© Lozano
Médica y monja benedictina. Esta religiosa del monasterio de San Benet (Montserrat) que se hizo famosa por sus críticas a la vacuna de la gripe A ha alertado sobre los riesgos de la vacuna del papiloma que en septiembre causó la muerte de una niña en Gijón.

Javier Neira Valencia ¿Por qué es contraria a la vacuna del papiloma??
No está fundamentada, es sólo experimental. Es prematuro y peligroso introducirla en el calendario vacunal. Los padres no deben poner en peligro a sus hijas con la vacuna del papiloma.

¿En qué se basa?
He hecho un vídeo donde lo explico. Cito a unos autores de Canadá, de la University of British Columbia, que hace unas semanas demostraron la relación causal entre la vacuna del papiloma y la muerte de niñas sanas.

Explíquelo.
El 70 % de los cánceres de útero están provocados por virus del papiloma del tipo 16 y 18. Es así en la mayoría de los países del mundo. Pero en España, no. Somos originales. Sólo suponen el 56 %. Se ha visto que la vacuna es plenamente eficaz frente a los virus 16 y 18 ¿previene entonces al menos en el 56 % de los casos? Pues no, una cosa es la lógica y otra la biología. El resto está formado por otros ocho tipos virales. Si eliminas el 16 y el 18 con la vacuna ese nicho ecológico lo ocupa el resto, los otros ocho tipos de virus.

Aun así...
Ese cáncer tarda de 20 a 40 años en desarrollarse, de manera que hasta 2026 no sabremos si la vacuna previene al menos un solo caso de cáncer. En todo caso, se prevendría menos del 41 %, menos de la mitad de los potenciales. Eso en cuanto a eficacia, porque en cuanto a la seguridad...

¿Es peor aun?
Se supone que previene a unas niñas de 13 años para cuando tengan más de 50 años. En el registro de vacunas de Norteamérica se ha visto que el 60 % de los efectos adversos de vacunas se refiere a las dos del papiloma. Y hay más de 35 vacunas. Les debería corresponder un 2 % de efectos adversos, pero no, se trata de un 60 %, de ahí la alarma. Y de ese 60 %, el 64 % sufre parálisis e incluso invalidez permanente. El 82 % de las muertes por vacunas corresponde a las dos del papiloma, según datos oficiales de EEUU. En literatura médica datos así se multiplican siempre por diez porque los registros son voluntarios. Así que si las cifras reales, 400 casos de invalidez permanente y 37 muertes, habría que multiplicarlas por diez.

¿En qué se basa la denuncia?
Hace pocas semanas los canadienses descubrieron la causa del problema. Dos niñas de 14 y 19 años, sanas, fueron vacunadas y murieron por una inflamación cerebral sin causa. Para explicarlo establecieron un nuevo test y descubrieron en el tejido inflamado anticuerpos de la vacuna. Fueron víctimas de una vasculitis cerebral autoinmune. Encontraron anticuerpos del tipo 16 con profusión. Es una clara relación causal.

¿Cual es el mecanismo?
Con la vacuna se introduce un antígeno en el cuerpo. No es una infección real y el cuerpo no le hace mucho caso. Por eso se introduce, asimismo un irritante, para que el sistema inmunitario se tome en serio la invasión. Ese irritante está formado por sales de aluminio. Así se logra crear diez veces más anticuerpos de lo normal. Como el aluminio es neurotóxico, actúa en el cerebro, de manera que los vasos sanguíneos se hacen más permeables. Las niñas tuvieron edemas, hemorragias, lesiones cerebrales y murieron. El aluminio se utiliza desde hace 90 años en las vacunas, así que volvieron a investigar. Repasaron las pruebas y descubrieron una irregularidad gravísima.

¿Cuál?
Las pruebas siempre se hacen a doble ciego. A un grupo se lo vacuna y al otro se le da un placebo. Vieron inicialmente que los efectos secundarios eran los mismos en los dos grupos.No había problema. Pero se acaba de descubrir que al grupo control no se le inyectaba agua, sino aluminio. O sea, era un seudoplacebo.

¿Entonces?
Vamos a ver: Laboratorios Merck fabrica Gardasil, la vacuna del papiloma que se pone en España. Pues bien, en 1999 Merck llevó al mercado un antiinflamatorio llamado Vioxx y sólo cinco años después lo tuvo que retirar porque había producido más de 30.000 infartos de miocardio y cerebrales. En EEUU los condenaron a una multa multimillonaria porque se demostró que lo sabían. En los estudios previos vieron que había infartos y lo ocultaron. Por eso mi estudio se titula "Los crímenes de las grandes compañías farmacéuticas".De 2000 a 2003 las grandes compañías farmacéuticas han sido condenadas por los tribunales penales. La multa de Merck fue enorme, pero menor de lo que ganó con ese medicamento. Eso no puede ser. La condena fue en 2007 y estamos en 2012 con nuevas sospechas.

Mal lo pinta.
Peor aún. El aluminio es neurotóxico y puede producir lesiones parecidas a las del Alzhéimer. Empiezan a vacunar a la gente contra la gripe con 65 años con una vacuna que contiene aluminio. Así, año tras año, vacuna tras vacuna. Y cuando llega a los 75 años, ¡ay!, resulta que el abuelo tiene Alzhéimer. Es que ha sido intoxicado durante diez años, ésa es la cuestión.