La Torre de Sant Josep1
© Información
Vista del estado actual de la bóveda de la torre y las excavaciones al norte del monumento.
España. La torre de Sant Josep de La Vila Joiosa, la mayor tumba romana en forma de torre que se conserva en Hispania, sigue desvelando sus misterios. Las excavaciones del Proyecto Villajoyosa Romana, desarrolladas durante varias semanas por la Concejalía de Patrimonio Histórico y por la Universidad de Alicante, bajo dirección de Diego Ruiz (Vilamuseu) y los catedráticos Lorenzo Abad y Sonia Gutiérrez, han permitido sacar a la luz una extensión de 100 metros cuadrados junto a la cara norte del monumento.

En ellas han aparecido restos de una casa del s. XVIII construida sobre otra del s. XVI, siglo en el que sabemos por el cronista Gaspar Escolano que se desmontó el tercio superior. Sin embargo, muchos sillares se dejaron en los alrededores. En la explanada del antiguo Camping ya se veía una docena, y desde el comienzo del proyecto en 2008, su número se ha duplicado hasta 23. En los últimos trabajos han aparecido nuevos fragmentos de cornisa y molduras de un pedestal de grandes dimensiones reaprovechados en muros del s. XVIII, e incluso un posible fragmento del pyramidium. Si se confirma en enero, éste será un hallazgo muy importante.

La Torre de Sant Josep2
© wikimedia.org
El "pyramidium" es el remate superior que solían tener estar torres funerarias, en forma de pirámide, que era símbolo de ascensión al más allá no sólo para los egipcios, sino también para la cultura romana. Desde hace muchos años ha habido una disputa científica sobre si la torre estuvo o no cubierta por una pirámide de piedra, hipótesis que plantearon los catedráticos Abad y Bendala. Los monumentos similares normalmente la tienen, pero en la nuestra no se conservaba una sola pieza que lo demostrase. De aparecer una sola, se podría confirmar la altura que tuvo y su forma.

Las excavaciones continuarán a comienzos de 2013 para desvelar incógnitas sobre el sillar (para ver si es parte del pyramidium), sobre una antigua noria, y sobre los restos que puedan aparecer en las tumbas que hay bajo los suelos de la casa del siglo XVIII que se levantó junto a la torre.