La Ciencia del Espíritu
Mapa


Hearts

En los coros, los corazones se sincronizan

Un nuevo estudio demuestra que los coristas no sólo armonizan, sino que también sincronizan sus latidos de corazón mientras estan cantando.

Al igual que en algunos tipos de yoga, el canto baja nuestro ritmo cardiaco; esto significa que podría ser de beneficio para la salud del corazón. El hallazgo viene de la Academia Sahlgrenska en la Universidad de Goteburgo, quienes notaron que respirar lentamente al cantar tiene un efecto benéfico en el sistema cardiovascular y produce un efecto calmante.

Para su estudio, los investigadores observaron cómo el canto afecta la variabilidad del ritmo cardiaco en combinación con la respiración llamada "arritmia sinusal". Notaron, también, que el canto de mantras, por su ritmo lento y largo, es una buena manera de disminuir la presión arterial y por lo tanto el ritmo cardiaco. Así, los coristas se autorregulan cada vez que cantan, al igual que los que practican yoga o meditación. Sin duda una de las mejores vías de sanarnos a nosotros mismos o de prevenir enfermedades.
Bulb

Todos somos DJs de la información, pero: ¿cómo es que una idea se vuelve contagiosa?

Nuevos estudios de UCLA revelan que una región del cerebro detecta las ideas que tienen potencial de viralizarse y las que no.

Estamos programados a querer compartir información con otras personas. De eso no cabe ninguna duda. Pero lo que no está claro es cómo es que algunas ideas se filtran para llegar a millones de personas, y otras no. Pareciera que algunas personas le "dan al clavo" en cuestiones de información, como si tuvieran una fórmula infalible... Sin embargo, recientes investigaciones han demostrado que, mientras que la estrategia mercadóloga es muy importante a la hora de publicar una idea, digamos, en redes sociales, los impulsos cerebrales de quien la recibe participan a igual medida.

Psicólogos de UCLA se han avocado durante algún tiempo a identificar precisamente esto. Qué regiones del cerebro están asociadas con el esparcimiento exitoso de las ideas. Y han tomado, sobretodo, un paso significativo hacia responder las siguientes preguntas: "¿Cómo se esparcen las ideas?, ¿qué mensajes se volverán virales en las redes sociales? y ¿cómo predecir esto?
People 2

¿Qué es la Amnesia Disociativa?

La amnesia disociativa o el olvido de recuerdos traumáticos es un tema muy interesante. Realmente es un evento fascinante de nuestro cerebro, que aunque contraproducente a la larga parece poder tener una función protectora a corto plazo.

memory_loss
© Flickr
¿Qué es la amnesia disociativa?

La amnesia disociativa también conocida como amnesia psicógena o funcional es un trastorno disociativo de contenido mnésico, el sujeto es incapaz de recordar un suceso debido al alto estrés que la situación origina. Es el olvido de recuerdos traumáticos. Se produce amnesia parcial y selectiva. Hay que matizar que el recuerdo existe y se conserva (no se ha borrado permanentemente), la dificultad está en el acceso consciente y la recuperación del mismo.

Se le ha dado este nombre porque literalmente la persona se disocia (separa) de esa memoria desagradable que producen el malestar. Se separa del recuerdo y le es imposible recordar.

Comentario: La psicóloga norteamericana Martha Stout nos da una visión profunda e impactante acerca de la disociación, en su libro The Myth of Sanity (El mito de la cordura), el cual, como sugiere su nombre, nos pone al tanto de que, en realidad, la disociación es un fenónmeno más común de lo que se piensa y que no se limita solamente a personas que han vivido lo que llamaríamos como eventos traumáticos excesivos. A continuación compartimos algunos extractos de su libro:
"Todos hemos sido expuestos a algún tipo de trauma psicológico durante nuestras vidas, y más aún, la mayoría de nosotros desconocemos las nebulosas lagunas que quedan después de dicha experiencia traumática, ya que casi siempre la experimentamos sólo de modo indirecto. [...]"

***

"En situaciones traumáticas, la disociación nos permite separar el contenido emocional - aquella parte de "nosotros mismos" que siente- de nuestra consciencia presente. Al desconectarnos así de nuestros sentimientos, tenemos mayores posibilidades de sobrevivir a la situación traumática, de hacer lo que debemos y de sobrellevar un momento crítico en el cual, de lo contrario, nuestras emociones obstaculizarían el camino. La disociación permite que una persona observe el evento traumático casi como si fuera un espectador, y esa exclusión de la emoción fuera del pensamiento y de la acción - la perspectiva del espectador - bien puede ayudarnos a no sentirnos profundamente abrumados profundamente en el momento en cuestión.

Por lo general, nuestro modo de expresar una reacción disociativa moderada - después de un choque automovilístico, por ejemplo - sería decir "sentí como si estuviera observándome a mi mismo mientras me sucedía. Ni siquiera estaba asustado/a".

La disociación durante el trauma puede adoptar diversas formas; es una función de supervivencia. El problema surge más tarde, mucho después de que el acto haya acabado, puesto que la tendencia a desconectarnos de la realidad permanece intacta. Nuestros miedos del pasado nos entrenan a ser disociativos, a sentirnos seguros y tomar vacaciones psicológicas fuera de la realidad cuando ésta nos aterra o nos duele demasiado. Pero luego, esas vacaciones mentales pueden acecharnos en momentos en que no las necesitamos, o cuando no deseamos admitir su presencia ni reconocerlas. Sin razón aparente, huímos de nosotros mismos, del mismo modo en que se escabullen de sí mismos nuestros seres queridos, y estas ausencias psicológicas ocultas provocan caos en nuestras vidas y en nuestras relaciones interpersonales. [...]"

***

"Todos los seres humanos somos capaces de disociarnos psicológicamente. No obstante, casi todos lo ignoramos, y consideramos que los episodios "extracorporales" se hallan lejos de los límites de nuestra experiencia normal. La realidad es que las experiencias disociativas le suceden a todo el mundo, y en su mayor parte se trata de eventos bastante ordinarios."
Les invitamos a leer más fragmentos de este gran libro aquí.

Bulb

Las emociones negativas ayudan a detectar engaños

Vamos a introducirnos en una escena cinematográfica... Un chico algo enclenque y con gafas de pasta a lo "pequeño Woody Allen", inducido por sus compañeros de banda juvenil, se arma de valor y apresuradamente se lanza sobre lo que considera un preciado botín... el recipiente de golosinas de una confitería. Lo toma y, torpemente, lo esconde bajo la ropa. Sus compañeros ya se encuentran lejos, calle arriba, cuando el pobre aprendiz de delincuente siente cómo la mano del típico policía neoyorkino le agarra de la parte trasera del cuello de su camisa. Días más tarde, nuestro protagonista se encuentra ante el juez.

-¿Vas a decirme la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, pequeño?-le pregunta con un tono, para sorpresa del chico, animado.

El pequeño se ajusta las gafas sobre la nariz y mira al señor de la toga..."No parece mala gente"- se dice- "Sonríe...está de buen humor...uuhmm..."

-Claro que sí, voy a decir la verdad...¡Yo no he robado nada!

Bueno, nuestro "presunto" ladrón no es aún un maestro en su "arte", pero sí ha demostrado ser un psicólogo excepcional.

Al menos, así se deriva de los resultados de un estudio realizado por Joseph P. Forgas y Rebekah East (2008), publicado en el Journal of Experimental Social Psychology. Pero vayamos por partes. Forgas y East se plantean una interesante cuestión para abrir su investigación: ¿Influye el estado de ánimo de la gente en su tendencia a creer o dudar de otros, y en su habilidad para detectar un engaño? ¿Influye nuestro afecto en el grado en que somos crédulos o escépticos frente a lo que nos cuentan los demás? La hipótesis de los autores es que sí. Es decir, que mientras que el estado de ánimo positivo nos hace más propensos a no dudar de los demás, las emociones negativas - como la tristeza- nos inclinarían hacia un mayor nivel de escepticismo y sospecha. El punto de partida teórico se basa en algunos estudios que vinculan estados emocionales, sesgos cognitivos y emisión de juicios.
Handcuffs

The Matrix y la toma de conciencia.

Este artículo pretende hacer un análisis de la película The Matrix desde un punto de vista terapéutico. Como en la película, toda terapia se plantea con una toma de conciencia de la realidad, desde un despertar hacia un estado más consciente. Ser conscientes de aquello que nos está provocando sufrimiento, incluso ser conscientes de ese sufrimiento, nos permite liberarnos de los aspectos que nos bloquean y detienen hacia una vida más satisfactoria.
the matrix
En psicoterapia uno de los aspectos más importante en el proceso de curación de la persona es la toma de conciencia de los problemas que generan el mal estar por el que se acude a consulta. Este estado suele traducirse en ansiedad y/o depresión, dos síntomas que señalan a la persona que algo en su vida no está yendo bien, que carece de sentido o de lógica, incluso que le falta algo. Aunque la persona suele tener cierta idea de qué le ocurre, tardará un tiempo hasta llegar al momento en el que descubre lo que realmente le está dañando, cuando sale a la luz el problema. Es en este momento cuando el paciente toma conciencia de su propia realidad. A partir de ahí se podrá enfrentar a ella y actuar en consecuencia.
Phoenix

Mindfulness en el aula

© Desconocido
Algunos expertos en educación han alertado del riesgo de una formación escolar que favorece la adquisición de determinadas competencias técnicas y deja de lado el desarrollo de otras capacidades, como la creatividad y la curiosidad. En esta línea, Ken Robinson ha denunciado la pervivencia en nuestros días de un modelo educativo que puede llegar a "matar" la creatividad de los escolares, mientras que el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi en su obra Talented teenagers ha afirmado que "no podemos esperar que nuestros hijos lleguen a estar verdaderamente educados hasta que nos aseguremos de que los docentes no sólo proveen información, sino también suscitan la pasión por aprender" (Csikszentmihalyi et al. 1993, p.195). Junto a estas voces críticas, también existen algunas iniciativas novedosas encaminadas a solventar problemas educativos. Por ejemplo, el programa piloto Turnaround Arts, impulsado recientemente por Barack Obama, trata de favorecer el logro académico y la motivación en estudiantes estadounidenses pertenecientes a centros con bajo rendimiento, empleando para ello la educación artística como herramienta central.

La psicología positiva, cuyo objetivo central es el estudio científico de las fortalezas que contribuyen al desarrollo de individuos y comunidades, representa una perspectiva especialmente adecuada para el análisis de algunos de los retos que se plantean en la educación, así como para proponer alternativas de mejora. Partiendo de este enfoque, tanto en los diagnósticos como en las soluciones se habrían de considerar tres focos: las emociones de los niños, sus rasgos individuales y el contexto institucional en el que se desarrolla el aprendizaje. El objetivo no sería otro que el de "educar tanto la mente como el corazón", tal y como reza el motto de una campaña reciente; pero para ello se necesita un entorno que favorezca la curiosidad, el interés por conocer más, la autonomía, el descubrimiento, la experimentación, el desarrollo de emociones positivas y, de manera fundamental, el cuidado de la motivación de los escolares hacia el propio proceso de aprender.
Cards

La vida es religión II - El fin del mundo

Continúa de aquí

orden caos
© memoriesofayoungwriter.blogspot
Consideren la siguiente hipótesis: Nuestras ilusiones y mentiras añaden caos al mundo, al extremo de que estamos creando nuestro propio Apocalipsis por falta de objetividad. Por lo tanto, lo único que quizá pueda salvarnos de una catástrofe sea enfrentar y aceptar la verdad, aunque no nos guste.

La escritora Laura Knight-Jadczyk plantea lo siguiente:
Nuestro universo parece estar hecho de materia/energía y de conciencia.

La materia/energía por sí misma "prefiere", según parece, un estado caótico.

La materia/energía por sí misma ni siquiera tiene un concepto de "creación" u "organización". Es la conciencia la que da vida a estos conceptos y por su interacción con la materia empuja al universo hacia el caos y decae o hacia el orden y la creación.

Este fenómeno puede ser modelado matemáticamente y simulado en una computadora utilizando TCEA [Teoría Cuántica de Evento Aumentado - Event Enchanced Quantum Theory]. Si TCEA modela fielmene la interacción de la conciencia con la materia - no lo sabemos. Pero es muy probable que lo haga porque parece describir correctamente fenómenos físicos mejor que la mecánica cuántica ortodoxa o sus teorías rivales (mecánicas Bohmianas, GRW, etc.)
Dominoes

La vida es religión III - Arrogancia destructiva


Comentario: Como complemento a este artículo los invitamos a la lectura de:
Ponerología Política: Una Ciencia de La Naturaleza del pal ajustada a propósitos políticos


Continúa de aquí

psicopatas
© Facebook
Seguramente han escuchado aquí y allá esa creencia de los seguidores del New Age que afirma que los pensamientos tienen un efecto sobre el mundo que nos rodea. Dicen estos individuos que el optimismo, los pensamientos positivos y en general todas las ideas lindas y agradables transformarán nuestras vidas en el feliz cuento de hadas que siempre hemos querido. Salud, amor y dinero a nuestro alcance, según los tecno-gurus-empresariales de la Nueva Era. "Tú creas tu propia realidad", dicen. Y quizás es cierto que nuestros puntos de vista, decisiones y acciones moldean nuestras vidas, pero de un modo muy diferente a como lo sugieren los New Ages. Como comentábamos, la "fórmula", si es que se puede hablar de una, parece ser más bien la siguiente: Un observador objetivo tiende a traer orden al sistema; un observador subjetivo tiende a traer caos.
Gear

Aprendiendo de los estoicos

En la actualidad, la mayoría de las librerías que tienen una sección de psicología, se ubica un apartado para los manuales de "Autoayuda". Son escritos que nos proponen formas de afrontar la vida de una manera más positiva y en definitiva poder alcanzar aquello que el ser humano busca a lo largo de la vida, la felicidad: estado de plenitud y satisfacción en donde la persona se siente realizada. Estos manuales plantean a modo de pautas y consejos la forma de conseguir ese bien estar mental. Estando o no de acuerdo con el camino que nos proponen para llegar a la felicidad, es indudable que las personas necesitan en ciertos momentos orientación, consejo, guía o ayuda para poder avanzar hacia esa felicidad deseada. El modo de plantear estos libros de "Autoayuda" posibilita a las personas que se sienten incómodas cuando un extraño o alguien ajeno a su vida les aconseja sobre como orientarla, como es el caso de un terapeuta. Así pueden plantearse cambios en su vida con el fin de mejorar aquellos aspectos en los que siente tal necesidad, sin que nadie les diga directamente como hacerlo, sintiendo la propia persona que es ella misma quien decide. En definitiva para poder llegar a la felicidad, se tiene que realizar desde la libertad y el compromiso propio, método que algunas de las terapias psicológicas no tienen en cuenta.

Pero este tipo de manuales no han inventado ni descubierto nada nuevo. Los escritos en donde se refleja formas de afrontar la vida para llegar a conseguir esa felicidad anhelada, son tan antiguos como la humanidad misma. Siempre han existido autores que exponían sus ideas de cómo llevar una vida lo más coherente posible. La filosofía y la religión se han nutrido de esos escritos, en las diferentes culturas. En la filosofía occidental son bien conocidos libros como "El arte de saber vivir" de Schopenhauer o el manual maquiavélico "Oráculo manual y el Arte de la Prudencia" de Baltasar Gracián. Pero son quizá los escritos dejados por los filósofos estoicos los que más nos pueden acercar a un manual honesto y real de autoayuda. De ellos se han nutrido después numerosos autores/as, pensadore/as o psicólogos/as, como es el caso de la terapia racional emotiva de Albert Ellis en donde se intenta descubrir las creencias irreales de la persona y plantearle o mostrarle formas de concebir la vida más ajustada a la realidad. A este respecto se parte de la idea fundamental planteada por Epicteto (53-125 d.C), un filósofo griego estoico, que fue esclavo en Roma, el cual afirmó que : "No son los hechos, sino lo que pensamos sobre los hechos, lo que nos perturba".
Bell

Indemnizan al hombre que perdió la memoria tras una liposucción

liposucción
© Desconocido
Un juzgado español (Palma de Mallorca) dictó sentencia contra un anestesista y un médico que realizaron una liposucción en el abdomen de un hombre. La operación le ha dejado al sujeto graves secuelas mentales como pérdida de memoria y aumento de agresividad, por lo que se ha dictaminado su incapacidad absoluta para desarrollar cualquier tipo de trabajo. Ahora el seguro indemnizara al paciente con 160 mil euros (unos 2 millones 800 mil pesos mexicanos).

Los hechos ocurrieron el 31 de enero de 2006. El afectado tenía entonces 38 años, ya era padre de dos hijos y se ganaba la vida como vendedor en una empresa de climatizaciones. A los 90 minutos de comenzada la trágica cirugía, el paciente sufrió un paro respiratorio. También padeció dos episodios de fibrilación ventricular, que se superaron con dos desfibrilaciones que le ocasionaron al paciente quemaduras en manos y pies.
Top