asteroide Apofis
© ESA/Herschel/PACS/MACH-11/MPE/ESAC
El Apofis visto recientemente por el Herschel.
Un grupo de científicos de la NASA ha descartado la posibilidad de que el asteroide Apofis (Apophis) impacte contra la Tierra en su aproximación del año 2036. Para su análisis, los científicos usaron información reunida por observatorios en 2011 y 2012, así como nuevos datos obtenidos gracias a la reciente aproximación del Apofis hasta aproximadamente 14,5 millones de kilómetros (9 millones de millas) de distancia de la Tierra.

Descubierto en 2004, el asteroide atrajo inmediatamente la atención de la comunidad científica y de los medios de comunicación cuando los cálculos iniciales de su órbita indicaron una posibilidad del 2,7 por ciento de colisión con la Tierra durante un acercamiento en 2029. Los datos descubiertos durante la revisión de viejas imágenes astronómicas brindaron la información adicional necesaria para descartar la hipótesis del impacto en 2029, pero se mantuvo una posibilidad remota de una colisión en 2036, hasta ahora en que ha sido descartada, por ser las probabilidades menores de 1 entre un millón.

El 13 de abril de 2029, el acercamiento del asteroide Apofis merecerá ser registrado como récord. Ese día, el Apofis pasará a ser el asteroide de su tamaño que más se haya acercado a la Tierra, al aproximarse hasta unos 30.000 kilómetros (unas 19.000 millas) de la superficie de nuestro mundo.

Sin embargo, mucho antes, a mediados de febrero de 2013, el 2012 DA14, un asteroide menos conocido y de 40 metros de tamaño, se acercará aún más y pasará (aunque de forma segura) a tan sólo unos 27.700 kilómetros (unas 17.200 millas) de la superficie de la Tierras.

Un equipo de científicos, valiéndose del Observatorio Espacial Herschel de la Agencia Espacial Europea, ha realizado nuevas y detalladas observaciones del asteroide Apofis en su reciente paso cerca de la Tierra.

El Herschel ha obtenido las primeras observaciones térmicas mediante infrarrojos del Apofis a diferentes longitudes de onda, lo que, junto a mediciones ópticas, ha ayudado a refinar las estimaciones sobre las propiedades del asteroide. Las estimaciones anteriores le otorgaban al asteroide un diámetro medio de cerca de 270 metros (885 pies). Las observaciones del Herschel indican que esta roca espacial tiene unos 325 metros (10.066 pies) de diámetro.

Analizando el calor emitido por el Apofis, el Herschel también brindó una nueva estimación del albedo (la tasa de reflectividad) del asteroide: 0,23. Este valor significa que se refleja el 23 por ciento de la luz solar que incide sobre el asteroide; el resto se absorbe y calienta al asteroide. La estimación anterior del albedo de Apofis era de 0,33.