altos mandos comunistas
© CCTV
Un informe de ocho minutos de la Televisión Central China transmitió las nuevas directrices propuestas en el Partido Comunista para regular gastos suntuosos. Muchos en China se mostraron escépticos.
El Partido Comunista Chino afirma que está considerando una nueva directriz interna que evitaría las más ostentosas muestras de privilegio que a menudo gozan los altos mandos en sus presentaciones protocolares: masas de visitantes para saludar y despedirlos, ramos de flores, abundancia de guardas armados, pancartas anunciando sus buenas obras, reuniones con suntuosas comidas, y hasta recibimientos ceremoniales. Todo eso quedaría fuera del menú, si se adopta la nueva política.

"El estilo de trabajo de cuadros dirigentes, especialmente cuadros de alto nivel, tiene un gran impacto en la atmosfera del partido, el estado de ánimo del gobierno, e incluso el ambiente general de la sociedad", dice el informe transmitido por las boquillas estatales Xinhua y la Televisión Central de China (CCTV).

La directriz fue anunciada por el nuevo jefe del Partido Comunista Xi Jinping en una reunión del Politburó el 4 de diciembre, un poderoso cuerpo de 25 miembros que se encuentra debajo el Comité Permanente y controla las políticas del país. Asuntos del partido como "estilo de trabajo" no existen como ley, por lo que las declaraciones pueden ser mejor entendidas como promesas y pautas.

Las pautas propuestas están destinadas a "conectar estrechamente al partido con las masas", y parecen ser parte de la campaña del nuevo líder Xi para reglar algunas de las prácticas del Partido Comunista que enfurecen al público.

A pesar del objetivo indicado de recortar rituales y pompas del partido, las instrucciones se siguen entregando en la jerga del pesado dialecto comunista.

Ocho elementos del "estilo de trabajo" serían los blancos. En concreto, los cuadros deben: reducir los casos de cierre del tráfico por desfiles oficiales; tener reuniones de informes de medios estatales sobre la base del "valor de la noticia" en lugar de simplemente por el hecho por el cual se llevan a cabo; "en general" no publicar libros o escribir inscripciones en monumentos públicos; y vivir de una manera "diligente y cuidadosa" con respecto a los vehículos, viviendas, y a otros aspectos de la vida.

También ya no enviar informes de trabajo y presentaciones sin fundamentos y cuando se viaje al extranjero no pretender que los estudiantes de intercambio salgan a recibirlos; viajar liviano para giras oficiales y viajes de investigación, y no celebrar banquetes; por último, no realizar ceremonias de inauguración ni de innovaciones al menos que sean autorizadas.

Los artículos fueron leídos uno tras otro durante más de ocho minutos en la CCTV con el texto apareciendo en pantalla.

Dirigentes del Partido Comunista previamente hicieron graves advertencias sobre el peligro de la corrupción en el partido, y el alejamiento que hay entre los mandos comunistas y "las masas" debido a los privilegios y poderes de los cuales los cuadros de alto nivel disfrutan.

El reportaje de Xinhua afirma que los cuadros deben "hacer un gran esfuerzo para cambiar su estilo de trabajo, y verdaderamente cambiar los problemas de las masas que tienen reacciones fuertes, y de principio a fin mantener una relación tan cercana como de sangre con las masas".

Las "reacciones fuertes" a las cuales Xinhua se refería no fueron señaladas, pero pueden estarse refiriendo a las muchas instancias de enormes manifestaciones callejeras que se llevan a cabo en China, por lo general en respuesta a la injusticia o crueldad percibida por funcionarios del partido o relacionada con ellas.

De acuerdo a Sun Liping, un profesor de sociología en la Universidad Tsinghua de Beijing, hubo por lo menos 180.000 incidentes de masas en 2010, aunque el número podría ser superior, ya que las estadísticas oficiales no son publicadas.

El reportaje y el comentario sobre la política propuesta parecieron ser reprimidos en Sina Weibo, la principal plataforma de microblogging en China. Algunos cibernautas creyeron que el informe indica un cambio para el partido, mientras otros fueron cáusticos.

Hace poco Xi Jinping dio un discurso titulado: "Palabras huecas llevan el país a errar, mientras la verdadera acción rejuvenece la nación". Un cibernauta de Chengdu jugó con ese título diciendo con respecto a la reciente noticia: "Si no hay ningún control sobre esta promesa, entonces se trata solo de palabras huecas. ¿Quién fue el que dijo conversaciones vacías llevan el país a errar?"