Cómo recuerda el cerebro
© Nitin Tandon
El monitoreo dentro del cerebro reveló el networking de la memoria.
Eran sólo seis voluntarios. Un grupo realmente pequeño debido a las pocas probabilidades de obtener el novedoso mecanismo en la cabeza; no podemos olvidar que se trata del cerebro, uno de los órganos más difíciles de estudiar, al fin y al cabo, es el capitán de la nave. Además, la neurología le debe sus descubrimientos más importantes a los enfermos cerebrales y a la tecnología. En esta ocasión, la epilepsia ha sido el blanco primario.

La epilepsia, en sus muchas formas, se caracteriza por convulsiones que pueden ser físicamente violentas. Los pacientes del doctor Nitin Tandon, de la Universidad de Texas, padecían las peores: sacudidas intensas e incontrolables. Las crisis epilépticas son el efecto físico secundario a un desequilibrio eléctrico momentáneo dentro del cerebro. Estas reacciones van desde un aumento momentáneo en el estado de alerta a un temblor general de las extremidades del cuerpo.

Pues bien, Tandon trabajaba con estos cerebros epilépticos intentando descubrir qué áreas causaban las convulsiones; para ello, recurría al implante de electrodos directamente en la corteza cerebral. La tecnología de estos implantes aún está en pañales, lo que Tandon intenta hacer con sus electrodos es identificar cuáles son los lugares precisos donde ocurren esos fallos eléctricos para luego erradicar esas áreas con una operación quirúrgica.

Electrodos en el cerebro ofrecen una forma mucho más cercana de medir las distintas frecuencias de actividad en el cerebro y Arne Ekstrom, del Centro de Neurociencias de la Universidad de California en Davis, decidió preguntar entre los pacientes de Tandon a ver si algunos se animaban a ser voluntarios en su experimento; con su pequeño grupo y un equipo de colegas, los investigadores han demostrado por primera vez que las áreas del cerebro trabajan juntas y simultáneamente a la hora de recuperar memorias. Este enfoque único, promete nuevos conocimientos sobre cómo recordamos los detalles de tiempo y lugar.

"Los estudios anteriores se habían centrado en sólo una región del cerebro a la vez. Ahora, nuestros resultados muestran que recordar algo implica actividad simultánea en todas las regiones del cerebro", dijo Ekstrom.

La recuperación correcta de la memoria se asocia con aumento de la actividad a través de múltiples regiones del cerebro conectados al mismo tiempo. Sin embargo, el análisis mostró que el lóbulo temporal medial es un eje importante de la red de la memoria, confirmando así estudios anteriores.

Los seis voluntarios interactuaban con un programa en una computadora donde aprendían una ruta, recogían pasajeros o los llevaban a lugares específicos de acuerdo con un horario en particular. Más tarde, los investigadores les pedían que recordaran las rutas y el momento en que las hicieron.

A veces el investigador preguntaba: "¿Qué se encuentra al lado del restaurante?"

Otras veces inquiría: "¿Dónde estuviste a las once de la mañana?"

La respuesta a ambas preguntas era la misma: "La tienda de Marcos", no obstante, el cerebro tomaba rutas muy distintas para contestarlas.

"El uso de diferentes frecuencias podría explicar cómo el cerebro de forma simultánea codifica y recuerda elementos de eventos pasados, como el tiempo y la ubicación. Al igual que los teléfonos celulares y dispositivos inalámbricos funcionan en frecuencias de radio diferentes, dependiendo de la información, el cerebro resuena en frecuencias diferentes para la información espacial y temporal", dijo.

Para Tandon, la colocación de electrodos en el interior del cráneo proporciona una más clara resolución de las señales eléctricas que los electrodos externos, por lo que los datos son inestimables en el estudio de las funciones cognitivas.

"Este trabajo ha producido importantes conocimientos sobre los mecanismos normales que sustentan el recuerdo y nos proporciona, además, con un marco para el estudio de la disfunción".