clima Espacial de Estados Unidos registró el miércoles un repentino impulso magnetómetro en Boulder, Colorado, Estados Unidos, debido a la llegada de una eyección de masa coronal del Sol, informó la Agencia Nacional Oceanográfica y Atmosférica (NOAA).

"Se espera que el campo magnético pase de inestable a activo con una probabilidad de tormenta (geomagnética) menor el 1 de noviembre, debido a la persistencia de los efectos de Eyección de Masa Coronal (CME)", informa NOAA.

La llegada de una tormenta geomagnética significa que el plasma solar, compuesto de partículas de iones cargados, choca con el campo magnético terrestre. Esto causa que cambien de polaridad y se observen luces de colores en el cielo nocturno, llamadas auroras.

tormenta geomagnética2
© GOES-NOAA
Actividad solar del 1-11-12
El área de impacto está principalmente desde los polos hasta los 60 grados de latitud geomagnética.

Entre sus potenciales efectos "pueden ocurrir débiles fluctuaciones de la red eléctrica", "impactos menores en las operaciones de satélites", y las "auroras pueden ser visibles en latitudes altas, es decir, la zona norte de Estados Unidos, como el norte de Michigan y Maine", informa NOAA.

En los siguientes días se espera que esté "desde tranquilo a niveles sin resolver con una ligera posibilidad de condiciones activas el 2 y 3 de noviembre", mientras disminuyen los efectos.

El Sol mostró poca actividad en estos días, solo algunas pequeñas llamaradas con eyecciones de masa coronal aisladas que se distribuyeron en torno la estrella sin dirigirse a la Tierra. Informa NOAA.