Juan Carlos de Borbón
© Desconocido
El rey de España, Juan Carlos de Borbón
, se acerca cada día más al fin de su reinado; una monarquía que según los analistas depende tanto del respaldo popular como el apoyo parlamentario.

Tres expertos en marketing, John M. T. Balmer (Universidad de Braddford, Reino Unido), Sthephen A. Greyser (Harvard, EEUU) y Mats Urde (Lund, Suecia), han comparado a la monarquía con una marca empresarial, ya que ambos deben responder a un mismo interrogante: "¿cómo lo estamos haciendo?".

El estudio ha llamado la atención de la Casa Real hasta el punto que lo equipara con el impacto que tuvo el libro de comunicación política "No pienses en un elefante", de George Lakoff, en el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), después de que el partido regalara un ejemplar de esto a todo el Ejecutivo.

El rey de España, Juan Carlos de Borbón, en una entrevista concedida a la Televisión Española (TVE) con motivo de su 75 años, señaló el viernes que su país ha conseguido bastantes cosas, pero recalcó que todavía falta conseguir una España más igualitaria y más justa.

No obstante, no hizo comentario alguno respecto a la crisis -mencionada esta palabra una sola vez- que azota al país europeo. El monarca eludió los temas más importantes que marcaron el 2012 como ser: las protestas callejeras, los desahucios, la cacería de elefantes y el caso de Iñaki Urdangarin, su yerno.

A mediados de abril de 2012, se publicaron las imágenes del rey Juan Carlos de España junto a un elefante asesinado que provocó la ira de los españoles, pues el permiso para tal cacería cuesta más de 30.000 euros; un gasto considerado un despilfarro por la mayoría de la población.

Este acto polémico del rey en una época de crisis y de enorme déficit y paro, hizo que Juan Carlos pidiera disculpas, lo cual se reflejó en su acongojada declaración: "Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir".

El otro caso influyente en la caída de la popularidad de la Familia Real fue el de su yerno Iñaki Urdangarin que se valió de su parentesco con la Casa Real, sin ningún tipo de miramientos, para hacerse con contratos y saltarse burocracias, acto imposible para otro ciudadano del país ibérico.

Urdangarin, asimismo, acusado de fraude a la seguridad Social por el juez del caso Nóos, fue el primer miembro de la Familia Real que declaró ante un juez en calidad de imputado, acusado de desviar dinero público.

En este marco, el diario español 'El Mundo' publicó el jueves los resultados de un sondeo realizado por Sigma Dos, asegurando que el rey se enfrenta a su peor pesadilla, es decir, la pérdida de su monarquía, como consecuencia de los escándalos surgidos.

El informe refleja que el 57.8 % de los jóvenes españoles de entre 18 y 29 años no cree en la corona y tampoco apoya al actual sistema administrativo del país encabezado por Don Juan Carlos, mientras que solo un 37.3 % está a favor. Asimismo, en 1998, un 72% prefería la Monarquía y solo un 11%, una República. En 2010, esa diferencia era de 57% para el sistema monárquico y 35% para el republicano.