© Archivo
Bautista Navarro dice que los cometas son comunes, pero este será famoso porque será visible.
México. El especialista Rubén Bautista Navarro dijo que el cometa C/2011 L4 PANSTARRS pasará a más de 180 millones de kilómetros de la Tierra y podrá ser observado durante varios días en marzo en la zona metropolitana de Guadalajara.

El investigador encargado de física solar del Instituto de Astronomía y Meteorología (IAM) señaló que los cometas son muy comunes, "podríamos hablar de 12 por mes, lo que pasa es que muchos no se logran apreciar y este va a ser famoso porque se podrá ver".

Indicó que la observación adecuada es hacia donde se oculta el Sol, "es mejor ir hacia Tequila, en lugar de hacia Tepatitlán, para que la iluminación le quede a la gente en la nuca, mientras una lluvia de estrellas no es práctico observarla con telescopio o binoculares, el cometa sí".

"Sin embargo, si se trata de observar únicamente el núcleo, el efecto de rotación y traslado del cometa no sería tan emocionante de ver con ayuda de estos instrumentos, por lo tanto es mejor hacerlo a simple vista", expuso.

En un comunicado, destacó que "si tomamos el sistema solar como un plato, podemos decir que apareció en la parte superior del plato, va a pasar a la altura de Júpiter hacia la parte inferior del plato, luego por el Sol, alrededor del 7 de marzo y por su cercanía al sol tendrá un máximo de evaporación y de temperatura y por lo tanto un máximo de reflejo que se espera intenso".

"Muy probablemente sea muy luminoso, incluso más que Venus y por lo tanto sea capaz de ser visible, incluso durante el día, después del 7 de marzo", manifestó.

Explicó que antes del 7 de marzo, previo a que se acerque al Sol, se tendrá oportunidad de observarlo en los amaneceres, "se requiere que sea dos horas antes de que salga el sol para poderlo observar, y conforme se acerque el 5 o el 6 de marzo se nos ocultará en los amaneceres, para el 7 de marzo empezarlo a observar en los atardeceres, ligeramente hacia el sur donde se oculta el Sol".

Agregó que el 11 de marzo, "de luna nueva, habrá juego de luces porque la luna nueva y el núcleo del cometa estarán muy juntos, "el 12 de marzo podrá notarse que casi al final de la cauda se va a apreciar ligeramente con más iluminación".

"El día 13 estará ligeramente al norte de donde se ocultó el sol y los interesados lo podrán observar a simple vista por lo menos cuatro o cinco días más, después se necesitarán binoculares y telescopios para observar el cometa cada vez más al norte de donde se oculta el sol y cada vez más tarde, con respecto al ocultamiento del Sol".

Afirmó que este cometa "por ser de curva abierta, no se puede pronosticar un retorno, claro, puede cambiar en función del efecto gravitacional de una mancha solar o viento solar que altere su trayectoria después de su paso cerca del sol, que le permita tener otro tipo de trayectoria que haga posible retornar como ocurre con el cometa Halley".

Detalló que las lluvias de estrellas ocurren porque la Tierra "barre desechos dejados por cometas, al pasar un cometa éste sufre deterioro de la superficie y deja basura, entonces se forman una especie de donas de basura orbitando el sol".