El representante palestino ante la ONU, Riyad Mansour, quien calificó la situación en la zona como "muy explosiva" y denunció que han detectado la movilización de un gran número de tropas israelíes "que podrían entrar" en la Franja.

© GETTY
Las autoridades palestinas pidieron este miércoles al Consejo de Seguridad de la ONU que actúe de forma urgente después de la última agresión de Israel en la Franja de Gaza en la que han muerto al menos nueve personas.

Así lo aseguró el representante palestino ante la ONU, Riyad Mansour, quien calificó la situación en la zona como "muy explosiva" y denunció que han detectado la movilización de un gran número de tropas israelíes "que podrían entrar" en la Franja.

Mansour dijo ante la prensa que ha enviado cartas al presidente de turno del Consejo de Seguridad, el embajador indio Hardeep Singh Puri; al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y al presidente de la Asamblea General, Vuk Jeremic.

"Le hemos dicho (al presidente del Consejo) que es una situación que amenaza a la seguridad internacional y que queremos que actúe de manera responsable", dijo Mansour, quien advirtió que están explorando "todas las opciones" y no descartan ninguna posibilidad.

El representante palestino condenó "en los términos más enérgicos" los últimos ataques de Israel que, según dijo, han causado la muerte de al menos nueve personas y un gran número de heridos, aunque advirtió que "los números están aumentando".

Preguntado por la muerte del líder del brazo armado de Hamás en Gaza, Ahmed Yabari, en esos ataques, el representante dijo que las autoridades palestinas condenan la muerte de cualquier persona "sin importar su afiliación política".

Mansour dijo que el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, ha pedido al secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, que convoque una reunión urgente para abordar la escalada de violencia que vive la zona.

El diplomático palestino dijo que las "últimas provocaciones" de Israel coinciden en el tiempo con los esfuerzos diplomáticos que ha desplegado la ANP para lograr el reconocimiento como Estado observador por parte de la Asamblea General.

"No importan sus intenciones (de los israelíes), estamos más determinados que nunca a que nuestros esfuerzos para cambiar de estatus sean exitosos", dijo ante la prensa Mansour, quien detalló que continúan los contactos diplomáticos para lograr más apoyos.

Así, indicó que ya han mantenido reuniones con el secretario general, con el presidente del Consejo y con los representantes de los países de América Latina y el Caribe "para escuchar sus ideas y opiniones" sobre el texto que han puesto encima de la mesa.

La ofensiva militar israelí en Gaza, denominada "Pilar Defensivo", dejó al menos ocho muertos, incluidos cuatro civiles, uno de ellos un niño de siete años, y medio centenar de heridos, según el portavoz del Ministerio de Sanidad en Gaza, Ashraf al-Qedra.

Cuatro fallecidos pertenecen a grupos armados, entre los que se encuentra el líder del brazo armado de Hamás, Ahmed Yabari, muerto en un ataque selectivo israelí al ser alcanzado el vehículo en el que viajaba por un proyectil disparado desde el aire.

La actual ofensiva israelí se produce a dos meses de que en enero se celebren elecciones generales en el país y apenas dos semanas antes de que los palestinos pidan a la Asamblea General de la ONU que vote su reconocimiento como Estado observador.

La última operación a gran escala emprendida por Israel en Gaza, conocida como "Plomo Fundido", se llevó a cabo también en vísperas electorales, entre diciembre de 2008 y enero de 2009 y dejó 1.400 palestinos muertos y 13 israelíes.