Ciencia y Tecnología
Mapa


Magnify

ADN pegado a un cohete sobrevive a un vuelo espacial

lanzamiento_cohete
© Adrian Mettauer
Un equipo de investigadores suizos y alemanes ha colocado un plásmido de ADN en la superficie de un cohete para ver si sobrevivía durante un vuelo balístico suborbital. Los resultados revelan que el ADN soportó las altas temperaturas del lanzamiento, el duro viaje y la reentrada en la Tierra, donde muchas de las moléculas seguían manteniendo sus propiedades.

Los plásmidos son moléculas de ADN extracromosómico que confieren ventajas a las células que los llevan, como resistencia a determinados antibióticos o producción de marcadores fluorescentes. Investigadores de la Universidad de Zúrich (Suiza), junto a colegas alemanes, han usado plásmidos con esas dos propiedades para confirmar que el ADN puede sobrevivir a vuelos suborbitales, aquellos que superan el límite de los 100 km de la atmósfera terrestre.

El experimento consistió en colocar directamente esos plásmidos en diversos puntos de la superficie y algunos tornillos del cohete Texus-49, lanzado en marzo de 2011 desde un centro espacial en Kiruna, al norte de Suecia. La nave voló durante 780 segundos con una trayectoria balística, alcanzando una altitud máxima de 268 km.

A su regreso a la superficie terrestre, los investigadores pudieron recuperar ADN en todos los sitios del cohete donde lo habían puesto, consiguiendo un máximo del 53% en las ranuras de las cabezas de los tornillos.

Comentario: Esto da más peso a las teorías que plantean la "inseminación" de la Tierra "desde afuera", es decir, la panspermia.

Vea también:

Better Earth

La barrera impenetrable a 11.500 km. por encima de la Tierra

Traducción por Bitnavegantes

Un grupo de investigadores dirigidos por el profesor Daniel Baker, del laboratorio de Física Atmosférica y Espacial de la Universidad en Colorado, han descubierto una barrera casi impenetrable a unos 11.500 km por encima de nuestro planeta que bloquea los llamados 'electrones asesinos', que puede freír los satélites y degradar los sistemas espaciales durante las intensas tormentas solares.


barrera_van_Allen
© NASA’s Scientific Visualization Studio
El entorno espacial cercano a la Tierra es una compleja interacción entre el campo magnético de nuestro planeta, el plasma frío subiendo de la ionosfera, y el plasma caliente que viene del viento solar; estas interacciones se combinan para mantener los cinturones de radiación alrededor de la Tierra. Las Interacciones del plasma pueden generar regiones agudamente delineadas en estos cinturones. Además de los cinturones de radiación interna y externa, el plasma frío de la plasmasfera interactúa de forma que impide la entrada de los electrones de alta energía desde fuera de sus límites, llamado la plasmapausa. Los cinturones de radiación (color de arco iris) y la plasmapausa (superficie azul-verde) rodean la Tierra, su estructura está determinada en gran medida por el campo magnético dipolo de la Tierra (representada por líneas curvas cian). El cinturón de radiación se de corte abierto, revelando simultáneamente las partículas cargadas confinadas en espiral alrededor de la estructura del campo magnético. Partículas amarillas representan los electrones cargados negativos, las partículas azules representan los iones cargados positivos. Sin embargo, se han escalado de forma realista para una masa de partículas y energías, ya que el movimiento en espiral no sería visible a esta distancia, así las masas de las partículas y las escalas de tamaño se ajustan para hacerlos visibles.
La barrera fue descubierta en los cinturones de radiación de Van Allen --una colección de partículas cargadas, aglomeradas en ese lugar por el campo magnético de la Tierra--, con el uso de las sondas Van Allen de la NASA, lanzada en agosto de 2012 para estudiar la región.
Bulb

Los cráteres siberianos podrían ser las 'despensas' energéticas del futuro

Científicos han descubierto en las paredes de los cráteres siberianos 'fuego de hielo', combustible del cual se extrae gas metano, lo que podría constituir un elemento clave en el futuro de la energía gasística de Rusia.

cráteres_permafrost_Siberia
© Russian Centre of Arctic Exploration / Vladimir Pushkarev

Los altos niveles de 'fuego de hielo' encontrados en los cráteres siberianos podrían convertirse en una fuente gasística clave para Rusia en el futuro, informa 'The Siberian Times'.

Un grupo de científicos de Novosibirsk han realizado una expedición promovida por el gigante energético Gazprom para estudiar las fosas halladas recientemente en la zona de la Península de Yamal.

Comentario: Vea también:

Arrow Up

Una botella que transforma aire en agua

Por increíble que parezca anclas este accesorio en tu bicicleta y extrae la humedad del ambiente y la convierte en agua potable mientras pedaleas.
La posibilidad de quedarse sin agua potable a mitad del camino mientras se realiza una travesía en bicicleta podría ser cosa del pasado con Fontus, un dispositivo que puede convertir el aire en agua mientras pedaleas.

Fontus es un sistema de botella instalado en la bicicleta que utiliza el principio de refrigeración termoeléctrica, de modo que recoge y condensa la humedad del aire para llenar una botella con agua, gracias al movimiento de la bicicleta.
Magnify

Amibas, relámpagos y dendritas: la ramificación fractal de la naturaleza

Un mismo patrón fractal une a diferentes organismos y los conecta con el origen de las formas universales.

árbol_fractal
© Desconocido
"Lo que la mente ve, cuando capta una conexión, lo ve para siempre", escribe Roberto Calasso en su libro Ka, sobre la filosofía de la India. En el origen están las conexiones, las correspondencias, las similitudes, las satam. Es por eso que los fractales nos fascinan: nos regresan a este estado de cognición primordial en el que podemos ver que las cosas tienen una relación formal que sugiere la posibilidad de que detrás del velo sean una sola cosa o que en su diseño revelen la firma del autor (los fractales, según Arthur C. Clarke, son la huella digital de Dios).

En este caso la forma fractal recurrente es aquella de la forma en la que crecen y se dispersan ciertos organismos, la energía y la información misma. Pero en esa dispersión está la pauta que nos permite regresar y ver el origen. Y la autorreferencia se vuelve transversal: descubrimos entonces que un árbol es una rama dentro de otro organismo o sistema analógico más grande.

Comentario: Vea también: Un reciente estudio científico plantea el problema de la propiedad fractal del tiempo en función de las frecuencias

Galaxy

Los cuásares se alinean entre sí a distancias de miles de millones de años luz

También se orientan según la estructura a gran escala de las galaxias.
© ESO
. Fuente: ESO.
Nuevas observaciones del telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO (Observatorio Austral Europeo), en Chile, han revelado la existencia de alineaciones de las estructuras más grandes jamás descubiertas en el universo: los ejes de rotación de los agujeros negros supermasivos centrales, en una muestra de cuásares, son paralelos entre sí a distancias de miles de millones de años luz.

Nuevas observaciones del telescopio Very Large Telescope de ESO han mostrado una alineación sorprendente de los ejes de rotación de una muestra de cuásares, a distancias de miles de millones de años luz. Además, también se ha observado que los cuásares tienden a alinearse con la estructura a gran escala del universo, es decir, la ordenación a gran escala de las galaxias.

Nuevas observaciones del telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO (Observatorio Austral Europeo), en Chile, han revelado la existencia de alineaciones de las estructuras más grandes jamás descubiertas en el universo: los ejes de rotación de los agujeros negros supermasivos centrales, en una muestra de cuásares, son paralelos entre sí a distancias de miles de millones de años luz.

Comentario: Artículos relacionados:

Nebula

El telescopio espacial Hubble capta la imagen de un faro cósmico

Se trata de la Nebulosa del Huevo, situada a unos 3.000 años luz de la Tierra .
© Desconocido
La Agencia Espacial Europea (ESA) ha publicado una colorida imagen que muestra un faro cósmico conocido como la Nebulosa del Huevo, situada a unos 3.000 años luz de la Tierra. Los anillos concéntricos que se pueden distinguir en la nube menos densa fueron provocados por las emisiones realizadas por la estrella a intervalos regulares.

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha publicado hoy esta colorida imagen que muestra un faro cósmico conocido como la Nebulosa del Huevo, situada a unos 3.000 años luz de la Tierra.

Comentario: Artículos relacionados:

Pi

Logran teleportación cuántica a distancia récord de 25 kilómetros

Investigadores de la NASA han logrado teletransportar información sobre el estado cuántico de un fotón, una partícula de luz, a 25 kilómetros de fibra óptica hasta un 'banco de memoria' en cristal.

teletransportación_cuántica
© FÉLIX BUSSIÈRES/UNIVERSITY OF GENEVA


El récord anterior en la fibra óptica era de 6 kilómetros. Este fenómeno complejo de teleportación cuántica podría tener implicaciones para la criptografía, que consiste en la transmisión de información de forma segura, incluidas las comunicaciones entre la Tierra y las naves espaciales.

"Podemos imprimir el estado de un sistema en otro sistema, incluso cuando los dos están muy separados," dijo Francesco Marsili, ingeniero de microdispositivos del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena. "El uso de este efecto en las comunicaciones podría ayudar a la construcción de una red de comunicaciones espaciales intrínsecamente segura, es decir, canales de comunicación que no puede ser hackeados."

Marsili y sus colegas del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST), desarrollan dispositivos que pueden detectar las partículas individuales de luz, llamados fotones desarrollados.
"Es difícil de detectar un único fotón, por lo que se necesita para hacer un detector sensible", dijo. "Aquí en el JPL, en colaboración con el NIST, hemos desarrollado el detector más sensible en el mundo."

Comentario: ¿Podría el entrelazamiento cuántico ayudar a explicar la Resonancia Mórfica propuesta por Rupert Sheldrake?

Vea: La resonancia mórfica, un nuevo enfoque en la biología

Question

¿Admite la ciencia que está equivocada?

Publicado en Bitnavegantes

Los dos artículos más recientes de Thunderblog, escritos por Wal Thornhill y el Dr. Jeremy Dunning-Davies, son grandes meditaciones sobre el estado actual de la cosmología y el futuro de la ciencia. Muchos de los que han seguido los esfuerzos del Proyecto Thunderbolts comparten la sensación de que realmente estamos acercándonos a un "punto de inflexión" donde la evidencia para un universo eléctrico es simplemente demasiado fuerte para que la ciencia institucionalizada lo ignore por más tiempo. Sin embargo, la verdadera cuestión no parece ser si las evidencias de esta visión eléctrica es lo suficientemente fuerte como para justificar la consideración, sino más bien si la ciencia en su conjunto podrá abrazar el desafío.

bola_plasma_galaxia_planetaria

Una bola de plasma al lado de una nebula planetaria.

Toda evaluación de la dirección e integridad de la ciencia debe abordar cómo reacciona la ciencia institucionalizada frente a descubrimientos inesperados. Es un hecho que los defensores de la teoría astronómica estándar admiten rutinariamente la sorpresa. Incluso las palabras como "sorprendido" o "perplejo" aparecen a veces en distintos comunicados de prensa de la ciencia cuando surgen transparentes anomalías. Por ejemplo, muchos radioastrónomos reconocen abiertamente que las intensas emisiones de rayos X de los chorros cósmicos son muy difíciles de explicar (Algunos dirían que esto es un problema inevitable cuando los científicos tienen solamente la gravedad para hacer el "trabajo" a un nivel cosmológico).

El verdadero problema es que las sorpresas rara vez obligan a una reevaluación necesaria de los principios fundamentales que asumen los científicos. Históricamente, uno de los ejemplos más memorables de esto fue dado por el tema de las auroras de la Tierra. Tiempo después que la era espacial empezara a brindar apoyo a la afirmación de Kristian Birkeland de que las partículas cargadas del Sol entraban a través de la atmósfera superior de la Tierra y así creaban la aurora boreal, los teóricos continuaron manteniendo la modelización matemática de Sydney Chapman, de corrientes eléctricas generadas por compresión dentro de una imaginada y aislada burbuja de la ionosfera de la Tierra. Por supuesto, la historia demostró que Birkeland estaba en lo correcto y Chapman equivocado.

Comentario: Es lamentable que la ciencia, esa disciplina que debería ser nuestro medio para acercarnos a la verdad, esté tan plagada de sesgos y tan corrupta por la carrera del prestigio y el dinero, como casi todas las otras esferas de la sociedad. Enmarcada en una sociedad materialista (y no de manera fortuita), la ciencia hoy en día nos despoja de la capacidad de razonar y descubrirnos a nosotros mismos en la existencia y la realidad de la que formamos parte. En vez de alentar el pensamiento divergente, la exploración de alternativas y la crítica constructiva, presiona para mantener un status quo lleno de sinsentidos y fantasías.

Recomendamos ver: Rupert Sheldrake, 'El espejismo de la ciencia': charla prohibida de TED

Y no deje de leer los siguientes artículos:

Solar Flares

Astrónomos japoneses observan mancha solar 66 veces más grande que la Tierra

© AFP/NASA/SDO/Archivo
Las manchas solares son un objeto permanente de investigación para los científicos de todo el mundo.
El Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ) detectó un gigantesco grupo de manchas solares con un tamaño 66 veces mayor que la Tierra, un fenómeno observado por primera vez en 24 años.

Los astrónomos japoneses observaron por primera vez a mediados de octubre el grupo de manchas solares, que ha ido creciendo de manera significativa hasta que desapareció de la vista a mediados de mes, por el efecto rotario de la Tierra.

El fenómeno se hizo visible de nuevo el pasado 13 de noviembre, pero en ese momento la dimensión de la mancha se había reducido en un tercio, según reveló el observatorio nipón mientras la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) difundió imágenes de la gigantesca mancha.

Las manchas solares aparecen en grandes grupos cuando el sol es más activo, una fase en la que se encuentra en estos momentos, según explicó el observatorio, que detalló que la actividad del Sol se intensifica y disminuye en ciclos de 11 años.
Top