Imagen
© Desconocido
La cultura griega, considerada la madre de todas las culturas occidentales actuales, veía a la educación como "el arte del perfeccionamiento", por tanto la educación era una meta ideal y un proceso que no acababa nunca, que comenzaba con el nacimiento y acababa con la muerte de cada individuo.

La vida misma consistía en una serie de aprendizajes que nos empujaban a alcanzar un estado más elevado como seres humanos. Es decir para nuestros ancestros griegos nunca se dejaba de aprender y por mucho que se aprendiera siempre se podía aprender más en pro de conseguir el citado perfeccionamiento. Es obvio que en aquella época los ancianos contaban con cierta relevancia y respeto pues sus experiencias eran mayores y por tanto sus conocimientos.

Por otro lado la educación debía responder a las necesidades sociales de la civilización, es decir en primer lugar había que determinar que cosas o aspectos demandaba la sociedad, para suplirlas preparando ciudadanos para cumplir una labor determinada, y a partir de esa base seguir construyendo el perfeccionamiento. Es bien conocido que la escuela Pitagórica consideraba tres elementos fundamentales como disciplinas educativas: las Matemáticas, la Astronomía y la Música.

Este significado original se ha perdido actualmente, puesto que para la mayoría de las personas la educación no consiste más que en una serie de protocolos que supuestamente deben servir para la inserción y adaptación social de los individuos a ciertos patrones supuestamente aceptados por la mayoría, y una vez adquirido este conocimiento y el rol que se debe desempeñar en la estructura social se considera que ya se está "preparado" y la labor educativa termina. Pasando por alto la segunda etapa del proceso educativo que es seguir aprendiendo y perfeccionándose (y no solamente en el área profesional sino en todos los aspectos que nos ayudan a ser mejores como personas). ¿Dónde ha ido a parar la curiosidad innata que teníamos cuando éramos niños?

Son muy pocos los individuos hoy día que procuran seguir un proceso de aprendizaje aspirando a ser algo mejor (y no me refiero a seguir estudiando cosas en las instituciones de enseñanza oficiales, sino a ser autosuficiente para investigar, observar, experimentar y sacar conclusiones por uno mismo independientemente de lo que se diga oficialmente o piense el resto de la sociedad) mientras la inmensa mayoría se dedica a vivir unas vidas rutinarias y llenas de insipidez, basadas en el triunvirato que gobierna las vidas de la sociedad occidental: Trabajo- Familia-Ocio.

Sin trabajo asumiendo el pensamiento occidental actual es poco menos que inconcebible tener una familia y disfrutar de un ocio, pues el primero es la fuente de ingresos que nos permite desarrollar las otras dos cosas. Bien y aparte del trabajo , la familia y el ocio ¿cuántos se preocupan por seguir aprendiendo? ¿cuántos piensan por si mismos? ¿cuántos ponen en duda lo que se les enseña bajo el análisis del razonamiento en búsqueda de respuestas mas satisfactorias que nos hagan mejorar como seres humanos?.

Pero bien hagamos un análisis real de como ha ido evolucionando la educación, de lo que era y de lo que es, a pesar de nombrarse con la misma palabra. Pasando por medio varios siglos de barbarie y guerra en los que tan sólo unos pocos recibían cierta educación, tenemos que centrarnos en los siglos 19 y 20 de nuestra era para encontrar un cambio significativo en cuanto a la educación en lo que se refiere al acceso a ella por parte del grueso de la población.

Inicialmente más que de educación yo hablaría de adoctrinamiento, la transmisión de conocimientos se centraba en la metodología del aprendizaje memorístico y en la imposición del poder establecido que regía lo que tenía que ser enseñado, a esta oscura y catastrófica era le debemos dichos tan macabros y populares como el famoso "la letra con sangre entra". Simplemente o se aprendía lo que se proponía y cómo se proponía o había consecuencias en forma de castigo y humillación. Además como un plus añadido había que dar gracias por tener el "privilegio" de ser educado.

Aparte de la institucionalización de la educación y el acceso a ella en la mayoría de los países occidentales hubo que esperar algo de tiempo para que aparecieran personajes como Piaget o Vigotski que intentaron estudiar el fenómeno en base a sus propias experiencias, que si bien en un principio parecieran ser desde cierto punto de vista antagónicas, son claramente complementarias.

Básicamente y a grandes rasgos se podría decir que Piaget afirmaba que el desarrollo de nuestra habilidad cognitiva dependía del desarrollo del cuerpo por tanto ciertos aspectos intelectuales sólo podrían desarrollarse cuando el individuo adquiera cierta madurez fisiológica.

Por otro lado Vigotski partía de la base de que si el individuo tenía unos cimientos sólidos en su estructura cognitiva y era capaz de relacionarlos con otros conceptos, estos se integraban significativamente dentro de sus esquemas desarrollando una zona de potencial de aprendizaje que consistía en todos los conocimientos susceptibles de ser relacionados e integrados en la estructura existente, el desarrollo físico del individuo tenía una menor importancia.

Hoy día lo comúnmente aceptado es un híbrido entre las dos teorías, puesto que tanto el desarrollo fisiológico como el intelectual influyen de forma decisiva en la educación y el aprendizaje.

Por otro lado también se ha avanzado desde el adoctrinamiento forzoso inicial al adoctrinamiento encubierto actual y del aprendizaje memorístico al denominado "aprendizaje significativo" que consiste en relacionar las ideas previas que todos los individuos tienen con nuevos conceptos para asimilarlos de manera comprensiva.

Las Ideas Previas

Aquí permítanme hacer una pequeña aclaración en lo referente a las ideas previas, las ideas previas son los esquemas básicos que tiene todo individuo y que le permiten entender e interpretar la realidad, por lo tanto puede decirse que todos los individuos tienen unas ideas previas que les sirven como base para incorporar nuevos aprendizajes.

Es cuando menos curioso que a nivel mundial e independientemente de la cultura y sociedad a la que pertenezca cualquier persona las ideas previas de todos son bastante similares, además muchas de ellas (según afirman los expertos) son erróneas por lo que lo primero en lo que trabajar, es en modificar esas propias ideas previas para partir de una base más adecuada de cara a futuros aprendizajes.

También cabe señalar que dichas ideas son difíciles de cambiar y tendemos a recurrir a ellas incluso cuando sabemos que no son válidas (de ahí que en cierta manera se nos pueda considerar como tozudos), la mejor forma de hacerlas cambiar es mostrar la debilidad de las mismas exponiendo situaciones en las que no tienen validez para que el propio individuo vea su error y sea capaz de ampliar su perspectiva y asimilar otra idea que explique mejor las cosas.

La Diversidad Poblacional

Yendo al tema puramente educativo y al estudio que hay sobre los distintos individuos nos podríamos encontrar con la famosa campana de Gauss que podéis ver aquí abajo:

Imagen
© Desconocido
Campana de Gauss representando la totalidad de la población
Si el área comprendida debajo de la curva de esta gráfica representase al 100% de la población, se consideraría que el centro de la misma (hablamos de la zona comprendida entre - s y +s ) incluiría la mayoría del área encerrada en la curva y a la mayoría de la gente por lo tanto, quienes quedan a la izquierda de - s serían las personas con deficiencias de algún tipo, mientras que la parte que queda a la derecha de +s representaría a las personas que están por encima de la media poblacional, en muchos casos llamados superdotados.

Conforme más nos acerquemos hacia la izquierda más deficiencias cognoscitivas tendrán los individuos, mientras que al aproximarnos más al otro extremo de la gráfica estaríamos hablando de gente con más capacidad.

En términos generales se puede afirmar que cada persona aprende a su propio ritmo y con sus propios recursos y en el caso de una gran cantidad de gente todos estos procesos son similares por lo que sería adecuado impartirles las enseñanzas al mismo nivel (zona de la gráfica entre - s y +s), aunque para los casos de personas que quedan en los lados de la gráfica, tanto a la derecha como a la izquierda de la media poblacional, se requiere de una atención personalizada en unos casos para determinar sus problemas de aprendizaje, y en los otros para determinar su potencial, estructurando en ambos casos un plan de estudios que sea apto para sus capacidades y posibilidades de desarrollo.

Una vez explicados estos conceptos básicos necesarios para entender medianamente el asunto pasemos a la siguiente fase en la que trataremos de definir el actual estado del sistema educativo, en términos generales en los países occidentales y más concretamente en España.

El Estado de la Educación

"Gracias" a que vivimos en países "democráticos", y que todos los individuos tienen a priori los mismos derechos y oportunidades los psicópatas patológicos en el poder (que por otro lado no tienen ni idea de educación ni interés en que la gente tenga una capacidad crítica y un razonamiento autónomo), han decidido de cara a la población que en aras de una mayor integración social e igualdad , todos los individuos asistan a la misma aula recibiendo atención a la diversidad quienes tengan trabas o problemas cognoscitivos o de adaptación.

Hasta aquí muy bonito todo, sin embargo lo que los padres y el resto de la sociedad tienen que entender es que cuando en la clase de su hijo/a hay por ejemplo 3 o 4 niños/as con deficiencias cognitivas o inadaptados y otro par que pueden ser hijos/as de inmigrantes recién llegados y que no saben nada del idioma nativo, quien imparte las clases no puede estar pendiente del ritmo de los menos capacitados o inadaptados pues nunca van poder alcanzar al resto dadas sus limitaciones o falta de motivación, de este modo se convierte, a estos alumnos en un lastre para el resto del grupo impidiendo el desarrollo y el acceso al conocimiento, este es el perjuicio real que conlleva la aplicación práctica de tan rimbombantes palabras de los patócratas, pero obviamente si lo hubieran explicado así no hubiera sido visto con buenos ojos.

La realidad del asunto es que en los centros de enseñanza se dan clases de apoyo a los que más lo necesitan y en muy pocos casos sirve realmente de ayuda para el alumnado, sólo para aquellos que tienen leves deficiencias y que por tanto están más próximos a la media se podría hacer realmente algo y a veces ni eso debido a que las horas de apoyo a estos estudiantes son muy limitadas. Y como se ha dicho con anterioridad en muchos de estos casos se requiere una atención totalmente personalizada durante el tiempo que sea necesario, y no unas pocas horas a la semana. No obstante esto se hace así para dar una apariencia de que algo se está haciendo, cuando en realidad es muy poco efectivo. Habría que ampliar el número de docentes destinados a esta labor durante el tiempo que sea necesario para cada alumno para que se produjera un avance real.

Así los niños con deficiencias o NEE (necesidades educativas específicas) van a seguir con sus problemas y quienes no conozcan el idioma nativo, o son lo bastante inteligentes y por lo tanto capaces de asimilar todos los conocimientos del curso una vez dominen el idioma, o prácticamente habrán perdido como poco un año entero. Durante el transcurso del cual no se les habrá dado la ayuda necesaria y habrán estado lastrando al resto del grupo.

Lo que trato de exponer claramente es que se necesita una atención personalizada y hay que meter más profesores en los centros educativos (sin embargo vemos que por ejemplo en Francia van a disminuir el número de docentes), pero cuando se hacen las "chapuzas" que se hacen en las que se perjudica a todo el mundo, lo que se esta buscando realmente no es ni una igualdad educativa ni un desarrollo integral del alumnado como se menciona en las leyes educativas.

Quiero dejar bien claro fundamentalmente dos puntos:

1. Que la solución a todos los problemas educativos se podría llevar a cabo dando la atención individualizada que cada persona pueda necesitar y que se sabe desde hace tiempo.

2. Que los gobernantes lo saben, y no hacen más que cambiar leyes (cada cual peor que la anterior) y reírse en la cara de todos los contribuyentes y obstaculizar el desarrollo de todos los niños.

Básicamente el problema de la educación es un problema que no se resuelve por verdadera falta de voluntad política, obviamente estos señores nunca hicieron algo bueno por nosotros y no creo que vayan a empezar ahora, ya que reduciendo los grupos en las clases y dando atención individualizada al alumnado que lo necesite el problema del denominado "fracaso escolar" desaparecería casi totalmente. (Y no digo totalmente porque quien no quiere aprender no lo va a hacer).

Otro tema bien distinto aunque no menos necesario sería una reestructuración de las materias y contenidos educativos a enseñar, pues los actuales están claramente anacrónicos y obsoletos y en su gran mayoría son innecesarios. Además la mayoría de lo que se enseña (como habrán podido constatar nuestros lectores) es falso aunque oficialmente aceptado por la ciencia corrupta, como por ejemplo la Teoría de Darwin, los conceptos sobre los cuales se sustenta la física, la historia, la climatología...etc.. Mientras que hay cantidad de materias y temas que se omiten y quedan fuera de la enseñanza que sin embargo si que serían realmente útiles para ayudar al desarrollo integral de nuestros jóvenes.

Por otra parte cabe señalar que dudo muchísimo que los contenidos y enseñanzas que se imparten en los colegios respondan realmente a las necesidades que la sociedad demanda, y cada vez me suena todo esto más al viejo adoctrinamiento ( no en cuanto a metodología del profesorado pero si en cuanto a los contenidos educativos y valores que se transmiten) ya que no se enseña a tener una mente racional y crítica ni a pensar por si mismos, sino a aceptar lo que se les dice como una realidad inmutable, que por otro lado no resulta ser mas que desinformación.

El proceso de aprendizaje a pesar de los avances en los campos de la psicología y la educación y de haber muchos estudios y pruebas experimentales en los que se ha constatado que probablemente el mejor método educativo es el aprendizaje a través del descubrimiento (con el que se consigue que los alumnos sean autosuficientes, con pensamiento crítico propio y puedan optimizar su desarrollo integral como individuos) ha sido manipulado para hacerlo cada vez menos efectivo.

En el aprendizaje guiado a través del descubrimiento, el profesor no es una figura autoritaria, ni es alguien que lo sabe todo, es un mediador o guía. Su papel se limita a orientar, animar y a auxiliar al alumnado cuando se le requiera para que hagan sus propios descubrimientos a través de la experiencia práctica e interacción con diversos ámbitos de la realidad de modo que a través de esta interacción se descubran cosas desconocidas que a su vez podrían ser la base para futuras experimentaciones. El alumnado aprende a usar los recursos de los que dispone para efectuar sus tareas y a dirigir su propia labor en búsqueda del conocimiento. Lo bueno de esta metodología es que la experimentación e interacciones que emprenden los alumnos pueden ser enfocadas como un juego por lo que además de aprender activamente y ser protagonistas de sus descubrimientos pueden divertirse incorporando así una motivación de la que carecen en el sistema educativo vigente.

He conocido todos los sistemas educativos que ha habido en España (en los últimos 40 años) incluyendo la LGE (Ley General de Educación) que dejo vigente el dictador Franco cuando murió y quitando los avances positivos que se han producido en las ciencias de la educación, las leyes posteriores a esta no han hecho más que debilitar y embrutecer a nuestras más jóvenes generaciones. Ley tras ley han ido llenando de palabras bonitas los documentos legales pero detrás de estas palabras no hay más que perjuicio para todos, los alumnos, los docentes y la sociedad.

Se habla mucho de igualdad pero la igualdad nunca es posible porque de base no todos somos iguales (me remito a la campana de Gauss). Habría que hablar de equidad: de tratar a cada cual como lo necesite para que tenga las mismas oportunidades que los demás y llevarlo a la práctica de manera efectiva.

No es de extrañar que en una sociedad corrupta y decadente en la que se prefiere servir al dinero en vez de que el dinero nos sirva a nosotros, y se prefiere la competitividad destructiva frente a la cooperación constructiva, donde el psicópata gobierna, entre otras muchas cosas de este mundo al revés, el concepto de educación que nuestros ancestros griegos dejaron como legado se haya convertido en una aberración que no tiene ningún parecido con la idea primigenia.