Internet vigilancia
© Archivo Tele Sur
Nuevo programa predice movimientos de internauta mediante información personas de redes sociales.

Una empresa contratista militar de Estados Unidos (EE.UU.) llamada Raytheon, diseñó un programa que puede convertir a las redes sociales, en buscador para espiar, vigilar y controlar a los usuarios. El programa llamado RIOT puesde extraer cantidades enormes de datos personales de las redes sociales.

Una empresa contratista militar de Estados Unidos (EE.UU.), ideó recientemente un programa que tiene la capacidad pueden rastrear el movimiento, contactos y pronosticar la conducta de cualquier personas que navegue por internet, por medio de los datos de las redes sociales, lo cual ha provocado fuertes críticas de las organizaciones de defensa de los derechos civiles, informó este lunes la prensa internacional.

Un video obtenido exclusivamente por el diario ´The Guardian´ muestra cómo el programa RIOT diseñado por la compañía Raytheon, puede extraer cantidades enormes de datos personales de las redes sociales como Facebook, Twitter y Foursquare.

En el video, el presentador del programa investiga la vida privada de uno de los empleados de la empresa, sigue su movimiento en el mapa utilizando los datos de GPS registrados en aplicaciones móviles que usó la persona y obtiene la lista de los lugares más visitados con detalles cronológicos.

Raytheon confirmó haber compartido esa tecnología con el Gobierno estadounidense como parte de un programa conjunto de desarrollo e investigación en 2010 destinado a elaborar un sistema de seguridad capaz de analizar billones de entidades en el espacio cibernético.

Esto ha causado la preocupación de varios grupos por la privacidad de los datos personales en la red.

"Los usuarios podrían creer que comparten información solo con sus amigos, pero resulta que es usada por agencias gubernamentales o almacenada por servicios de recogida de datos como RIOT", dijo Ginger McCall, un letrado en Electronic Privacy Information Center.

Los críticos ven cómo la tecnología usada en RIOT puede convertir a las redes sociales, un instrumento que propulsó las revueltas de la primavera árabe, en un buscador para espiar, vigilar y controlar.