Cientos de personas se han volcado en la donación de sangre para los heridos en el accidente de tren de Santiago. La afluencia masiva provocó que incluso se formaran largas colas para donar, demostrando la solidaridad del pueblo gallego.
© @ManOnTheMoon133/ Twitter
Increíble la fila y la solidaridad de la gente para donar sangre.


Un tren de pasajeros descarriló ayer (24 de julio) a última hora de la tarde causando la muerte de al menos 77 personas. El suceso tuvo lugar en las proximidades de Santiago de Compostela sin que, por el momento, se conozcan las causas aunque se baraja la excesiva velocidad. En el convoy viajaban más de 200 pasajeros, según el último balance facilitado por fuentes del Tribunal Superior de Xusticia de Galicia (TSXG), de las cuales, al menos 130 resultaron heridas. El siniestro se produjo a las 20.41 horas cuando trece vagones de un tren Alvia, que cubría la ruta entre Madrid y Ferrol, descarrilaron en un accidente cuyas causas se están investigando. La principal hipótesis que se baraja es el exceso de velocidad en una curva pronunciada del recorrido. El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez,informó de que en el momento del accidente el tren iba a 220 km/h, pese a que la velocidad máxima en ese punto es de 80 km/h.

Se trata de uno de los tramos más modernos de la línea de alta velocidad de Galicia, puesto en funcionamiento hace ya dos años. Por tanto, por dicho enclave se había circulado lo suficiente para que los trenes pudieran rodar al máximo de sus capacidades. Además, en ese lugar no hay desvíos, por lo que es imposible que se produjera un error en un cambio de agujas, como ha sucedido en otras ocasiones. Sin embargo, la curva en la que se produjo el accidente ferroviario de Santiago de Compostela era conocida por los viajeros por su fragilidad.

Decenas de personas se han volcado en la donación de sangre para los heridos. Conforme al protocolo, rápidamente se articuló el llamamiento de donación pero sólo para aquellos que tuvieran el carnet de donante, a fin de agilizar el operativo. Sin embargo, la afluencia masiva provocó que incluso se formaran largas colas para donar, demostrando la solidaridad del pueblo gallego. La respuesta de la población fue tal, que en algunos centros se vieron obligados a retrasar las donaciones a los próximos días. Asimismo se han habilitado centros en Ourense, Ferrol, Lugo. El Centro de Transfusión de Galicia es el principal pero otras dos unidades móviles están operativas en el Hospital Clínico, donde se encuentran la mayor parte de los ingresados para quienes se requiere sangre de los grupos 0- y A-. Los heridos más leves se han derivado a la Rosaleda, también en Santiago, y a Pontevedra. El teléfono de contacto puesto a disposición de familiares de los viajeros del Alvia accidentado es el 981 55 11 00.