© Reuters
La Universidad de Harvard en Estados Unidos sancionó a 60 estudiantes por haber hecho trampa en un examen final.

La investigación se inició en el campus de Massachusetts de una de las universidades más prestigiosas del mundo, luego de que un asistente de un profesor notara respuestas muy similares en una prueba final que se hace en casa y a libro abierto.

De los 125 estudiantes que fueron investigados, se halló que 60 copiaron las respuestas.
A algunos se les obligó a retirarse por un período. Otros recibieron sanciones disciplinarias.

Los corresponsales dicen que este es uno de los mayores escándalos académicos en una universidad de élite en los Estados Unidos en muchos años.