virus aviar
© Vince Garvey - Universidad de Oxford
Carbonero afectado con el virus aviar
La Universidad de Oxford comunicó esta semana que una nueva cepa de virus aviar está causando estragos en las aves de jardín de Gran Bretaña especialmente en los pájaros carboneros.

La cepa está afectando a grandes poblaciones de aves, incluidas las de los bosques de Wytham e investigadores de la Sociedad Zoológica de Londres, la Universidad de Oxford y la Sociedad de Ornitología publicaron tres informes en la revista Plos One alertando por la disminución de la especie.

La aves más afectadas por el virus aviar eran los gorriones, y las palomas, pero ahora la nueva cepa está atacando a las aves de jardín, especialmente a los páridos, una especie que incluye a los carboneros y herrerillos, con preocupación de los veterinarios y ornitólogos. Estas aves se distribuyen principalmente en Europa, Asia, África y Norteamérica.

"La infección produce verrugas, como tumores en diferentes partes del cuerpo de un ave, especialmente en la cabeza alrededor de los ojos y el pico", dice el doctor Lawson Becki, veterinario de la Sociedad Zoológica, según el reporte de la Universidad.

En algunos casos la enfermedad produce grandes malformaciones, que les impide alimentarse, lo que las hace susceptibles a la depredación, señalan los veterinarios de Oxford.

De acuerdo al monitoreo realizado en los bosques de Wytham, los científicos de Oxford, vieron que los páridos salvajes mayores son los más afectados.

"A pesar de que puede ocurrir una recuperación de la infección, nuestros resultados muestran que esta nueva cepa del virus de la viruela aviar reduce significativamente la supervivencia de los páridos salvajes mayores y tiene efectos particularmente grandes en la supervivencia de las aves jóvenes, dijo el Dr. Shelly Laquis, del Instituto Edward Grey en el Departamento de Zoología de la Universidad de Oxford, un autor de los tres informes.

La enfermedad se extendió rápidamente en cinco años y se cree que disminuirá la población significativamente.

Como las aves infectadas no suelen emigrar fuera del país, los veterinarios creen que el virus llegó al país a través de los mosquitos.