Los turistas en Venecia llevaban bolsas de plástico en las piernas el jueves, y los vecinos de la ciudad se calzaban botas de goma después de que el agua subiera hasta la rodilla en muchas zonas de la ciudad.
© Desconocido
El nivel medio del mar Adriático subió en unos 1,4 metros por encima de lo normal, a su punto más alto en casi dos años, enviando agua de la laguna a la plaza de San Marcos y muchos callejones estrechos.

Las pasarelas de madera que suelen utilizarse para permitir el paso de peatones sobre zonas inundadas se retiraron después de que el agua subiera por encima de ellas, inutilizándolas.

En algunos lugares era imposible distinguir dónde terminaban los canales y comenzaban las calles.

Buena parte de Italia ha sido golpeada por intensas lluvias y fuertes vientos durante la última semana.