Tormentas solares
© STEREO
Sol el 20 -11-12 7:09 am EST Observatorio de Relaciones Solar Terrestre.
El Sol se activó a niveles moderados y el mayor evento de las últimas horas fue una tormenta solar de rayos X de magnitud M1, registrada el 20 de noviembre con una eyección de masa coronal (CME) dirigida hacia la Tierra, a una velocidad estimada de 664 kilómetros por segundo.

La llamarada solar fue acompañada con breves interferencias de las comunicaciones, y nuevas explosiones solares se registraron esta mañana con efectos menores de bloqueos de señales de radio de alta y baja frecuencia. (Video con las últimas imágenes de eyecciones de masa coronal del Sol)

Cuando la CME enviada por el Sol golpea el campo magnético de la Tierra, causa tormentas geomagnéticas que incluyen auroras boreales y australes, además de potenciales daños en las redes eléctricas y bloqueos o interferencias en las comunicaciones. Dependiendo de la velocidad del viento las partículas de las últimas explosiones alcanzarán la Tierra en 48 horas.

El Centro de Predicción espacial de la Agencia Oceanográfica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) indicó en su comunicado de las 6:36 hora UTC, que se espera que unas CME impacten el campo geomagnético terrestre con potenciales efectos de tormenta geomagnética solar el 24 de noviembre de nivel G1 (el menor en la escala de 1 a 5).

El área de impacto es principalmente hacia los polos desde la latitud de 60 grados. Se esperan fluctuaciones en las redes eléctricas y un impacto menor en las operaciones de satélites.
Las auroras podrán ser visibles en latitudes altas, es decir, la zona norte de EE.UU., como en el norte de Michigan y Maine.
A su vez NOAA informó que el campo geomagnético del 20 de noviembre pasó de silencioso a activo, por la llegada de otras CME anteriores y el nivel de electrones superó levemente el límite normal máximo.

Persisten tormentas geomagnéticas

Por la llegada de anteriores CME, se registran desde el martes, signos de tormenta geomagnética leves que persisten el día del miércoles con poco aumento de radiación según el registro de NOAA. Las auroras pueden ser visibles en latitudes superiores a los 65 grados, en Canadá y Alaska. Leves fluctuaciones eléctricas pueden ocurrir en altas latitudes.

Meteorólogos espaciales anuncian para los próximos días un 70% de probabilidad de nuevas tormentas solares moderadas de clase M y un 15% de probabilidad de grado X, es decir de mayor magnitud.