© Desconocido
México - Protección Civil mantiene la alerta amarilla y se vigilará en estos días de asueto; en 24 horas se llegan a registrar decenas de movimientos.

El Volcán de Colima continua inquieto, no descansa ni de día ni de noche; hace unos días el coloso de fuego entró en una nueva fase explosiva.

"Si tiene ahorita un poco más de actividad no de riesgo afortunadamente todavía no hay ningún riesgo, está desfogando material nuevo. Ya se le ve una lengua que va saliendo y de la parte de abajo de esa lengua se desprende material nuevo, incandescente," dijo Melchor Ursua, director de Protección Civil Colima.

Esta actividad ha modificado el cráter del volcán y no es para menos, en 24 horas se llegan a registrar decenas de movimientos. Aunque por ahora la montaña de fuego no representa riesgos para los habitantes, la zona de exclusión se mantiene a 8 kilómetros a la redonda.

"Esta desfogando. Tiene bastantes movimientos y tenemos como comparativo que en enero hizo la primera erupción, pasaron unas semanas en las que lanzaba de 4 a 5 eventos al día. Ahorita tenemos hasta 200 pero se marcan eventos también los derrumbes; ahorita es material nuevo que viene de abajo por eso es rojo", apuntó Ursua.