© shadeforfiend.deviantart.com
Un equipo de físicos europeos y estadounidenses desarrolló un nuevo método para determinar con exactitud la masa de los agujeros negros que se encuentran en el centro de las galaxias, según publicó la revista británica 'Nature'.

"Las masas de los agujeros negros de los centros galácticos están correlacionadas con una multitud de propiedades de la propia galaxia, lo que sugiere que unos y otras evolucionan juntos", afirman los científicos.

El método les permitió a los astrónomos calcular que el agujero negro en el núcleo de la galaxia lenticular NGC 4526, a unos 55 millones de años luz de la Tierra, tiene una masa equivalente a 450 millones de veces la del Sol.

Para medir la masa del agujero negro, el equipo científico a cargo de Timothy Davis, del Observatorio Austral Europeo en Garching (Alemania), estudió la dinámica de las nubes de gas alrededor del agujero negro y la comparó con modelizaciones de cómo se moverían esas nubes ante la presencia o ausencia del agujero.

A pesar de que ya existen varias técnicas para medir directamente la masa de los agujeros negros, cada método es más apropiado para un tipo u otro de galaxia. Así, con este nuevo método universal, "se podrá estimar la masa de los agujeros negros en cientos de galaxias del universo cercano, muchas de las cuales son inaccesibles con las técnicas actuales", escriben los investigadores en 'Nature'.

Gracias a esa tecnología, los investigadores, que utilizaron, entre otros, el telescopio ALMA, en el desierto chileno de Atacama, afirman que las mediciones que efectuaron sobre la galaxia NGC 4526 pueden repetirse con un tiempo de observación de alrededor de cinco horas.

Los agujeros negros son regiones del espacio con una concentración de masa tan elevada que su campo gravitatorio no permite que escape ninguna partícula material, ni siquiera la luz, lo que complica cualquier medición directa de sus propiedades.