© Desconocido
La compañía estadounidense de tarjetas de crédito American Express ha anunciado planes para recortar 5.400 puestos de trabajo durante el año en curso, con el objetivo de reducir su plantilla actual entre el 4 y el 6 % por debajo del nivel actual de 63.500 personas.

Esta medida, comunicada el jueves, forma parte de las políticas financieras de dicha entidad, a través de las cuales pretende reducir sus gastos, principalmente en el negocio de los viajes.

La decisión fue tomada después de que se presentaran por sorpresa los resultados preliminares de sus cuentas del cuarto trimestre de 2012.

Al respecto, American Express ha sostenido que el beneficio neto de los últimos tres meses del año pasado fue de 637 millones de dólares después de aplicar una serie de cargos.

Sin esos cargos, los beneficios habrían sido de 1.200 millones de dólares (1,09 dólares por acción), frente a los 1.192 millones registrados en el mismo período del ejercicio precedente (1,01 dólares por acción).

Desde 2008, EE.UU. sufre una grave crisis económica, la cual al principio afectaba solo el ámbito crediticio e hipotecario, pero que el 2011 llevó a este país a la crisis del techo de deuda.

La caída del dólar, la quiebra de los bancos e instituciones financieras e incluso de algunas ciudades forman parte de los impactos que la crisis ha impuesto al país norteamericano.