Traducción de Sott.net

Existe una brecha entre los campos de la Física y la Psicología. De hecho, entre la Física y la Psicología existe un verdadero abismo. Eso es comprensible si tomamos en cuenta las diferentes historias y objetivos de cada una de estas disciplinas. Pero no tendría que seguir siendo así en el futuro, especialmente si tenemos en cuenta el hecho de que ambas disciplinas apuntan a expandir nuestro conocimiento; si tenemos en cuenta el hecho que en el mundo a nuestro alrededor todo está conectado a todo mediante una línea de comunicación. Todas las cosas parecen estar relacionadas mediante conexiones casuales o, según ha sugerido el físico Wolfgang Pauli y el psicólogo Carl Jung, mediante cierto "principio de conexión acausal".

La brecha puede cerrarse, el abismo se puede llenar. Uno de los resultados de mi artículo previo "Sintiendo el futuro: Premoniciones y Precognición - Elementos prácticos y teóricos" fue un diálogo con Tomasz Witkowski (T.W.), un reconocido representante polaco de una escuela de Psicología en particular, un autor prolífico, racionalista y escéptico. Considero ello como una señal positiva. No fue un diálogo fácil. Ambos bandos sospechan uno del otro, a veces se dejan llevar por las emociones. Los argumentos utilizados no siempre estaban bien enfocados. Esto es natural, y el psicólogo lo sabe por experiencia profesional mejor incluso que el físico.

En un dificultoso diálogo entre ambos lados que sospechan uno del otro, un mediador podría ser de ayuda. Un consultor matrimonial a veces ayuda en una relación difícil. A veces ayuda, pero también sucede que el resultado es exactamente el opuesto - el mediador intenta sanar una relación que, por el bien de todos aquellos involucrados debiera terminar, mientras antes mejor. En nuestro caso del conflicto entre la física y la psicología no hay ningún mediador a la vista. Por el contrario, están aquellos que muestran los síntomas de un pirómano - contento de ver al conflicto explotar. Por lo tanto, la tarea de llenar el abismo (real o imaginario) queda para las partes involucradas. Aquí asumiré esa tarea yo mismo. Si tengo éxito o no, el futuro lo demostrará.

Permítanme comenzar donde, en mi opinión, yo, físico, estoy de acuerdo con T.W - psicólogo. Sólo después de ello consideraré las diferencias, y no para conciliar, sino para comprender y aclarar su posible fuente.

Una clarificación, cuando no está atada a las demandas de una parte a otra, a veces ayuda a extinguir conflictos causados por eventos fortuitos.

Mi interlocutor, el psicólogo, se declara racionalista y escéptico. Eso me agrada, yo también me considero racionalista, creo que la ciencia debería expandirse para cubrir más y más la experiencia y la cognición humana. En el pasado he dicho repetidas veces que el conocimiento y el método científico es la manera de hacerlo - en oposición a todas las clases de fundamentalismo, incluyendo el denominado 'fundamentalismo científico' - que también es perjudicial.

Mi interlocutor, T.W., escribió en particular: "Estoy convencido de que un buen conocimiento científico, basado empíricamente, es un mejor enemigo de la religión y de otras distorsiones que un puñado de ateos desesperados".

Esta declaración no está del todo clara. Como se podría adivinar a raíz de la declaración anterior, la religión es uno de los ejemplos de las distorsiones de la realidad para T.W. No queda claro si esta declaración debe aplicarse a la religión comprendida como experiencia interna o, a la religión organizada y politizada que está siendo utilizada a gran escala para controlar a las masas. La religión considerada como experiencia interna parece tener orígenes más profundos y no puede reducirse a la simple ignorancia de las leyes de la naturaleza y el temor a lo desconocido.

T.W. también escribe: "Jamás escuché a un cura cuestionar el orden natural de las cosas, cuestionar leyes de la naturaleza, utilizar los resultados de la ciencia [...]. Nunca escuché una teoría que justificara la posibilidad de caminar sobre el agua. [...] Quizás tuve suerte."

Así que aquí tenemos la palabra "escuché". Tampoco está claro de qué curas T.W. está hablando. Creo que T.W. efectivamente conoce el creacionismo exagerado, y sabe de 'explicaciones científicas' acerca de la posibilidad de que Jesús caminara sobre el agua.
Acerca de la Apología Cristiana y el Ministerio de Investigación

CARM es un Ministerio Cristiano sin fines de lucro, 501(c)3, dedicado a la gloria del Señor Jesucristo y a la promoción y defensa del Evangelio Cristiano, Doctrina y Teología. CARM analiza religiones como el Islam, los Testigos de Jehová, el Mormonismo, el Catolicismo Romano, el Universalismo, el Wicca, etc., y las compara con la Biblia. También analizamos ideas seculares tales como el aborto, el ateísmo, el evolucionismo y el relativismo. En todos nuestros análisis utilizamos la lógica y la evidencia para defender al Cristianismo y promover la verdad de la Biblia, que es la palabra inspirada por Dios. Revise la barra de navegación izquierda para ver lo que CARM tiene para ofrecer.

¿Pueden todos los milagros de Jesús ser explicados naturalmente?
Lo de arriba no se trata sólo de creer. Supuestamente, es sobre 'la verdad'.

Permítanme proseguir al tema principal, donde el abismo con respecto a la Psicología (o al menos parte de ella, representada por T.W.) parece profundizarse. Quizás pueda llenar parte del mismo. El futuro lo dirá.

El tema aquí es: ¿de qué debería preocuparse la ciencia? T.W. cree que la investigación de tales fenómenos 'extraños' (clarividencia, precognición, telepatía, telequinesia) es un imperdonable desperdicio de dinero de los contribuyentes. Supongo también por el contexto que la investigación de, digamos, análisis no-estándar o teorías de las cuerdas, no es un desperdicio del dinero público, incluso aunque no tenga ningún uso.

¿Por qué semejante diferencia de percepción entre nosotros? Quizás porque soy físico y mis experiencias son diferentes. Eminentes físicos señalaron en repetidas oportunidades cierto principio que quienes no son físicos podrían considerar como un completo sinsentido y basura. Y aún así estos físicos lo ven como una regla filosófica, metodológica y de gran valor. El principio dice: lo que no está prohibido es obligatorio:
" [...] principio totalitario de la física (atribución incierta): Lo que no está prohibido es obligatorio. [En: David Robert Bates, Avances de la Física Atómica y Molecular, Volumen 12, p. 226]"

"Es un principio general del trabajo en física que lo que no está prohibido es obligatorio. [John D. Barrow, Frank J. Tipler, [John D. Barrow, Frank J. Tipler, El Principio Cosmológico Antrópico, p. 501]

"Lo que no está prohibido es obligatorio" [Frank Wilczek, Teoría del Campo Cuántico, p. 5]

"En la mecánica cuántica lo que no está prohibido es obligatorio" [Andrew Strominger, "Reglas Unitarias para la Evaporación del Agujero Negro"]
Este principio no salió de la nada. Surgió de observaciones y reflexiones sobre esas observaciones. Por supuesto, como todo principio, también éste tiene sus excepciones. Algunos autores se concentrarán en lo que confirma el principio, otros prestarán especial atención a las excepciones. Sin embargo, el simple hecho de que el principio sea tan frecuentemente enfatizado por expertos eminentes no puede simplemente ser descartado. Ya que estos expertos lo enfatizan tan enérgicamente, eso significa que el principio es útil de cierta manera para su investigación creativa - y me refiero a la investigación en el dominio de la física.

Por ende, consideremos las consecuencias del hecho de asumir la validez del principio. "Lo que no está prohibido es obligatorio", al menos cuando se trata con fenómenos naturales.

En mi artículo sobre "Sentir el futuro" yo señalaba el hecho de que las premoniciones y presentimientos no están en contradicción con lo que sabemos de física. Más aún, yo proponía un mecanismo posible en particular - aunque fuera a un nivel abstracto. No estoy al tanto de ningún argumento legítimo que prohíba tales fenómenos, aunque conozco muchos argumentos que no pueden ser corroborados tras el escrutinio. De ser así, y si asumimos que lo que no está prohibido es obligatorio, entonces, con cierta legitimidad, deberíamos buscar tales fenómenos que suceden en la naturaleza. Y de ser así, deberíamos hacerlo mediante la investigación científica, y de esta manera tal investigación no es un desperdicio del dinero de los contribuyentes. Por el contrario, es una extensión legítima del rango de investigación.

También T.W. demuestra una falta de comprensión de la metodología de la física en otro aspecto cuando escribe: "Estoy solicitando la evidencia que me permitiría decidir si esta fantástica hipótesis debería ser aceptada o rechazada".

Cuando Albert Einstein publicaba sus teorías de la relatividad, nadie le exigía la evidencia. Otros científicos se ocuparon de verificar estas teorías. Y así es como debe ser. Están aquéllos que descubren los nuevos caminos, quienes los amplían, quienes los asfaltan, y aquéllos que manejan sus camiones por las autopistas ya terminadas.

En la edición del 20 de enero del 2011 de la revista científica Nature, se publicó un artículo con el título "Pre-Juego del futuro ubica secuencias de células mediante montaje celular del hipocampo". Los dos autores del artículo son: George Dragoi y Susumu Tonegawa. Tonegawa es ganador del premio Nóbel en el campo de la fisiología.

En su artículo, los dos autores presentan y debaten un nuevo fenómeno que descubrieron. Denominan a este nuevo fenómeno como 'pre-juego'. ¿De qué se trata? Es sobre ratones, y lo que sucede en el cerebro de un ratón mientras duerme o solo descansa antes de realizar una nueva tarea.

[Nota: Ver también la editorial "Ver el futuro" en la misma edición de Nature. La editorial está escrita por Edward I. Mser y May-Britt Moser.]

Drogoi y Tomagawa descubrieron que los ratones anticipan de cierta forma los eventos futuros que no son conocidos para ellos. Los autores son muy cuidadosos con sus palabras. No utilizan el término 'premonición. En cambio, crearon un nuevo término - "pre-juego". El periodista en neurociencia de Nature, Kerri Smith, entrevistó (telefónicamente) a uno de los autores del informe, George Dragoi, respecto de su investigación.

Al minuto 15:49 de esta entrevista, el periodista pregunta si los animales no están viendo el futuro de esta manera, a lo que Dragoi respondió que, efectivamente, lo hacen, pero predecir eventos futuros es un fenómeno natural. En nuestro cerebro reproducimos secuencias de predicciones que podrían tener cierto valor al tratar con posibles eventos futuros. Este pre-juego es importante para la creatividad y podría guardar relación con algo que Dragoi denomina "conocimiento preexistente" - conocimiento que existe incluso previo a la experiencia. En su ensayo, Dragoi y Tonegawa no se preocupan por calcular la probabilidad de la extensión de las secuencias de pre-juego observadas que podrían atribuirse a la pura casualidad. Probablemente, otros científicos discutirán estas cuestiones en el futuro.

En cierta medida, el fenómeno del pre-juego es similar a los indicados por Dean Radin:
Dean Radin, PhD, es Científico Superior en el Instituto de Ciencias Noéticas (IONS) y Adjunto de la Facultad en el Departamento de Psicología de la Universidad Estatal de Sonoma. Su carrera como violinista de concierto evolucionó hacia la ciencia luego de obtener un Bachillerato Científico en Ingeniería Eléctrica, con honores en Física, en la Universidad de Massachussets, Amherst, y luego un Máster en Ingeniería Eléctrica y un doctorado en Psicología de la Universidad de Illinois, Urbana-Champaign. Durante una década trabajó en telecomunicaciones avanzadas R&D en los Laboratorios AT&T Bell y GTE. Durante más de dos décadas se involucró en la investigación de la consciencia. Antes de unirse al equipo de investigación en IONS en el 2001, mantuvo reuniones en la Universidad de Princeton, Universidad de Edinburgh, Universidad de Nevada, y varios grupos de Silicon Valley, incluyendo a Interval Research Corporation y SRI International, donde trabajó en un programa clasificado de investigación de fenómenos psíquicos para el gobierno norteamericano.
En un intercambio semi-privado hace pocos días, Dean Radin se pronunción acerca del ensayo publicado en Nature:
"En Nature de esta semana. Ellos lo llaman pre-juego en lugar de presentimiento. Podría no ser exactamente lo que nosotros hemos estado midiendo, pero parece que lo que ahora es aceptable para las páginas de Nature se está acercando progresivamente a nuestros descubrimientos".
En Física, aquello que no está prohibido es obligatorio. Ese es un principio pronunciado por físicos eminentes. Estoy poniendo al tanto a los psicólogos respecto de este principio, ya que probablemente lo desconozcan. Quizás ayude a reducir parte del abismo entre la Física y la Psicología.

Nota: La brecha pareciera disminuirse. Por ejemplo, léase este ensayo:
"Un experimento conclusivo evidencia que los estados mentales se basan en la mecánica cuántica. Otros experimentos indican que en los estados mentales la violación de la desigualdad de Bell es posible".

Elio Conte (1,2)

(1) Departamento de Farmacología y Fisiología Humana - TIRES - Centro de Tecnologías Innovadoras para la Detección y Procesamiento de Señales, Universidad de Bari- Italia;

(2) Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de Metodologías Aplicadas Teóricas y No-Lineales de Física, Bari, Italia;

(3) Andrei Yuri Khrennikov, Centro Internacional de Modelación Matemática en Física y Ciencias Cognitivas, MSI, Universidad de Växjö, S-35195, Suecia;

(4) Orlando Todarell, Departamento de Ciencias Neurológicas y Psiquiátricas, Universidad de Bari, Italia;

Antonio Federici (1) Joseph P. Zbilut (5)

(5) Departamento de Biofísica y Fisiología Molecular, Centro Médico de la Universidad de Rush, 1653 W , Congreso, Chicago, IL 60612 , USA.

Resumen: en la primera parte de esta publicación llegamos a una confirmación experimental final que los estados mentales siguen a la mecánica cuántica. En la segunda parte otros experimentos indicaron que en los estados mentales la violación de la desigualdad de Bell es posible.