fragmentos extraídos de un asteroide
© C.M.A.
Proyección de la recogida de fragmentos en el asteroide.
La Agencia Espacial Europea (ESA) ya ha seleccionado, con la contribución de la Universidad de Alicante, el asteroide para la misión espacial 'MarcoPolo-R', cuyo objetivo es traer a la Tierra muestras de su superficie para ser estudiada en laboratorio.

La participación de la UA se está llevando a cabo por medio del profesor Adriano Campo, del departamento de Física, Ingeniería de Sistemas y Teoría de la Señal, que forma parte junto a otros tres científicos españoles del núcleo de los 20 miembros europeos proponentes de la misión y que coordina un grupo de trabajo sobre las propiedades mecánicas del asteroide. El objeto celeste seleccionado es el un asteroide primitivo, el '11996FG3', compuesto de dos cuerpos, el mayor de unos dos kilómetros y el menor, a modo de satélite de él, de unos 500 metros

Estos días se celebra en Barcelona un simposio sobre está misión con la participación de este investigador, en el que se abordan las implicaciones astrobiológicas y cosmoquímicas del proyecto. El propósito es traer unos 200 o 300 gramos de fragmentos, para que su estudio permita obtener una mayor comprensión en diversas cuestiones clave sobre el papel que tuvieron estos asteroides en la evolución de los planetas de tipo terrestre. La misión 'Marco Polo-R', si la ESA toma la decisión final, determinará cual es la cantidad de carbono y agua presente en el asteroide y contestará importantes cuestiones sobre la cantidad y complejidad de materiales orgánicos y agua suministrados a la Tierra primitiva, según indican los organizadores del simposio..

Otro asteroide candidato para esta misión era el '20008EV5'. El interés científico de la UA está en conocer la estructura del asteroide.