© Eneas/Flickr
Esperando la lluvia de estrellas. Foto de archivo.
Entre el 27 de diciembre y el 13 de enero la Tierra recibe una posible caída de meteoritos por el conjunto de estrellas fugaces Cuadrántidas, informan astrónomos.

La lluvia de Cuadrántidas viajan a 41 kilómetros por segundo con una cantidad relativamente baja de meteoroides, sin embargo entre la noches tres y cuatro de enero alcanza notoriedad por un breve tiempo. El índice máximo de observación se pronostica para el 4 de enero a las 7:24 hora UTC, según Astronomía.

Los astrónomos indican que la abundancia de los meteoritos observados y su luminosidad puede llegar a ser por sobre el promedio durante unas ocho horas.

Se las puede buscar cerca de la constelación de Boyero, vecina a la Osa Mayor y al cuadrilátero de estrellas que forma la cabeza de la Constelación de Draco. Se observan mejor en el hemisferio Norte, que en el Sur.

El origen de las Cuadrántidas no es muy conocido, sin embargo, prometen dar un verdadero espectáculo a los aficionados. La mayoría de las lluvias de estrellas fugaces son restos de asteroides o cometas.