Traducido al español por Sott.net

© AMS
La Sociedad Americana de Meteoros (AMS por sus siglas en Inglés) ha recibido 40 informes de un meteoro brillante que se produjo cerca de las 6:30 PST en la mañana del Viernes 11 de enero de 2013. Las estimaciones del brillo de esta bola de fuego varían considerablemente, pero el promedio se encuentra cerca de la magnitud -18, que se encuentra entre la luz producida por la luna llena y el sol. Todos los colores del arcoiris se han reportado siendo el azul y el blanco los más mencionados. Una gran mayoría de los informes han llegado de Washington, pero los avistamientos del mismo evento también se han recibido desde Oregon, Idaho y British Columbia. Los informes individuales se pueden ver en la Tabla de Bolas de Fuego de la AMS para el 2013, consulte el evento # 63 para el 2013.

Para aquellos que no están familiarizados con los meteoritos y las bolas de fuego, una bola de fuego es un meteorito que es más grande de lo normal. La mayoría de los meteoros son sólo del tamaño de pequeños guijarros. Un meteorito del tamaño de una pelota de softball puede producir luz equivalente a la luna llena durante un breve instante. La razón de esto es la extrema velocidad en que estos objetos golpean la atmósfera. Incluso los meteoros más lentos siguen viajando a 10 kilómetros por SEGUNDO, lo cual es mucho más rápido que una bala. Las bolas de fuego ocurren todos los días en todas las partes de la Tierra. Sin embargo, es raro que una persona vea más de uno o dos en toda su vida, ya que también se producen durante el día, en una noche nublada, o en un área remota donde nadie lo ve. Observar durante alguna de las mayores lluvias de meteoros anuales puede incrementar su probabilidad de ver a otro de estos meteoros brillantes.

Los meteoritos suelen parecer estar mucho más cerca de lo que realmente están. Recibo innumerables informes de que el objeto aterrizó justo sobre la colina, cuando en realidad estaba a varios cientos de kilómetros de distancia y fue presenciado en varios Estados. Es su punto de vista el que hace que los meteoritos parezcan golpear el horizonte cuando en realidad siguen estando alto en la atmósfera. Esto es muy parecido a un avión que se ve bajo en su cielo. Parece bajo para usted, pero para alguien que se encuentra a muchos kilómetros de distancia, en esa dirección, el avión está pasando en lo alto. Los meteoros son visibles a unos 50 kilómetros sobre la superficie de la Tierra. La fricción retarda a estos objetos, hasta que pasan a moverse por debajo de la velocidad necesaria para producir luz. En este momento aún se encuentran a por lo menos 5 kilómetros de altura en el cielo. Son invisibles debajo de esta altitud y no pueden ser vistos mientras caen, básicamente en caída libre, hasta el suelo a 200 mph. Muy pocos meteoritos llegan realmente a la tierra, ya que un 99,99%, se desintegran totalmente mientras todavía están a 10-20 kilómetros de altura en la atmósfera.