Traducción del Averiguador


El 'Hombre Prepucio' en acción
Aunque serían un gran medio para hacerlo, a los libros de cómics no se los conoce por abordar abiertamente sensibles temas sociales, religiosos o culturales. Las personas que leen cómics buscan fantasía y escapismo en lugar de una estimulación intelectual - al igual que los que leen revistas para hombres. Quizás ese es el porqué un nuevo cómic producido por Matthew Hess, presidente de ProyectoMGM, una organización que impulsa un proyecto enviado al congreso norteamericano para prohibir la Mutilación Genital Masculina (por ello Proyecto MGM), ha llegado a los titulares recientemente.

Desvergonzadamente titulado 'Hombre Prepucio' el cómic presenta a un rubio superhéroe luchando contra el malvado 'Mohel' (Mohel es la palabra en hebreo que representa al judío entrenado en la práctica del Brit milah o 'Bris' (circuncisión).

Debo admitir que mi primera reacción al escuchar sobre el cómic fue "¡Que buena idea!", pero cuando vi el cómic y la reacción que había producido en ciertos sectores, mi reacción fue más en la línea de "¡esta es la mejor idea desde el Hombre Anti-Vegetariano!".

Me parece un tanto extraño que tenga que escribir sobre esto pero, no soy precisamente un fan de la mutilación genital, a pesar de la justificación, y por ello mi apreciación del"Hombre Prepucio".

Entonces, la circuncisión, ¿de qué se trata?

Según la OMS, el 30% de los hombres del mundo están circuncidados. Aparentemente la mayoría de los hombres musulmanes están circuncidados, y aunque que no existe una edad específica en la que debiera realizarse el 'procedimiento', este se efectúa habitualmente a los 7 años de edad, o después. Al menos, un niño de 7 años (o mayor) posee cierta capacidad para comprender y prepararse para el evento, y en dicha instancia se utiliza anestesia local ya que todos saben que los niños de 7 años sienten dolor. En el caso de los judíos, sin embargo, el 'Bris' se realiza invariablemente en el 8vo día luego del nacimiento, y generalmente NO se usa anestesia porque, como todos saben, los niños de 8 días no sienten dolor.

Mientras que algunos desequilibrados todavía piensan que es necesaria por razones de 'salud', los orígenes de esta repugnante idea los encontramos en la religión, lo cual hace más enfermiza la situación. Es decir, ¿"dios me dijo que corte el pene de mi hijo"? O peor aún, ¿"dios me dijo que no use anestesia cuando hago que le corten el pene a mi hijo de 8 días? O, ¿"te gustaría venir al Bris de nuestro hijo este fin de semana? El Mohel va a cortarle parte de su pene y luego succionará un poco de sangre de allí con su boca. ¡Habrá aperitivos!". ¿Qué hay en eso que NO repugne a cualquier persona normal en dicho escenario? Es decir, ¡estamos hablando de un procedimiento extremadamente doloroso para un niño que acaba de nacer! (en el caso de los judíos). ¿Qué clase de primera (y de por vida) impresión tendrá ello sobre el niño? Nuevamente, es probable que no estemos hablando de 'personas normales' aquí en el sentido de personas libres de una u otra forma de programación mental, y el hecho que el 33% de los padres en el tan 'civilizado' EEUU someten a sus hijos a este procedimiento tipo Neanderthal resulta increíble, y aún considerando que solo el 2% de la población norteamericana es judía. Eso no quiere decir que no exista un origen racional (en un sentido psicológicamente distorsionado) para la idea del 'golpe al pipí', como eufemísticamente he oído nombrar.

La idea del 8vo día después de nacer es judía y aparentemente inspirada por el rabioso dios judío 'Jehová' (quien, dicho sea de paso, parece ser para el mundo una especie de antiguo alienígena o similar, pero esa es otra historia).

En Génesis Capítulo 17, versos 10 al 14, 'Jehová' promete a Abraham que hará maravillas para él, con una condición: debe asegurarse que todos sus amigos se corten un trozo de sus penes, o para ser más precisos:
"Este es mi pacto que guardaréis, entre yo y vosotros y tu descendencia después de ti: Todo varón de entre vosotros será circuncidado. Seréis circuncidados en la carne de vuestro prepucio, y esto será la señal de mi pacto con vosotros. A la edad de ocho días será circuncidado entre vosotros todo varón por vuestras generaciones; asimismo el siervo nacido en tu casa, o que sea comprado con dinero a cualquier extranjero, que no sea de tu descendencia. Ciertamente ha de ser circuncidado el siervo nacido en tu casa o el comprado con tu dinero; así estará mi pacto en vuestra carne como pacto perpetuo. Mas el varón incircunciso, que no es circuncidado en la carne de su prepucio, esa persona será cortado de entre su pueblo; ha quebrantado mi pacto"
Es de cierta manera gracioso (de una forma psicológica completamente distorsionada) que tantas personas observen los versos de esa manera y se digan a si mismos, '¿¡dónde tengo que firmar!?'

Yendo al grano; esta clase de tortura infantil, especialmente dentro de las primeras dos semanas de vida, es obviamente puro mal, pero también conlleva escalofriantes consecuencias sociales, y la razón es la 'impronta'.

Gracias al trabajo de gente como Konrad Lorenz sabemos que animales como los gansos y monos reciben la 'impronta' temprano en sus vidas no solo con ideas sobre lo que es una 'figura materna', sino también con las 'actitudes' y 'creencias' más básicas. Por ejemplo, experimentos en gansos determinaron que, a pocas horas de nacer, los gansos crearán un lazo con algo, con cualquier cosa, y para siempre, luego de reconocerlo como su madre. Considerando que los monos poseen un rango de reacciones y 'emociones' más amplio que los gansos (y que están cercanamente relacionados a los humanos - algunos más que otros) aquellos experimentos produjeron resultados que tendrían interesantes resultados para los humanos. Por ejemplo, se determinó que si un mono no recibe estimulación maternal antes de cierta cantidad de semanas de vida, crecerá siendo distante, frío, y poco sociable con su propia descendencia. Los monos también poseen una 'ventana de impronta materna' durante la cual generarán un lazo con casi cualquier cosa que apenas se parezca a su madre mono, aunque después del nacimiento la ventana es de unas pocas semanas, en lugar de unas pocas horas.

En el caso de los humanos, la idea general es que, al nacer, el complejo del cerebro/sistema nervioso/cuerpo de un niño es como una pizarra en blanco, pero con una especial disposición natural para aceptar ciertos tipos de 'escritura' en ciertas etapas. El concepto de impronta se aplica a los sentidos, funciones motoras, emociones y pensamiento, pero las ventanas de impronta son diferentes para cada función. Aparentemente existen tres períodos de impronta en la vida de un niño, en términos freudianos estas son la 'oral', 'anal' y 'genital', o simplemente primero, segundo y tercer 'circuitos'.

Entonces, refiriéndonos a la circuncisión en el octavo día luego del nacimiento en bebés humanos, eso afectaría la 'impronta del primer circuito'. Esta primera impronta del circuito la realiza mayormente (por razones obvias) aquello que es percibido como la madre o primer objeto maternal (y para los humanos generalmente hay una verdadera madre disponible). Esta impronta puede ser condicionada mediante la nutrición o la amenaza, y principalmente implica lo que es y no es seguro. El trauma (en el caso de un niño que sufre el 'golpe al pipí') durante esta fase puede causar un repliegue, motivado inconscientemente y mecánicamente, ante cualquier cosa que amenace la seguridad física, y puede durar de por vida.

En un ensayo medico publicado en la edición septiembre-octubre de 1992 del Journal of Nurse Midwifery., los autores declaran que la circuncisión implica un "agudo dolor, codificación perinatal del cerebro con la violencia, interrupción del lazo materno-infantil y traición a la confianza del infante". La Asociación de la Salud Británica declaró en el 2006 que "ahora está ampliamente aceptado, incluso por la ASB, que este procedimiento quirúrgico [circuncisión] incluye riesgos médicos y psicológicos". ¡No me digas Sherlock!

En el 2001, Suecia aprobó una ley que permite que solo personas certificadas por el Consejo Nacional de la Salud puedan circuncidar niños, requiriendo un doctor médico o anestesista que acompañe a quien hará la circuncisión y la aplicación de anestesia antes de efectuar el procedimiento. En el 2001, el Congreso Mundial Judío declaró que esto constituyó la "primera restricción legal sobre la práctica religiosa judía en Europa desde el Nazismo". Una recomendación para el Congreso Mundial Judío: cuando el gobierno de un país intenta proteger a tus hijos de un terrible dolor con el simple uso de la anestesia, no se ve nada bien que ustedes los declaren Nazis por hacerlo.

Todo ello nos provee gran cantidad de alimento para el pensamiento sobre el porqué nuestra sociedad parece ser tan disfuncional. La pregunta es, ¿tenía que ser disfuncional de antemano para que semejante idea barbárica como la circuncisión sea adoptada por tantas personas, o es tan disfuncional (en parte) debido a que el 30% de los hombres están circuncidados?

Considerando que las personas que han sido traumatizadas durante la fase de impronta del primer circuito tienden a observar a otras personas de manera 'nosotros y ellos'; considerando que tienden a sentirse fácilmente amenazados por la desaprobación porque la desaprobación sugiere la idea de extinción o pérdida del suministro del alimento; y considerando que casi todos los hombres judíos son circuncidados 8 días después de nacer; ¿qué puede decirnos ello sobre la historia del 'conflicto en el Medio Oriente', sus causas y actual falta de soluciones? Y, finalmente, considerando a aquellos que han recibido su impronta negativamente en esta fase tienden a desarrollar una coraza muscular crónica que evita una respiración apropiada y relajada, y están 'atados', ¿es el programa Éiriú Eolas la mejor esperanza para su recuperación?

Volviendo al 'Hombre Prepucio'. Lejos de sorprender, la Liga Anti-Difamación salió rápidamente a defender la arcaica y probablemente psicopáticamente inspirada, práctica de cortar el prepucio de bebés judíos en un momento crucial y tan vulnerable acudiendo a la vieja farsa del 'antisemitismo':
"con su grotesca imagen y temas antisemitas, alcanza un nuevo punto bajo y resulta irrespetuoso y profundamente ofensivo", dijo Nancy J. Appel, Directora Regional Asociada, en una declaración del día viernes".
Con seguridad el 'Hombre Prepucio' tiende a vilipendiar al 'Mohel', ¡pero es un cómic! Es esperable que tenga un malvado archienemigo, y el autor nos asegura que otros practicantes de la circuncisión serán tratados de manera similar. Entonces, que alguien le diga a la Directora que se baje de su alto caballo, y que lo único grotesco, bajo, irrespetuoso y profundamente ofensivo de esto es la práctica de mutilar niños de 8 días. Así que yo estoy con el 'Hombre Prepucio'. El mundo necesita superhéroes que no tengan miedo de combatir las más establecidas, y francamente perturbadoras, ideas que, por alguna blasfema razón, todavía ejercen gran influencia sobre nuestro cada vez menos civilizado mundo. Y aunque no tengo forma de saberlo, sería muy irónico que el creador del Hombre Prepucio, Matthew Hess, resultara estar circuncidado (y judío) ya que podría presentar un muy buen argumento de que el 'Hombre Prepucio' es simplemente el resultado de una negativa impronta del primer circuito. Me pregunto: ¿qué diría respecto a eso la Directora Regional Asociada?