© NASA
El astrónomo del Planetario de Pamplona, Fernando Jáuregui, ha explicado que el asteroide 2012 DA14, que este viernes pasará a 27.700 kilómetros de la Tierra, "no podrá verse con sólo mirar al cielo ya que se mueve en una magnitud de brillo 8", así que quien quiera observarlo deberá "utilizar prismáticos potentes o telescopios".

Del mismo modo, ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que lo que los astrónomos aficionados podrán ver en el cielo es "un pequeño punto" que se mueve a "bastante velocidad".

En cuanto a la posibilidad de que el asteroide choque contra algún satélite artificial, el astrónomo ha indicado que "hay dos zonas del espacio donde está situados estos aparatos". Una es conocido como 'óbita baja', situado a 550-600 kilómetros de la Tierra, y otra como 'órbita alta' a casi 36.000 kilómetros. "Entre estas dos zonas solo orbitan satélites en el momento de transferencia, cuando están de paso para ocupar la 'órbita alta', por eso no es fácil que choque contra ningún cuerpo", ha indicado.

Jáuregui ha destacado también la importancia del paso de este asteroide para la comunidad científica, ya que su cercanía "va a permitir mapear la superficie" de 2012 DA14, así como "conocer su composición". "Estos objetos vienen de zonas del sistema solar inalteradas desde hace que se formó en Universo y pueden tener información muy valiosa", ha conluido.