© desconocido
Tres personas han perdido la vida este jueves en un ataque estadounidense llevado a cabo por un avión no tripulado en las afueras de Saná, capital de Yemen.

El drone estadounidense, según fuentes de seguridad yemeníes, tenía como objetivo un vehículo que se encontraba cerca de la aldea de Beit al-Ahmar en la región de Sanhan, situada en el sureste de Saná.

Durante los últimos tres días, habían reportado un objeto (drone) sobrevolando en el área.

Estados Unidos tiene desplegados aviones no tripulados en Afganistán, Irak, Libia, Paquistán y Yemen, en los que realiza campañas de bombardeos aéreos no autorizados, so pretexto de luchar contra el terrorismo.

A pesar de que los civiles engrosan el mayor número de víctimas que se registra en dichas ofensivas aéreas, criticadas tanto por la Comunidad Internacional como por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) está tratando de ampliar dichos ataques en el país árabe, según algunos informes.