© AFP / ALEXEI NIKOLSKY / RIA-NOVOSTI
Rusia asigna unos 132.000 millones de dólares para la adquisición de buques de guerra hasta el año 2020, señaló el presidente ruso, Vladímir Putin, durante una videoconferencia en la norteña ciudad rusa de Severomorsk.

"La modernización de la flota es una de las prioridades de nuestro trabajo de fortalecimiento de nuestras fuerzas armadas. En el marco del programa estatal de compras de armamento y material hasta 2020 se asignan 4 billones de rublos [unos 132.000 millones de dólares] para crear modernas y equilibradas agrupaciones de buques de superficie y submarinos", señaló el presidente.

De acuerdo con Putin, hasta el 2020 la Marina de Guerra rusa recibirá, además de ocho submarinos estratégicos clase Borei, otros ocho sumergibles nucleares multifuncionales clase Yasen. "Además se construirán submarinos multifuncionales diesel-eléctricos", dijo el jefe de Estado un día después de que la Marina de Guerra rusa oficializara la puesta en servicio operacional del submarino nuclear estratégico Yuri Dolgoruki, del proyecto 955 Borei.

El mandatario ruso destacó que el contratista principal de estos pedidos estatales será la empresa Sevmash, de la ciudad de Severomorsk.

"En los astilleros de esta legendaria empresa han sido construidos para la flota nacional más de 120 submarinos nucleares", recordó.

Además se señaló que en 2013 la Flota rusa se completará con otro sumergible estratégico del proyecto Borei, el Alexánder Nevski (actualmente en pruebas de navegación).

"Ya ha sido botado el Vladímir Monomaj. El año pasado se colocó en los astilleros otro sumergible del proyecto Borei, el Príncipe Vladímir, siendo este último la nave con mayores capacidades combativas", afirmó el presidente.