© Desconocido
El banco suizo, UBS acordó pagar una multa de 1,5 mil millones de dólares a las autoridades y se declaró culpable del cargo de fraude electrónico.

Las novedades más recientes en una investigación de largo alcance prueban cómo los bancos han manipulado las tasas de interés que condujeron a la crisis financiera.

La multa es una de las más grandes dirigidas contra una institución financiera, justo por debajo de los 1,9 miles de millones de dólares de multa que HSBC aceptó pagar la semana pasada por el lavado de dinero.

Los cargos se refieren a los modos que algunos comerciantes influían sobre los bancos para manipular la tasa de oferta interbancaria de Londres, o Libor, a favor del beneficio de sus propias negociaciones.

Las autoridades anunciaron que desde 2006 a 2009 los comerciantes de UBS realizaron apuestas sobre el movimiento de Libor y manipularon la tasa, que se utiliza como punto de referencia para fijar las tasas de interés de muchas hipotecas, tarjetas de crédito y otros instrumentos de crédito al consumo. Los comerciantes aprovecharon de sus conocimientos sobre el movimiento del Libor.

Los analistas dicen que probablemente en los próximos meses, la investigación se ampliará para incluir otros bancos que ayudaron a determinar la tasa Libor.