Alun Morgan
© Jurriaan Persyn/Flickr
El inglés Alun Morgan utiliza un diccionario para volver a aprender inglés después de levantarse de un accidente cerebrovascular hablando galés. Foto de archivo.
Un inglés jubilado despertó hablando galés y tuvo que aprender a hablar inglés de nuevo, después de haber sufrido un derrame cerebral grave y estar inconsciente por tres semanas.

Alun Morgan, de 81 años, vive en Somerset, pero pasó algún tiempo en Gales hace 70 años, cuando era un niño y fue transportado allí durante la Segunda Guerra Mundial.

Aunque nunca aprendió a hablar galés en la edad adulta, habló este idioma antes de los 10 años. Una explicación es que adoptó el idioma sin darse cuenta y esta habilidad ahora se desbloqueó.

"Fue una experiencia increíble porque descubrí después de dos o tres días, cuando se me estaba volviendo un tanto compus mentus (común), que estaba hablando totalmente galés, y sólo mi esposa me entendía", dijo Morgan en una entrevista con The Telegraph.

Poco a poco su inglés regresó, pero Morgan dijo que no fue fácil.

"Después de haber aprendido que sólo hablaba galés, tuve que encontrar una manera de aprender inglés, por lo que de inmediato me conseguí un buen diccionario galés, el cual continué mirando de vez en cuando para asegurarme de que las palabras que utilizaba eran correctas".

Morgan fue diagnosticado con un tipo de daño cerebral llamada 'afasia', que afecta a las áreas del cerebro que coordinan el idioma. Otras personas que sufrieron las mismas condiciones terminaron con el síndrome del acento extranjero, que cambia la forma en que hablan y forman las palabras.

Chris Clark, Director Stroke Association del Reino Unido de Life After Stroke Services, dijo a The Telegraph que la afasia puede limitar la capacidad de las personas en su comunicación.

"El accidente cerebrovascular puede tener un gran efecto en las personas y provocar cambios físicos y de personalidad", dijo.

"Con un accidente cerebrovascular, la sangre al cerebro se interrumpe y en las áreas privadas de oxígeno, las células cerebrales mueren, lo que puede causar daño".