© Desconocido
Un importante grupo británico de derechos humanos ha puesto de relieve el evidente silencio de la cadena BBC ante la difícil situación de ciudadanos palestinos sujetos a un acuerdo de intercambio de prisioneros con el régimen de Israel, mientras ha convertido al soldado israelí Gilad Shalit, también sujeto al acuerdo, en titular de prensa día tras día.

El preso político palestino Samer al-Issawi, en huelga de hambre durante 162 días y Ayman Sharawna, que se ha negado a tomar alimentos durante casi seis meses, con un receso de una semana debido a su estado crítico, son los desconocidos protagonistas de esta injusticia.

Las historias de los dos prisioneros palestinos no han figurado en los titulares de la BBC, son prisioneros sin nombre, que fueron intercambiados con Shalit, como parte de un acuerdo de intercambio de prisioneros entre el régimen de Tel Aviv y el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS).

El canje tuvo lugar, ambos palestinos y Shalit fueron liberados de la custodia del régimen israelí y HAMAS, respectivamente.

Sin embargo, posteriormente el régimen de Israel rompió el acuerdo y recapturó a principios de 2012 a estos palestinos. Aún con conocimiento de causa la BBC decidió mantenerse en silencio; tampoco publicó un artículo sobre la huelga de hambre que han mantenido Al-Issawi y Sharawna.

De acuerdo con la Comisión Islámica de Derechos Humanos (CIDH), Google ha publicado más de 21 millones de artículos de la BBC en la Web, pero ninguno de ellos menciona a Samer al-Issawi o a Ayman Sharawna.

Esto se produce, mientras que la BBC alega que su misión es "informar" y "educar", y afirma proporcionar "noticias confiables del mundo y del Reino Unido".

Pero, parece que estos enunciados sólo se aplican a las noticias no palestinas. No es el caso del soldado israelí Shalit del que la BBC ha mantenido una amplia cobertura, por ejemplo en momentos cuando él estaba "tratando de llegar a un acuerdo con su fama", "su paseo en bicicleta por primera vez después de su regreso a su casa", incluso la BBC llegó a "marcar el aniversario" de su puesta en libertad: el 18 de octubre de 2012.

Sin embargo, no se ha emitido ninguna noticia después de que los guardias de prisiones del régimen israelí atacaran a Al-Issawi después de 140 días en huelga de hambre que lo dejaron con las costillas rotas, ni se dijo nada de su enorme pérdida de peso.

"Su misión de ´informar´ y ´educar´ no se extiende a los palestinos. Un perro escuálido que ha perdido la mitad de su peso al abandonado se registró en un artículo de la BBC, que incluye una foto de color y de gran tamaño, pero nada de Samer al-Issawi que después de 160 días sin comida ha perdido más de la mitad de su peso corporal, ni siquiera una mención de su nombre", según la CIDH.

El grupo de campaña está pidiendo a la BBC que "siga su mandato de informar y educar al cubrir el tema de la huelga de hambre palestino" mientras que esa cadena, cuyo 82 por ciento de derechos de licencias deben pagar los contribuyentes británicos, actúa con evidente parcialidad.

Shalit, secuestrado en Gaza durante más de cinco años, fue liberado en octubre de 2011 a cambio de 1.027 cautivos palestinos.