Abejas híbridas
© Sean Gallup/Getty Images
Abejas en un panal.
Un enjambre de abejas en el Municipio de la Pradera, en Colombia atacó en el estadio de la localidad a centenares de personas, en especial niños que estaban recibiendo regalos durante una fiesta pública.

El evento se suspendió y los bomberos indicaron que 19 de 30 personas, en su mayoría niños debieron ser llevadas al hospital y otras 11 fueron dadas de alta.

Expertos apicultores vestidos en trajes especiales debieron ingresar al lugar y apaciguarlas con humo.

La policía informó que se trataba de 'abejas resistentes' pertenecientes a dos panales que se instalaron en las inmediaciones, y que se alborotaron por el ruido de parlantes y bullicio de los niños.

Casos de ataques por abejas están sucediendo de continuo. Desde Ecuador, un hombre de 95 años de edad murió al ser atacado por un enjambre en la comunidad indígena de Cunduana, en Riobamba, y los moradores reaccionaron quemando los panales que hay en el sector, informó Ecuavisa el 19 de diciembre.

Los habitantes del sector informaron que ésta no es la primera vez. Por ello, esta vez decidieron quemar a los insectos.

En tanto desde México, el mismo día, la hija del señor Castillo Rodríguez, de 78 años de edad, explica a los medios de prensa que su padre salió como todos los días a trabajar a su parcela, ubicada en las cercanías del Panteón Municipal de Nueva Italia, en el municipio de Mujica y fue atacado por las abejas. Fue auxiliado por sus propios parientes, sin embargo falleció horas después.

Impacto de las abejas africanizadas

Las abejas africanizadas, también llamadas "abejas asesinas" o híbridas, por sus violentos ataques, son híbridos de la abeja de la miel de África, A. m. scutellata, con varias abejas de miel europeas, como la abeja italiana A. m. ligustica y A. m. iberiensis.

"Estas abejas son mucho más agresivas que la subespecie europea. De enjambres pequeños son capaces de hacerse cargo de las colmenas de miel europea por la invasión de la colmena y se establecen con su propia reina después de matar a la reina europea", informa un reporte de Agronomía para todos.

Las abejas de miel africanizadas llegaron a América por descendencia directa de 26 abejas reinas de Tanzania (A. m. scutellata) con el propósito de incrementar la cosecha de miel en Brasil, y se introdujeron en 1957, cerca de São Paulo.

"Accidentalmente, estas abejas escaparon gracias a un grupo de brasileños que estaban en el lugar de fumigación y le abrieron la jaula a la abeja reina", señala el reporte de agronomía.

Según previos testimonios, se trataría ya de abejas híbridas creadas en el laboratorio con el propósito de aumentar la productividad.

"La reina escapó y se hibridó con las abejas melíferas naturalizadas de Brasil y Sudamérica en general. A partir de ese momento, se expandieron por todo el continente de manera constante. Avanzaron entre 150 y 300 kilómetros por año, llegando a América central, México, y luego a los Estados Unidos, a los estados de Florida, Texas, Arizona y California", señala el informe.

A medida que la abeja africanizada migra hacia el norte, las colonias se cruzan con abejas europeas. En un informe de 2001 las abejas no africanas se encontraban aún solo en partes del sur de Sudamérica o el norte de América del Norte.

Para algunos las agresivas abejas se convirtieron en la preferida para la apicultura en América Central. Sin embargo, a pesar de ser más resistentes, tiende a conservar determinados rasgos de comportamiento y tienden a huir fácilmente por falta de alimentos.