A pesar de comenzar a alejarse de su máxima aproximación a la Tierra y bajar de brillo hasta la magnitud 9,5 el cometa C/2012 K5 (LINEAR) no ha dejado de aumentar en belleza, mostrando en esta imagen obtenida el 12 de Enero de 2013 una cola de polvo blanquecina de medio grado de longitud. La estrella más brillante de la imagen es de magnitud 7,2.
Para poder fotografiar este cometa desde un cielo oscuro me desplacé hasta Hoya Redonda en la sierra de Enguera a 900 metros de altura. Desde luego la atmósfera estaba transparente pero el tiempo era muy desapacible, no muy frío para la época pero con viento racheado. En un principio temí que salieran muchas tomas movidas por el viento, pero el contrapesado ligeramente insuficiente para la posición de captura del tubo hizo que solo tuviera que descartar una (aunque tampoco estoy seguro de que fuera por el viento).

Tal como me propuse después de la anterior imagen del C/2015 K5 (LINEAR), esta vez dejé una separación de tiempo entre tomas suficiente para que no se solaparan las estrellas al apilar sobre el cometa, y así comprobar si mejoraba la eficiencia en la eliminación de estrellas usando la mediana. Otra intención era obtener el máximo número de tomas posibles, pero de nuevo no pudo ser...

Mientras cuidaba del equipo me cayó una gota de agua en la cara, alerté a los compañeros de observación aunque eramos escépticos: habían algunos jirones de nubes hacia el Oeste pero el cielo estaba prácticamente despejado. En unos segundos comenzaron a caer más gotas mientras las nubes arrastradas por el viento ya ocupaban medio cielo. Comenzamos a desmontar equipos a toda prisa, cubrí telescopio y montura con una funda pero tuve que apagarlo todo para retirar el ordenador y la batería en medio del viento y el agua. Paramos a cenar y dejó de llover, pero las nubes siguieron desfilando por el cielo y finalmente desistí.

En el apilado para obtener el campo, el tamaño relativamente grande del cometa y el gran número de estrellas hizo difícil eliminar el rastro del cometa que aun queda tras obtener la mediana de las tomas. Primero eliminé la parte más extensa y tenue mediante la herramienta de extracción de gradientes de fondo usando una trama de muestras de alta densidad, y posteriormente la zona más brillante la borré a mano mediante el pincel de copia del PSP. Para una próxima ocasión lo mejor sería fotografiar el campo un día o dos después cuando el cometa ya no esté allí.

En cuanto al apilado sobre el cometa usando también la mediana, pese a ser un campo lleno de estrellas el resultado ha sido muy satisfactorio: apenas tuve que borrar algún rastro manualmente y en la imagen final prácticamente no se nota ningún remanente. Así pues, a primera vista parece que hacer tomas a intervalos para separar las estrellas reduce significativamente la rastros estelares.

En la parte final del procesado esta vez no reducí las estrellas ya que terminaba dando un efecto de desenfoque y artificialidad en el campo estelar que no me gustaba nada. Posiblemente no lo use más a partir de ahora, a no ser que sea en casos específicos para tratar estrellas grandes y saturadas.

Notas para la próxima ocasión en fotografiar cometas rápidos: aumentar el número de tomas para terminar de comprobar el rendimiento del apilado mixto con medianas al separar las tomas; en cuanto al tema de la saturación de color, ha mejorado, pero todavía no estoy satisfecho.