La Ciencia del Espíritu
Mapa


People 2

Claves para desmitificar el amor romántico, y olvidarse de princesas y príncipes azules

En los cuentos que nos cuentan desde nuestra más tierna infancia, a los varones les enseñan tres cosas sobre el amor:
© Nan Lawson
  • Hay cosas más importantes en la vida que el amor romántico.
  • Hay una mujer destinada a ti.
  • El amor es inagotable e incondicional (como el amor de mamá).
A las mujeres nos enseñan otras tres cosas:
  • No hay nada en la vida más importante que el amor romántico.
  • Hay un hombre destinado a ti.
  • Las mujeres nacen con un don para amar inagotable e incondicionalmente (por eso su objetivo en la vida es ser esposa y mamá).

Comentario: Recomendamos a nuestros lectores el siguiente documento que incluye el video: Amor, Realidad y el Tiempo de Transición - Transcripción

Arrow Up

¿Sabes qué tienes que hacer para tener un cerebro sano?

De acuerdo con David Rock, fundador del Neuroleadership Institute, y del psiquiatra Daniel J. Siegel, para mantener en un estado saludable al cerebro, es necesario practicar una dieta mental.

© desconocido
El cerebro, parte central del sistema nervioso, es uno de los miembros más importantes y misteriosos del cuerpo. Gracias a sus diminutos impulsos eléctricos, un ser humano puede vivir, recordar, pensar, actuar y sentir de la manera que lo hace.

Durante décadas, cuantiosos científicos han tratado de descifrar el funcionamiento de este órgano. Al destapar mitos, como que sólo usamos un 10 por ciento del cerebro o que escuchar a Mozart nos hace más listos, se ha descubierto la manera en que un humano promedio utiliza su cerebro.

Frente a un estímulo físico, el cuerpo manda mensajes al cerebro, el cual cuenta en promedio con 100 000 millones de neuronas encargadas de establecer hasta 50 000 conexiones neuronales. Dependiendo de la respuesta requerida, diferentes partes del cerebro empezarán a activarse: por ejemplo, el lóbulo frontal se estimulará en caso de relacionarse con una actividad referente al habla, movimientos de cabeza, conducta o emociones; el lóbulo temporal, con el sentido del oído; el lóbulo parietal, con el procesamiento de movimientos básicos y las sensaciones; el lóbulo occipital, con la visión y la capacidad de reconocimiento.
Gear

¿Qué tanto limitan las ideologías nuestra capacidad de pensar?

La política es un aspecto de la vida en común que, a pesar de afectarnos a todos en nuestras vidas, parece ser ampliamente repudiado. La vinculación de la esfera de lo político al ejercicio de unas élites que se encargan de sintetizar la caótica "voluntad popular" mediante una especie de alquimia electoral es algo que, cuanto menos, genera desdén por su ineficacia a la hora de introducir cambios satisfactorios para toda la población en los ámbitos económico y social.

mente_encerrada
© Desconocido
Sin embargo, aún son pocas las personas que cuestionan la democracia participativa clásica, ateniéndose a la lógica del mal menor. Se trata, aparentemente, de una postura de centros, que no cae en extremismos. Cabría preguntarse, sin embargo, cuál es la naturaleza psicológica del centro político, y en qué medida está diferenciada de modos de pensar alternativos. Para ello, primero tendríamos que abordar el concepto de ideología.

Comentario: Renunciar a la limitación de nuestra capacidad de razonar fuera de la línea ideológica implica pensar en la política como algo que nos pertenece a todos y en lo que todos debemos, no solamente reflexionar, sino actuar según lo que vamos aprendiendo en cada momento y a través de la historia. Aferrarse a ideologías es renunciar a nuestra capacidad de ser conscientes de la realidad más allá de las mismas y, por ende, no poder actuar de una manera positiva.

Laura Knight-Jadczyk hace una interesante observación en su artículo Patocracia mundial, seguidores autoritarios y la esperanza del mundo, acerca de un estudio interesante que muestra como opera la ideología/fanatismo en la mente:
Un reciente estudio de imágenes realizado por el psicólogo Drew Westen y sus colegas en la Universidad de Emory ofrece un firme argumento para la existencia del razonamiento emocional. Justo antes de las elecciones presidenciales del 2004 entre Bush y Kerry, se reclutaron dos grupos de individuos; quince ardientes demócratas y quince ardientes republicanos. A cada uno se le presentó declaraciones conflictivas y aparentemente dañinas sobre su candidato, así como sobre objetivos más neutrales como el actor Tom Hanks (quien, al parecer, resulta agradable para las personas de todas las tendencias políticas).

Como era de esperar, cuando a los participantes se les pidió realizar una conclusión lógica sobre el candidato del partido político opuesto, los mismos encontraron una manera de llegar a una conclusión que hiciera ver mal al candidato, incluso aunque la lógica debería haber mitigado las circunstancias particulares y haberles permitido llegar a una conclusión diferente. Aquí es donde se pone interesante.

Cuando este "control emocional" comenzó a ocurrir, las partes del cerebro normalmente involucradas en el razonamiento no se activaron. En cambio, se produjo una constelación de activaciones en las mismas áreas del cerebro donde se experimentan el castigo, el dolor y las emociones negativas, (es decir, en la ínsula izquierda, la corteza frontal lateral y la corteza prefrontal ventromedial). Una vez que se encontró una manera de ignorar la información que no puede ser rechazada racionalmente, las áreas neurológicas del castigo se apagaron, y el participante recibió un destello de activación en los circuitos relacionados con recompensas -similar a la sensación que recibe un adicto al conseguir su dosis.

En esencia, los participantes no estaban dispuestos a dejar que los hechos se interpusieran en sus tomas de decisiones candentes y rápidas recompensas."No se activó ningún circuito involucrado en el razonamiento consciente", dice Westen. "Fundamentalmente, pareciera como si los participantes giraran el calidoscopio cognitivo hasta llegar a las conclusiones que ellos quieren, y luego las refuerzan masivamente con la eliminación de estados emocionales negativos y la activación de los positivos". [...]

En última instancia, Westen y sus colegas creen que "un razonamiento emocional parcial conduce al 'grabado' o refuerzo de una creencia defensiva, asociando el relato 'revisionista' de la información por parte del participante con emociones positiva o el alivio y la eliminación de la angustia. El resultado es que las creencias parciales se calcifican y la persona poco aprende de nuevos datos'", señala Westen. El extraordinario estudio de Westen demostró que el proceso de la información neurológica relacionada a lo que llama "razonamiento motivado" [...] parece ser cualitativamente diferente al razonamiento de una persona que no posee conexiones emocionales en las conclusiones a las que llegar.

El estudio es, pues, el primero en describir los procesos neuronales que subyacen al juicio político y la toma de decisiones, así como para describir los procesos que implican control emotivo, psicológico de defensa, el sesgo de confirmación, y algunas formas de la disonancia cognitiva. La importancia de estos hallazgos va más allá del estudio de la política: "Todo el mundo, desde los ejecutivos y los jueces a los científicos y los políticos pueden razonar a partir de juicios sesgados emocionalmente cuando tienen un interés personal en la forma de interpretar 'los hechos'," de acuerdo con Westen".

Genes Malvados
Barbara Oakley
¿Hasta qué punto, entonces, una ideología puede condicionarnos a negar la realidad y por ende hacernos incapaces de responder de manera proactiva a las circunstancias que nos enfrentan hoy en día?

Bizarro Earth

Quién odia a quién: una clave para comprender qué es el sistema

Es una de las preguntas clave que todos deberíamos hacernos. ¿Por qué nos odiamos los unos a los otros por motivos ideológicos o religiosos? ¿De dónde surge ese odio?
© Desconocido
Cuando sentimos repulsión por alguien con una ideología o unas inclinaciones opuestas a las nuestras, ¿de dónde proviene ese rechazo?

Ésta es una cuestión que muy poca gente llega a abordar con la debida profundidad, a pesar de contener una de las claves que explican el funcionamiento de nuestro mundo.

Es algo que podemos ver constantemente a nuestro alrededor: el rechazo exacerbado que sienten entre sí las personas de izquierdas y las de derechas, los fundamentalistas cristianos y los fundamentalistas musulmanes, la gente del Barça y la del Real Madrid, etc...

Analicemos qué es lo que sucede en realidad dentro de nuestras mentes.

Comentario: Para más información sobre este "monstruo psíquico", no se pierdan: ¿Estamos Poseídos?

Question

Mente y Materia en Edwin Schödinger

mente_materia_Schödinger
© Desconocido
Nuestra imagen del mundo se elabora a partir de la información proporcionada por los órganos sensoriales de la mente (de manera que la imagen del mundo es y se conserva, para cualquier hombre, como una elaboración de su propia mente, y no es posible demostrar que esta imagen tenga otra existencia), mientras que nuestra mente consciente se queda en algo extraño dentro de esta imagen, no tiene espacio vital en ella, no es localizable en ningún punto del espacio.

No sabemos darnos cuenta de este hecho porque hemos admitido enteramente que el pensamiento de la personalidad de un ser humano (o también, en este sentido, de un animal) está localizado en el interior de su cuerpo. Saber que, en realidad, no es así resulta sorprendente por lo que nos invade la duda y la confusión, es algo que no admitimos de buena gana.

Nos hemos acostumbrado a localizar la personalidad consciente en la cabeza de los individuos - me atrevería incluso a decir que una o dos pulgadas detrás del punto medio de los ojos. De ahí nos llegan (si se da el caso) miradas amorosas o tiernas, recelosas o enojadas. Me pregunto si se ha hecho notar alguna vez que el ojo es el único órgano de los sentidos cuyo carácter puramente receptivo ingenuamente no reconocemos. Tendemos a pensar en contra de la realidad, es decir, en «rayos visuales» que salen de los ojos y no en «rayos de luz» que impactan los ojos desde el exterior. Es frecuente encontrarse con «rayos visuales» representados en los dibujos de los «cómics» o incluso en los antiguos diagramas que ilustran instrumentos o leyes ópticas: una línea de puntos que emerge del ojo y que apunta a un objeto con una lejana flecha. Estimado lector, o mejor aún, estimada lectora, recuerde el brillo de los gozosos ojos con los que le obsequia su hijo cuando le trae un juguete nuevo y deje que un físico le explique que, en realidad, nada emerge de esos ojos; su única función objetivamente detectable es, en realidad, recibir los impactos de cuantos de luz. ¡En realidad! ¡Extraña realidad! No parece una realidad completa.

Nos cuesta mucho aceptar el hecho de que la localización de la personalidad (de la mente consciente) en el cuerpo no es sino un símbolo, una ayuda de carácter práctico...

¿Es en verdad mi mundo el mismo que el tuyo? ¿Existe un mundo real que debamos distinguir de las imágenes que la percepción inyecta en nosotros? Y, si es así, ¿representan bien al mundo estas imágenes? ¿No será quizás el mundo «en sí mismo» muy distinto al que percibimos?

Se trata de preguntas ingeniosas pero, en mi opinión, muy susceptibles de confundir la cuestión. No tienen respuestas adecuadas. Todas ellas son (o conducen a) contradicciones que manan de una misma fuente, una fuente que yo he llamado la paradoja matemática; los muchos egos conscientes con cuyas experiencias mentales se confeccionan un mundo único. Resolver esta paradoja serviría para acabar con preguntas como las mencionadas y, me atrevería a decir, para demostrar que, en realidad, son preguntas falsas.

Comentario: Hay muchas cosas que la ciencia materialista imperante no puede explicar y la cuestión de la consciencia es una de las más importantes. Thomas Nagel escribió extensamente sobre este problema, cuestionando las teorías incompletas que no logran dar cuenta de una de las incógnitas más relevantes de nuestra experiencia en el mundo como seres conscientes, y planteando alternativas para resolver esto. Vea: Otros artículos relacionados:

* Rupert Sheldrake: La ciencia debe cuestionar sus propios dogmas para expandirse
* Rupert Sheldrake explica los 10 dogmas de la ciencia que detienen su evolución
* La unidad del Ser: Una visión no-dual de todo lo que ES
* ¿Es la conciencia un estado de la materia?
* La consciencia quíntuple
* La cuestión de la consciencia... ¿Muchas teorías y pocas respuestas?
* Una nueva teoría del universo. Con la vida en la ecuación, el biocentrismo crece con la física cuántica

Magnify

En busca de la realidad

¿Percibimos realmente el entorno que nos rodea? ¿Lo que captamos es real y único? Si logramos entender que nuestra visión es sesgada, reduciremos la brecha existente entre "LA" realidad y "NUESTRA" realidad.

cerebro_dibujito
© Desconocido
Cuando miramos algo nuestros ojos captan una imagen y la envían en forma de impulsos nerviosos a las áreas de reconocimiento visual en la parte occipital del cerebro. Existe un pequeño delay en el proceso de ingreso de la información por los ojos, la traducción a impulsos y el reconocimiento de lo que percibimos: esto hace que en verdad observemos el mundo con un pequeño retraso temporal.

Entonces, ¿cómo hace el cerebro para que sepamos dónde atrapar, por ejemplo, una pelota que nos lanzan? ¿Cómo puede anticiparse, si va siempre con retraso?

En la forma clásica y sencilla en la que enseñamos el sistema visual, solemos hacer una analogía entre los ojos y el lente de una cámara de video con la que captamos el entorno para luego enviar esta información, a través del cableado neural, a la parte posterior del cerebro. Allí, finalmente, ―mediante procesos de reconocimiento por comparación― "vemos" con el "ojo de nuestra mente" lo que está pasando alrededor.

Es decir, tenemos un sistema lineal de relevos que, básicamente, empieza con los ojos exteriores y termina en el "ojo mental", con el que realmente vemos. Sin embargo, este enfoque no es del todo correcto (o al menos incompleto). Si nos manejáramos sólo con este sistema, andaríamos siempre con retraso y no podríamos, por ejemplo, atajar pelotas ni esquivar cualquier cosa que se nos viniera encima, ya sean autos o rugbiers.

El hecho de que podamos anticipar trayectorias es mucho más que una simple capacidad aislada del cerebro: poder proyectar un modelo del mundo o prever y anticipar, implica que al mundo no sólo lo vemos sino que lo inventamos al ritmo de las sinapsis, dentro de la oscuridad total del cráneo. ¿Cuánto vemos y cuánto inventamos? ¿Estoy viendo al mundo ahí afuera? ¿O mi cerebro me lo está fabricando? ¿Cuánto de lo que sucede observo realmente?

Comentario: Y un primer paso para poder ampliar la capacidad de observación y desarrollar las capacidades conscientes es conocer cómo nuestros procesos cognitivos nos pueden engañar y alejar de la objetividad. Vea:

* Sesgos cognitivos que sabotean la percepción de lo real
* ¿Te crees muy listo? Los sesgos cognitivos que nos hacen tomar decisiones irracionales.
* Las emociones negativas ayudan a detectar engaños

Y no se pierda nuestro Enfoque SOTT: La necesidad de la desilusión

Phoenix

Escéptico neurocirujano después del coma: "Vi a Dios y el paraíso."

Un descreído neurocirujano estadounidense asegura haber visitado el paraíso y haber visto a Dios tras haber permanecido en coma durante una semana como resultado de una meningitis.

puerta_cielo
© deviantart.com / pokepetter

Un escéptico neurocirujano -hasta entonces- de EE.UU., Eben Alexander, que cree haber visto a Dios mientras estaba en coma en una experiencia cercana a la muerte, ha explicado su historia en detalle en el programa 'This Morning', informa 'Mirror'.

Alexander ha dicho que cuando entró en coma como resultado de un ataque de meningitis bacterial hace seis años solo tenía un 10% de posibilidades de recuperación. "Los médicos dicen que no había ninguna manera de que pudiera recobrar cualquier tipo de conciencia, por no hablar de recuperarme, pero lo hice a las ocho semanas".

No obstante, el médico no solo se recuperó, sino asegura que las experiencias que vivió durante aquellos días cambiaron su vida. En concreto, dice que le ayudaron a entender mejor el cerebro, la mente y la conciencia.

Comentario: Es hora de que la humanidad en su totalidad, y lo que debería ser su más preciado instrumento para explorar la realidad, la ciencia, se ocupen seriamente de investigar, aumentar la comprensión, e intentar responder preguntas que han acompañado a la humanidad por milenios. ¿Qué es exactamente la conciencia? ¿Existe la conciencia en una forma no-física? ¿Qué me pasa cuando mi cuerpo muere? ¿Sobrevive la personalidad a la muerte? ... ¿Qué es el alma?

El Cristianismo ha sepultado estas preguntas fundamentales tras capas y capas de cuestionables verdades dogmáticas reveladas "mágicamente" a sujetos sobre los cuales hay serias dudas de que hayan existido, provocando un profundo y oscuro agujero en el centro mismo del intelecto coletivo de la sociedad occidental.

Dice William Baldwin en su libro "Sanando almas perdidas: ...":
La reencarnación es una parte integral de las creencias espirituales de Oriente, sin embargo el concepto ha sido eliminado en el pensamiento religioso de Occidente. Cuatro de las principales enseñanzas religiosas del mundo incluyen el concepto de reencarnación y karma. Son presentados como parte del camino espiritual de los seres humanos. [...] Cuando la noción de reencarnación fue expulsada de las enseñanzas cristianas, los padres de la Iglesia usurparon la responsabilidad personal de los seres humanos y se convirtieron en la autoridad sobre la salvación humana, la redención, y cualquier posibilidad de evolución espiritual.
Por otro lado la Ciencia se ha mostrado soberbia y arrogante frente a fenómenos reales de naturaleza no-fisica relegándolos al rincón de la imaginería humana. Superficial y materialista en su mayoría, este enorme y torpe cíclope con miopía que llamamos Ciencia, aplasta con sus grotescos y olorosos pies cualquier asomo de conocimiento concreto y objetivo que ose desafiar su estrecha y ridícula versión de la realidad.

Dice William James, considerado por muchos el padre de la Psicología Norteamericana:
Para ser radical, un empirista no debe incluir en sus construcciones ningún elemento que no sea experimentado directamente, ni excluir de ellas cualquier elemento que es experimentado directamente.
La ciencia moderna que se vanagloria de ser empirista y apegarse a los hechos objetivos ha marginado sistemáticamente una cantidad descomunal de hechos experimentados por una porción más que considerable de la población humana. Sólo mencionar que hay registrado 11 millones de casos de personas que han experimentado experiencias cercanas a la muerte. A esto se agregan millones de eventos vinculados a realidades no-físicas que también han sido víctimas de la ceguera intelectual de nuestros científicos.

Permanecer abiertos a la existencia de una realidad invisible a nuestros ojos mantiene encendida en nosotros esa chispa de explorador, de aventurero, ... de buscador incansable de la Verdad.

Tal vez le interese:

* La Mente Humana: Más Allá del Cerebro
* Ian Stevenson y las pruebas científicas de la reencarnación
* Recordando vidas pasadas: ¿reencarnación o resonancia mórfica?
* Reencarnación: ¿realidad o falacia?
* ¿No crees en la reencarnacion? Entonces trata de explicar esto... (Vídeo)
* Evidencia científica sugiere que la muerte es un evento pacífico (e incluso placentero)
* Científico alemán piensa haber probado que hay vida despúes de la muerte
* Buscando evidencias de la reencarnación: conversación con Ian Stevenson

Bulb

5 descubrimientos psicológicos impresionantes

El estudio sistemático de los procesos mentales y la conducta humana lleva tiempo cuestionándose por qué actuamos del modo en que lo hacemos. La psicología humana tiene curiosidades sorprendentes relativamente desconocidas.

© Allan Ajifo
5 grandes descubrimientos psicológicos.
Te recomendamos, si te gusta leer sobre este tipo de curiosidades, que eches un vistazo a nuestros antiguas entregas: En este artículo que presentamos hoy nos proponemos exponer un total de cinco descubrimientos impresionantes que dan respuesta a algunos enigmas de nuestra psique.

Comentario: Lectura recomendada:

* Sesgos cognitivos que sabotean la percepción de lo real
* ¿Te crees muy listo? Los sesgos cognitivos que nos hacen tomar decisiones irracionales
* Pensar como un científico para reducir la ilusión de causalidad
* Las emociones negativas ayudan a detectar engaños
* ¿Decidimos racionalmente?
* Como tu sistema nervioso sabotea tu habilidad para relacionarte - Stephen Porges y la Teoría Polivagal

People 2

Los hombres evalúan el arte de manera distinta a como lo hacen las mujeres

Uno y otro sexo muestran diferencias claras en la forma de evaluar el arte, según un nuevo estudio.

El equipo de la profesora Stephanie Mangus, de la Universidad Estatal de Michigan en Estados Unidos, hizo que 518 personas observaran dos pinturas que no conocían, y que estaban acompañadas con biografías del artista inventadas. Algunos participantes leyeron una biografía que caracterizaba al artista como un pintor de largo recorrido que creaba obras únicas. Otros, en cambio, leyeron una biografía que lo caracterizaba como un pintor ordinario que cogió los bártulos solo recientemente.
Stephanie Mangus
© G.L. Kohuth
Stephanie Mangus
Cuando el artista era definido como de larga trayectoria, los participantes tenían una impresión mucho más favorable, tanto del artista como del cuadro. Incluso indicaban que estaban más dispuestos a comprar la pintura del artista y a pagar un precio superior por ella.
People

No es nada personal

La vida cotidiana pone a prueba el equilibrio emocional cada vez que nos sentimos ofendidos por otra persona. Puede ser alguien del entorno familiar, un jefe o compañero de trabajo, o incluso un desconocido que nos trata de forma que consideramos grosera.

© Ilustración de Anna Parini
A lo largo del día interactuamos con decenas de personas, lo cual brinda numerosas ocasiones para ofenderse y vivir con amargura. Porque lo peor de todo es que una vez producido el desencuentro, si no se hace nada para olvidarlo, el rencor puede quedar fluctuando por la cabeza durante horas... llegando a turbar incluso el descanso nocturno. En este artículo se va a ver por qué sucede y cómo poder deshacerse de este lastre.

El enfado ante las actitudes de los demás es una pura elección. Prueba de ello es que hay personas que no se inmutan por nada, mientras que otras saltan ante cualquier comentario, gesto o mirada que interpreten como hostil. ¿Dónde radica la diferencia entre unas y otras?

Comentario: Les sugerimos la lectura del libro de Carlos Castaneda El Fuego Interno en el que nos proporciona agudas impresiones para que recapacitemos; y nos ayuda a ver otra forma de percibir a los demás. Asímismo, nos introduce al interesante y sorprendente término de 'pinche' tirano.

En el capítulo dedicado a esta figura, señala como los llamados Videntes creían que un Tirano estaba al cargo del mundo. En la Tierra, gente imposible en posiciones de autoridad, con la que uno debe lidiar en su vida diaria, a éstos, se les ha llamado "pinches tiranos".

A su vez, existen algunas sub-categorías de "pinches tiranos", tal como lo expresa Don Juan en esta obra:

I. Tirano: fuente primaria de energía, gobernador del universo.

A.Pinches tiranos - Gobernantes tiranos o personas autoritarias las cuales mantienen el poder sobre la vida y la muerte de otros.

B. Pinches tiranitos - Torturadores que son miedosos e inflingen miseria, aunque no ostentan un poder real sobre la vida y la muerte.

1. Pequeños pinches tiranos - (cuatro tipos):

a. Torturadores que usan la violencia y la crueldad
b. Torturadores que inflingen tremenda aprensión
c. Los que oprimen con tristeza
d. Aquellos que atormentan haciendo enfurecer

2. Pinches tiranos insignificantes/pequeñitos: aquellos que sólo fustran, exasperan y molestan para distraer.

Mucha gente cae víctima de los "pinches tiranos" del mundo y son derrotados por éstos, significando una pérdida de energía vital. El Vidente Don Juan explicó a Castaneda que la tarea de los Guerreros era la de aprender a hacer frente a esos " con templanza y superar dichos tormentos. El tratar con estos "pinches tiranos" conlleva desarrollar las cualidades del guerrero: control, disciplina, paciencia y el refrenamiento. Mientras que ser derrotado significa actuar con ira, y potencialmente, entrar a formar parte del rango de las filas de los pinches tiranos.

Otra forma de abordar este tema sería desde la perspectiva de Mouravieff en Gnosis. E interesante también el conocimiento sustraído de las sesiones casiopeas sobre este inquietante asunto:

Top