© Desconocido
El domo tiene una dimensión de 220 metros de diámetro y profundidad máxima promedio de 50 metros.
México. Las explosiones recientes que registró el volcán Colima arrojaron alrededor de un millón y medio de metros cúbicos de material volcánico por lo que modificó el cráter que se mantenía desde hace seis años, ahora el domo tiene una dimensión de 220 metros de diámetro y profundidad máxima promedio de 50 metros, informó Protección Civil, luego de que científicos de Jalisco y Colima realizaron un sobrevuelo por el coloso.

Se confirmó además que el cuerpo lávico representa una nueva efusión de magma con temperatura menor a 200 grados centígrados.

Se advierte que el volcán de fuego continuará con su actividad porque vive un nuevo periodo de extrusión o salida de material magmático en la cumbre por lo que el monitoreo seguirá permanente.

En tanto la zona de exclusión se mantiene en un radio de 7.5 kilómetros a partir del cráter.