© NASA
A pesar de que nosotros lo vemos casi siempre amarillo o rojizo, el Sol emite luz de todos los colores y la NASA ha decidido mostrarlo.

Con este propósito, hizo un impresionante mosaico de fragmentos de imágenes del Sol captadas por diversos instrumentos especiales que permiten ver más allá de las gamas visibles para el ojo humano.

Las ondas de luz de diferente longitud transmiten información sobre los diversos componentes de la superficie de la estrella y su atmosfera, por lo que los científicos de la NASA pudieron "pintar" una imagen completa de los constantes cambios experimentados por la estrella.

El Sol no solo contiene átomos de helio, hidrógeno o hierro, entre otros elementos, sino también diversos tipos de cada átomo con diferentes cargas eléctricas, conocidas como iones. Cada ion puede emitir luz a longitudes de onda específicas cuando alcanza una determinada temperatura. De este modo los colores de la estrella reflejan su consistencia.