© desconocido
El presidente de Sudán, Omar al-Bashir, calificó el jueves al régimen de Israel como "el enemigo número uno" de su país.

Las declaraciones de Al-Bashir se produjeron en la capital de Arabia Saudí, Riad, donde se encuentra para someterse a una operación quirúrgica.

"Israel es nuestro enemigo, nuestro enemigo número uno, y vamos a seguir llamando a Israel nuestro enemigo", aseguró Omar al-Bashir.

Asimismo, el mandatario sudanés volvió a acusar al régimen de Tel Aviv de llevar a cabo el pasado mes de octubre un ataque aéreo contra una fábrica de armas en la capital sudanesa, Jartum, y prometió que Sudán daría una respuesta "contundente" a esta mortal operación.

El pasado 24 del mes pasado, el ministro sudanés de Información, Ahmad Bilal Ozman, anunció que cuatro aviones de combate del régimen de Israel bombardearon una fábrica de armas y, como consecuencia, dos personas perdieron la vida.

Tras el incidente, cientos de sudaneses salieron a las calles de Jartum para expresar su condena al régimen israelí.

Días después, el embajador de Sudán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Daffa-Alla Elhag Ali Osman, anunció la decisión de su país de presentar una queja oficial contra el régimen de Tel Aviv ante el Consejo de Seguridad de la ONU (CSONU) por este trágico ataque. Sin embargo, hasta el momento el CSONU no ha tomado ninguna medida al respecto.

El régimen de Tel Aviv, por su parte, se ha negado a comentar sobre este incidente. "No hay nada que puedo decir sobre este tema", declaró el ministro israelí de asuntos militares, Ehud Barak.

De acuerdo con el presidente sudanés, la postura antisraelí de Jartum es la causa principal de ese bombardeo.