Fuego en el Cielo
Mapa


Fireball 4

(Video) Un meteorito iluminó el cielo mapochino en el centro de ese país

© Desconocido
Santiago de Chile
- Un meteorito sorprendió a varios madrugadores que observaron el fenómeno en el cielo y que pudo ser visto en las regiones de Valparaíso, O'Higgins, Maule, Biobío y Metropolitana.

Aunque el hecho duró varios segundos, tanto la Dirección Meteorológica de Chile como los radares de la Aeronáutica Civil no lograron detectar nada.

Sin embargo, el astrofotógrafo del observatorio del Cerro Tololo, Arturo Gómez, confirmó a radio Biobío que el fenómeno se trata, en principio, de un meteorito que se desintegró al ingresar a la atmósfera.
Comet 2

Bola de fuego cae desde el cielo en México

Una imagen recorre el mundo. Comenzó como una fotografía compartido por Twitter para luego viralizarse como sólo en la web puede ocurrir. En ella, puede observarse un atardecer en México y una bola de fuego cayendo desde el cielo.

Fueron muchos los vecinos de Acapulco y zonas aledañas que aseguraron haber visto "un ovni o meteorito" en el cielo, cerca del anochecer.
Meteor

Meteorito visible surca cielo sobre costa este de Estados Unidos

© desconocido

Un meteorito surcó el cielo de la costa Este estadounidense al anochecer del pasado viernes y fue visible hasta en Canadá, confirmó hoy la Sociedad Americana de Meteoritos (SAM).

Según reportaron más de 400 ciudadanos en la página web de la SAM y en las redes sociales, el objeto luminoso fue visto en Maniatan, en 13 estados de este país y desde dos provincias canadienses.

"Ocurrió en un buen momento, cuando mucha gente estaba fuera. Era como una estrella fugaz muy grande, lo que nosotros llamamos una bola de fuego", explicó Robert Lunsford, coordinador de avistamientos y miembro de la SAM.
Fireball

Un meteorito ilumina el cielo durante la noche en Norteamérica

Traducido por Pablo Rodero

NUEVA YORK, EEUU (Reuters) - Un meteorito suficientemente brillante para ser clasificado como "bola de fuego" iluminó el cielo del este de Estados Unidos y Canadá durante la noche del viernes, proporcionando una vista espectacular, según dijo la Sociedad Estadounidense de Meteoros.

La sociedad verificó más de 300 avistamientos desde Ontario y Quebec, en Canadá, hasta el sur de Estados Unidos, y se están revisando otros 100 más, según dijo Mike Hankey, un observador de la Sociedad Estadounidense de Meteoros.

"Esta ha sido la bola de fuego más clara vista en una gran parte del este de Estados Unidos", según dijo Robert Lunsford, coordinador de la sociedad.

Comentario: "¡A despertar!

Un libro recientemente publicado por Sott.net llamado "Comets and the Horns of Moses" (Cometas y los cuernos de Moisés) hace un gran trabajo de explicar la historia de los cometas y asteroides y su interacción con nuestro planeta. El libro también proporciona pruebas de que los grandes eventos de impacto nos son de ninguna manera "raros" en la historia humana.

Este libro es una "lectura obligada" para aquellos que quieren ponerse al día sobre este tema cada vez más importante. Tu vida, o la vida de un ser querido, podría depender de ello!

Comet

La roca espacial que exterminó a los dinosaurios podría ser un cometa

© NASA/JPL-CALTECH/NOAO/GEMINI
La roca espacial que impactó contra la tierra hace 65 millones de años y que, seguramente, estuvo implicada en la desaparición de los dinosaurios era probablemente un cometa especialmente veloz, según se ha apuntado esta semana en la 44ª Conferencia de Ciencia Lunar y Planetaria celebrada en The Woodlans, en el estado americano de Texas, según informa la BBC.

Por el contrario, muchos científicos consideran que el culpable de la extinción de esta especie fue un gran asteroide que viajaba por el espacio a una velocidad relativamente baja.

En este sentido, el científico Jason Moore, de la facultad de Darmouth en New Hampshire ha explicado los resultados de una investigación llevada a cabo al respecto "cuyo objetivo último era caracterizar del mejor modo posible el impacto, que produjo un cráter en la península del Yucatán (México)".
Fireball

Meteoritos se relacionan con lluvia roja, amarilla, azul y negra en Sri Lanka


Comentario: cada minuto que pasa se hace más necesario comprender qué está ocurriendo. Como desde SOTT hemos expuesto repetidas veces hay fuerte evidencia que vincula el paso de cuerpos celestes por los cielos de nuestro planeta con el advenimiento de pestes y enfermedades. Hoy ya no hay dudas que las rocas espaciales transportan microorganismos y material orgánico. Parte de este material son agentes patógenos para los que nuestro sistema inmune no está preparado.

Sugerimos al lector estar atento a la aparición de epidemias y enfermedades nuevas. También sugerimos la lectura de los siguientes artículos:

Nueva luz sobre la Peste Negra: La conexión cósmica
El Peligro de las Bolas de Fuego y los Cometas para la Civilización
Tiro al Pavo Cósmico
Guerras, Pestes y Brujas
Treinta años de cultos y cometas
Tunguska, los Cuernos de la Luna y la Evolución
Meteoritos, asteroides y cometas: daños, desastres, heridas, muertes y encuentros muy cercanos
Tunguska, psicopatía y la sexta extinción


Estudios realizados en Sri Lanka identificaron una variedad de microorganismos pigmentados en las lluvias de color rojo, amarillo, verde, azul y negra, caídas en diciembre de 2012 y enero de 2013, y un análisis los relaciona a los meteoritos impactados en fechas similares, informó a La Gran Época el Dr. Anil Samaranayake, del Instituto Médico de Investigaciones de Colombo.

Meteoritos lluvia roja1
© instituto de Ciencias de Colombo
Meteoritos se relacionan con lluvia roja, amarilla, azul y negra en Sri Lanka.
"Similares microorganismos, además de diatomeas fueron identificados en meteoritos que impactaron durante el mismo período", señala el reporte del Dr. Samaranayake y otros investigadores.

"Estos microorganismos probablemente sirvieron como núcleos para la condensación de gotas de lluvia", explicó.
Fireball 5

La NASA confirma el paso de un meteorito sobre el cielo de EE.UU.

El extraño destello en el cielo que ha sido avistado la pasada noche por los ciudadanos de la costa este de EE.UU. fue la caída de "un meteorito", según confirmó la NASA.


Bill Cooke, de la Oficina de Medio Ambiente sobre Meteoritos de la NASA, dijo que "parece ser una bola de fuego que se movía aproximadamente hacia el sureste".

"A juzgar por la intensidad, se trata de algo tan brillante como la luna llena", señaló Cooke.

"La cosa es, probablemente, de una vara [0,9 metros] de ancho. Básicamente hemos [visto] entrar una roca en la atmósfera sobre el noreste", añadió.

Asimismo, señaló que el meteorito fue ampliamente visto, con más de 350 informes solamente en la página web de la Sociedad Americana de Meteoritos.
Meteor

El meteorito de Cheliábinsk deja huella: hallan un cráter en el fondo de un lago

© RIA Novosti
Los miembros del Instituto de Magnetismo Terrestre ruso encontraron en el fondo del lago Chebarkul un cráter que supuestamente se formó por la caída de un fragmento de gran tamaño del meteorito de Cheliábinsk, según el científico Alexéi Popov

Los cientificos realizaron un escaneo especial del lago por medio de un GPR, un radar de banda ancha que puede registrar lo que hay a una profundidad de varios cientos de metros. Según informa la agencia de noticias rusa RIA Novosti, el sondeo permitió obtener unos 36 perfiles (imágenes de la sección transversal) del lago.

"En los perfiles cruzados podemos ver la disminución del nivel del terreno y la perturbación de la estructura del hielo. Una reconstrucción tridimensional del lago muestra en su fondo un cráter de una profundidad de unos tres metros que esta probablemente relacionado con la caída de un fragmento grande del meteorito", dijo Papov.
Fireball 4

¡Gracias NASA por tus sabios consejos!


Comentario: la inteligencia de nuestra "venerada" ciencia moderna puesta al servicio de la humanidd puede verse con claridad en este artículo, en donde renglón tras renglón se hace manifiesto el discurso ignorante de una ciencia corrupta que niega sistemáticamente lo evidente.

En ocaciones voces de científicos comprometidos con la verdad, afónicas de tanto gritar en vano, han sacado a la luz un hecho que a la vista de cualquiera resulta aterrador: los encuentros de nuestro planeta con rocas espaciales son mucho más frecuentes de lo que creemos y son parte permanente de la historia de la humanidad.

Laura Knight-Jadczyk hace un extraordinario trabajo conectando los puntos y haciendo visible un hecho singular que requiere de toda nuestra atención: catástrofes planetarias ocurren cíclicamente y están profundamente relacionadas con el desarrollo de la humanidad.

Invitamos a los lectores a recorrer la serie completa de artículos titulada "Comentas y Catástrofes" publicada aquí mismo.


El administrador de la NASA, Charles Bolden, tiene una recomendación sobre cómo manejar una emergencia como un enorme asteroide que se dirija hacia la ciudad de Nueva York: Recen.

© Desconocido
Eso es todo lo que Estados Unidos -o cualquier otro país- podría hacer en este momento sobre asteroides y meteoritos desconocidos que podrían viajar en rumbo de colisión con la Tierra, dijo el martes Bolden en una audiencia ante legisladores del Comité de Ciencias de la Cámara de Representantes.

Un asteroide que se estima habría tenido 17 metros de diámetro estalló el 15 de febrero sobre Cheliábinsk, Rusia, generando ondas de choque que rompieron ventanas y dañaron edificios. Más de 1.500 personas resultaron heridas.

Posteriormente ese día, un asteroide más grande y no relacionado, que había sido descubierto el año previo, pasó a unos 27.681 kilómetros de la Tierra, más cerca que los satélites de televisión y el clima que orbitan el planeta.

Los eventos "sirven como evidencia de que vivimos en un sistema solar activo con objetos potencialmente peligrosos que pasan por nuestro vecindario con sorprendente frecuencia", dijo el representante Eddie Bernice Johnson, un demócrata de Texas.
Solar Flares

Gran tormenta solar dejaría a oscuras el planeta

© NASA
Una situación similar ocurrió hace más de 150 años.

Cambios magnéticos en la superficie del Sol, provocados por manchas solares, podrían extenderse hasta la Tierra, lo que causaría fallos en los sistemas de rutas de tráfico aéreo, semáforos, señalizaciones, entre otras estructuras electrónicas.

Un pico de gran actividad solar en otoño del presente año daría paso a la formación de dichas manchas, incrementando el riesgo de fuertes tormentas de sol que llegarían hasta el "planeta azul". Una eyección solar de esta magnitud se presentó en 1859 y es altamente probable que se repita, señalaron expertos.

El físico del Centro de Meteorología Espacial de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos, Douglas Biesecker, dijo que es casi seguro que este fenómeno se presente este año, informó el portal de internet RT, citado por Notimex.
Top