© nasa.gov
Un grupo de astrónomos estadounidenses ha hallado en la constelación de la Osa Mayor una galaxia donde las estrellas no han aparecido.

Los científicos ya habían descubierto antes nubes gaseosas sin estrellas, pero siempre las asociaron con irrupciones de materia de galaxias grandes. Sin embargo. este caso es totalmente diferente, ya que esta nube o galaxia no está conectada con otras. "Es probable que se trate del primer 'embrión' de galaxia que conocemos", comenta Christopher Mihos, jefe del grupo de astrónomos de la Universidad de Case en Cleveland, EE.UU., en un informe publicado en 'Astrophysical Journal'.

El grupo de Mihos hizo su descubrimiento mientras estudiaba las fotos de las afueras de la galaxia M101, conocida como 'El Molinete'. La galaxia, que se encuentra cerca de la Vía Láctea, es un objeto especialmente atractivo para las observaciones, pero los investigadores estudiaban en ese momento sus 'satélites', es decir, galaxias pequeñas que son difíciles de captar por su pequeño tamaño y baja luminosidad. Los investigadores descubrieron dos galaxias enanas que nombraron Skipper y Gilligan, en homenaje a dos personajes de una comedia estadounidense popular en los años 1960.

Al analizar la radioemisión de ambas galaxias para definir su edad y la cantidad de estrellas, el grupo de Mihos descubrió en Skipper unas cuantas estrellas, pero ni una pista de ellas en Gilligan. Dado que allí se encuentra una gran cantidad de hidrógeno neutro, podría tratarse de una protogalaxia donde los soles aún no han aparecido, según creen los investigadores.